banner WIR

Sofar Sounds Sevilla: Conciertos para “sibaritas” musicales

Por Armando Rendón 0

Sofar Sounds Sevilla

El pasado domingo 26 se celebró una nueva sesión de Sofar Sounds Sevilla. En este caso, el evento se celebró en la Sala de Exposiciones sevillana Metáforas, sita en el barrio de la Alameda. Para tal evento, los organizadores tenían preparado un menú musical compuesto por tres actuaciones.

En primer lugar, felicitar a los organizadores por la ubicación, la organización y todo lo relacionado con el montaje. Metáforas es un sitio ya de por sí con encanto, donde se respira cultura independiente y moderna, y donde degustar una magnifica cerveza artesanal o un vino de autor de calidad. Congregadas una treinta personas en torno a un mini escenario, donde no falta el correspondiente “sofá” y donde la cercanía con el “respetable” juega un rol fundamental en el evento.

Para abrir boca, comenzamos el evento con Jambalaya Band. Trío sevillano con reminiscencias del Sur de Estados Unidos, y donde el rock se fusiona con el blues, o al revés elijan ustedes . Sonido envolvente, con acercamientos a The Black Keys y con una más que destacable pulcritud en cada composición. Este que les escribe los conocía de su paso  por el concurso celebrado para participar en Territorios Sevilla (temporalmente extinto) y ya tenía claras referencias de estilo e impacto.

Tras esta banda, la anglosajona de aspecto “frágil”, al más puro estilo de Amelie,  Angelica Rose, que acompañada por un colaborador, nos deleitó y nos “acunó” con sus melodías cargadas de emoción. Voz entre capas, que acompañada por el órgano o a “capella” nos hizo entrar en un imperio onírico y placentero.

Y como broche final Feliz Roquero, músico más que conocido en la escena independiente sevillana, y más acostumbrado a ser “acompañante” de otros que protagonista y primer espada. Florituras a la guitarra, blues de Alameda y calidad a raudales para cerrar una noche cargada de sensaciones positivas.

Ni los inconvenientes de última hora, ni otros contratiempos bien resueltos pudieron acabar con la organización, a pesar del cuidado y respeto dispensado en todo momento. Por todo esto y lo que nos queda, bienvenido a la ciudad Sofar Sounds (ya sólo nos queda la Antártica).

banner WIR