banner WIR

Entrevista a Viva Belgrado: Honestidad brutal

Por Ignacio Sánchez 1

Entrevista a Viva Belgrado

Es curioso como el nombre de un grupo te puede llamar la atención para buscar su música y conectar. Eso me ocurrió al dar con ellos, no sé cómo, cuando me puse a escuchar a través de Bandcamp su Flores, carne. Me quedé a cuadros. ¿Un grupo así en Córdoba? Flipaba. Ha pasado algo más de un año desde aquella primera toma de contacto y tras poder verlos por primera vez la pasada primavera junto a Toundra en el Palacio de Deportes de Madrid, me encuentro sentado delante de ellos con una ristra de preguntas y dudas apenas 24 horas antes de que echen abajo la Moby Dick con un concierto brutal. Acostumbrado a pillar a los grupos a base de mails, esta entrevista a Viva Belgrado es cara a cara, rodeado de cervezas y aceitunas. Una estupenda oportunidad para ver como estos cuatro chavales se han cascado uno de los mejores disco del 2016: Ulises, el cual ha supuesto su salto al sello Aloud Music.

Un trago largo a la cerveza. Entra la sonido en el micro y le damos a grabar.

¿Cómo veis la recepción que está teniendo Ulises por parte del público?

Cándido: Pues creo que bastante mejor de lo que esperábamos. Hemos notado que ha crecido el público en nuestros conciertos, no sabemos si a raíz de la publicación del disco o por todo el trabajo previo que habíamos hecho con Flores, carne, porque llevamos dos años dando muchos conciertos. Puede que sea un poco de las dos cosas. Creo también que Aloud tiene parte de la culpa de que el disco haya llegado a más gente.

Flores, carne salió en el 2014. ¿Cuándo empezó el proceso creativo de Ulises?

Cándido: Bueno, la verdad es que estamos dando ideas constantemente, pero creo que fue a partir del verano de 2015, pero sobre todo en otoño e invierno, a finales de 2015 y principio de 2016 cuando hicimos el grueso del disco a nivel compositivo en Córdoba.

Comparando Flores, carne con Ulises noto que hay menos parte screamo a nivel vocal en el nuevo. ¿Ha sido algo buscado o salió así?

Cándido: Bueno, nos interesaba aporta algo nuevo, mostrar un nuevo registro y experimentar con él, y por otro lado creo que lo que teníamos que contar nos interesaba más decirlo de esa forma (sin tanto screamo). Nos parecía más interesante hacer más hincapié en las partes recitadas, y lo que hemos hecho que no hacíamos tanto en Flores, carne es darle un enfoque más rítmico a esas partes habladas. Al final creo que el conjunto del disco está bastante compensado. Si hay once temas, creo que cinco tienen gritos y seis no, porque uno es instrumental.

La temática de las canciones parece tener un hilo que son los viajes o vivencias en ciudades, o eso aparenta entre títulos de canciones, letras de temas… Pasaportes, aeropuertos, Barcelona…

Cándido: La verdad es que nosotros siempre decimos que no nos gusta escribir sobre lo que no conocemos o lo que no hemos experimentado de primera mano, entonces, durante los dos últimos años hemos estado girando mucho y es una consecuencia lógica que este nuevo disco reflejara todo eso, por eso se habla de ciudades, del tránsito y de encontrar comodidad en ese tránsito.

Ulises supone vuestro debut con Aloud Music. ¿Cómo fue el encuentro? ¿Quién dio el primer paso?

Álvaro: Ya desde Flores, carne, cuando estábamos en el estudio, contactamos vía email con ellos para ver si se pasaban a escuchar el disco mientras lo grabábamos, pero como Sergio estaba “de gira”, no nos respondió en aquel entonces. Luego Sergio vino a vernos cuando tocamos en El Casal, en Roquetas…
Cándido: Luego nos invitaron al AMFest.
Álvaro: Sí, nos invitaron al festi y nos dijeron que teníamos que estar en contacto porque había un interés mutuo por trabajar juntos.

Vuestra filosofía de dejar los discos de manera gratuita en Bandcamp casa bastante con la de Aloud.

Álvaro: Sí bueno, la verdad es que si nos decantamos por Aloud como opción fue por cómo trabajaban ellos, por su filosofía. Lo que siempre decimos que es que si no hubiera sido con ellos, Ulises lo habríamos sacado con la autogestión y en solitario. En cuanto a lo de sacar los discos en descarga gratuita yo creo que va un poco por la manera en la que nosotros hemos escuchado la música. Como todos escuchas la música de manera gratuita, te la acabas descargando de un sitio o de otro si lo quieres tener directamente en el móvil, y si no pues en Bandcamp o YouTube puedes escuchar la música. Entonces yo creo que es una manera honesta de consumir la música o de dejar que los demás hagan con nuestra música lo que a nosotros nos gusta hacer con la de los demás. Luego diferente es si te gusta la música y quieres apoyar a la banda: vas a sus conciertos, te compras una camiseta, el vinilo o el CD, o incluso haces donativos, que muchas veces es una buena manera de apoyar a un grupo, es decir, escuchas su música, te descargas el disco y haces un donativo y premias el esfuerzo. Yo creo que no hay que obligar a alguien a pagar porque luego al fin y al cabo hay mil rincones en internet donde vas a conseguirla sin pagar.

Lo que sí que habéis hecho en este disco es repetir con Santi García como productor. ¿Qué os da él?

Cándido: Grupos que tenemos como referente Daïtro o Toundra habían grabado con Santi y él había tenido un peso muy importante en su sonido. Entonces, para nosotros grabar con él era como un sueño. Acabamos muy contentos con el resultado del primer disco y varias personas nos dijeron que Santi tendía a implicarse más en las grabaciones cuando el grupo volvía y cogía confianza. Por eso pensamos que sería buena idea volver a grabar con él, además que tampoco teníamos una opción que nos apeteciera probar dentro del presupuesto que nosotros manejamos y lo que podemos hacer dentro del estado. La verdad es que hemos acabado muy contentos y si tuviera que elegir ahora mismo de nuevo volvería con Santi sin pensarlo.

Retrocedemos hasta vuestro orígenes. ¿Cómo fue el origen del grupo? ¿Cómo os conocisteis? Me llama la atención que vengáis de una ciudad “tan poco rockera” como Córdoba.

Ángel: Hombre, Córdoba poco rockera no es. Tiene grandes referentes como Medina Azahara y muchas bandas más a nivel local, pero del estilo en el que nos movemos nosotros la verdad es que no. Ha habido algunos despuntes pero ninguno relacionado a lo que hacemos nosotros. Y en lo referente a cómo decidimos juntarnos, pues ellos dos (Cándido y Pedro) comenzaron pasándose ideas y demás, y poco a poco nos fuimos metiendo en el estilo, de manera muy natural. Todos los pasos que hemos ido dando han sido muy naturales pero eso sí, ajenos a nuestro entorno.

Pero posiblemente sí que tendréis más seguidores fuera de vuestra ciudad que en ella, o me equivoco.

Cándido: Pues no sé si tiene que ver con el número de personas que viven en la ciudad, pero…
Álvaro: Pero, no.
Cándido: No sé, es que lo que nosotros hacemos pertenece a un estilo muy minoritario, muy de nicho y que está muy vinculado a una escena muy determinada de punk, del hardcore, del Do It Yourself, la autogestión… Y quizás estas son unas tendencias que no han llegado a Córdoba, o si han llegado ha sido de una forma muy residual y no se ha asentado, creo.

A bote pronto de Córdoba solo se me viene a la cabeza un grupo que se separó pero no tiene nada que ver con vuestro rollo: Limousine. ¿Los conocéis?

Cándido: Sí. La verdad es que hubo una hornada de grupos más poperos como Flow, Deneuve, Limousine, Laura Palmer, Los Alimentos… aunque estos últimos creo que llegaron un poco después. Los Goblins, que hacían punk-rock hardcore, pero esos eran más noventeros. También Medina Azahara, Estirpe… Jazzpacho, que igual son más conocidos dentro de un ámbito más jazzero… La cantante de Fuel Fandango es de Córdoba, Gata Cattana, que es una rapera de un pueblo de Córdoba y lo está petando bastante. Grajo han salido hace poco y hacen una especie de doom postrockero.
Álvaro: Yo creo que todos estos grupos han hecho lo que hemos hecho nosotros, salir de Córdoba porque, y quizás me mojo más de la cuenta, creo que no hay costumbre de escuchar música en Córdoba. Yo he escuchado a muchos músicos decir “es que aquí no hay apuesta por la música y tal” pero luego solo van al concierto donde tocan, si no no van. Yo por ejemplo si un grupo o estilo no me gusta no voy a ir por decir soy uno más, pero hay bares que se arriesgan en traer cosas independientes y te digo yo que el 95% de las personas que ven el cartel del conciertos no se paran a escuchar a ver qué hace ese grupo, que igual le encantaría pero como no se ha tomado cinco minutos en investigar qué música hace el grupo que va a su ciudad pues… No sé, parece que no hay interés… Igual también porque no hay apoyo ni apuesta por la cultura.

fueled-by-salmorejoHe leído por ahí que tenéis una especia de sello/promotora que se llama Fueled by salmorejo. ¿Cómo va eso? ¿Sigue con vida?

Cándido: Bueno, muere y resucita según nos interesa. Es una especia de sello o firma que nos inventamos para los conciertos que montábamos nosotros en Córdoba, cuando montábamos conciertos, porque ahora como estamos casi todos los fines de semana fuera tocando la verdad es que llevamos un tiempecillo sin montar nada. La verdad que fue algo que hicimos con muy buenas intenciones ya que un porcentaje del beneficio, si es que lo había, lo destinábamos a un santuario de animales, pero la verdad es que fue muriendo poco a poco porque como no pasamos tanto tiempo en Córdoba como para montar eventos.

Decís en “Apaga la llum” que “Córdoba seguirá siendo mi hogar”. ¿No tenéis pensado salir de Córdoba?

Cándido: (se ríe) Estamos deseando salir de ahí, pero tu hogar es tu hogar, y la ciudad donde naces, creces y te tiras casi un tercio de tu vida, aunque acabes residiendo en otro sitio, sigue siendo tu hogar. En el momento en el que escribía esa letra lo sentía así y me parecía correcto.

Ahora con todo el jaleo que tenéis más conciertos y no paráis, ¿se os hace más difícil compaginar vuestra vida personal con la actividad del grupo?

Cándido: Yo siempre digo lo mismo, que lo que más sufre son las relaciones personales y familiares. Es muy difícil mantener una relación sentimental estando todos los fines de semana y parte de la semana fuera o con este tipo de horarios que no son los típicos laborales. La verdad es que sí que cuesta pero nos merece la pena. Creo que es el momento de apostar por la banda y ya habrá tiempo de reconsiderar otras cosas en el futuro.

La última vez que estuvisteis en Madrid fue teloneando a Toundra en el Palacio de Deportes. ¿Cómo fue la experiencia de tocar en un sitio tan grande al que no estáis acostumbrados?

Ángel: La experiencia de tocar para tantas personas fue impresionante. Eso de ver tantas cabecitas ahí mirándote es algo como “¡qué hago yo aquí!”, pero la verdad es que rodeando ese concierto pasaron una serie de cosas que nos sacaron de ese feeling. Tuvimos problemas con la furgoneta en Alemania y la tuvimos que dejar allí con todo el equipo y con las llaves incluso, tuvimos que volvernos en avión, llegar justísimos al bolo y con todo el equipo prestado: batería, cabezales… Fue un poco caos pero al final conseguimos salvarlo y disfrutamos mucho de ese día.

Además del bolo de mañana en marzo volveréis a Madrid teloneando a Berri Txarrak, una banda que os encanta.

Cándido: Personalmente soy muy fan de Berri Txarrak. Puede que sea la banda que cambió mi vida. No sé, es que tienen unos valores de los que hemos bebido mucho: dedicarte a la carretera, vivir la música de una forma muy intensa, y una honestidad y coherencia que a mí me han marcado mucho. Eso sin contar el aspecto musical y el lírico, que me parece súper potente. Será la primera vez que toquemos con ellos y a mí me hace muchísima ilusión, y encima es el concierto de fin de gira, en Madrid, en una sala tan grande con tantas personas. Es una oportunidad muy guay y me siento muy ilusionado y muy agradecido.

Dentro de vuestra gira vais a pasar por distintas ciudades rusas, por Lituania o Bielorrusia. ¿Tiene la culpa la gente de Aloud Music? Bandas suyas han pasado por esas latitudes en alguna ocasión.

Cándido: Pues la verdad es que nos escribieron No Omega, unos chicos suecos que han montado grupos de nuestro rollo y con los que ya hemos tocado varias veces, y nada, las fechas nos cuadraban, el planning cuadraba, aunque creo que va a ser un poco intenso, pero nos pareció bien y para allá que nos vamos.

Y de cara al verano ¿cómo tenéis la agenda?

Cándido: Bufff es que antes de verano nos quedan muchas cosas. Mira te cuento: haremos Europa, sobre todo Balcanes en marzo y abril en 24 fechas, Japón en mayo, Reino Unido en junio, y haremos Italia y unas cuantas fechas en Alemania en julio. Luego ya para agosto estamos mirando cositas sueltas, algún que otro festival por el Estado. Aún estamos cerrando cosas.

Pues pensaba que lo mismo os veríamos en el Download de Madrid.

Cándido: (se ríe) No, de momento no hay noticias.

confirmaciones-download-festivalTe quería preguntas a ti Cándido por Ànteros, el grupo con el que has colaborado. ¿Cómo ha sido eso? ¿Tiene futuro?

Cándido: Pues muy guay. Eso coincidió con que me fui a vivir a Barcelona unos meses para hacer un máster y conocí a Víctor y a Mau en el AMFest, y Víctor me comentó que estaba empezando un proyecto y que si me quería apuntar y tal. Al principio fue yendo a ensayar un poco pero luego yo me volví a Córdoba y ellos siguieron y cuando llegó el momento de grabar pues me comentaron si me apetecía grabar las voces y tal. Hemos dado unos cuantos conciertos pero ahora con todo lo de Viva Belgrado está difícil que pueda implicarme más. Ahora hay otro chico tocando la guitarra, así que seguirán por su lado mientras yo estoy centrado con Viva.

Ya para terminar os pediría recomendaciones de bandas de screamo, emo, hardcore.

Cándido: Esta es súper obvia, pero el último disco de Touché Amoré me parece increíble en todos los sentidos. Y luego pues que nos molen mucho están Shirokuma, una banda sueca con la que tocamos allí y son muy buenos.
Pedro (al fin se anima a hablar): The Tidal Sleep son un grupo alemán, pero cada uno vive en un sitio, y sobre todo su último disco es flipante. Y bueno, también es súper obvio La Dispute, Daïtro, Envy
Ángel: Y Comadre, que si no digo Comadre reviento.

banner WIR