banner WIR

Japandroids – Near to the wild heart of life

Por Ignacio Sánchez 0

Japandroids - Near to the wild heart of life

3.0

Nota
3.0
30%

Qué duro es el desamor en la juventud. Ese jodido puñetazo que con el paso de los años intentas que te duela menos. Al igual que con el paso de los años uno ha aprendido a encajar mejor estos golpes, con las decepciones en la música pasa lo mismo, y más si es de un grupo al que le tenías un cierto cariño. Y es que los Japandroids que me encuentro en este Near to the wild heart of life tienen bastante poco de los que me encandilaron con Post-Nothing y Celebration Rock. Se trata este de un álbum rancio, falto de esa chispa que el dúo canadiense desprendía en cada tema. Han pasado los años y la supuesta madurez se ha tomado por el lado de limpiar el sonido: nada de voces rasgadas, guitarras eléctricas que cambian por acústicas, una batería que suena sin vida, y casi los más importante, ¿dónde están los himnos? ¿Dónde están los coros para gritar? ¿Quién me iba a decir el chasco que me llevaría cuando adelantaron el tema que precisamente da nombre y abre el disco? De lo poco salvable del mismo, el único que mantiene en parte la filosofía que nos inculcaron.

En lo que no cambian es en su manía de darnos ocho canciones por disco, hecho que me parece más que correcto en este Near to the wild heart of life, no vaya a ser que el sufrimiento se estire más de la cuenta. Pero bueno, intentaré no obcecarme demasiado y ver algún que otro gira respetable como el de intentar sonar a Springsteen en “North East South West”, la pegadiza aunque algo facilona melodía pop de “Midnight to morning” o la épica de “In a body like a grave”. Del resto la verdad que hay poco que rascar, a pesar de darle más oportunidades de las necesarias. Aunque ya no duela, cuesta ver cómo se rompe un amor de juventud, ver que los fuegos artificiales de Celebration Rock ahora apenas son petardos de peseta. Por suerte siempre quedará la opción de tirar para atrás y ponerme “The house that heaven built” o “The boys are leaving town” para quitarme el mal trago.

banner WIR