banner WIR

Viva Suecia – Otros principios Fundamentales

Por Armando Rendón 0

Viva Suecia - Otros principios fundamentales

8.0

Nota
8.0
80%

Hace una semana Viva Suecia ponían de largo su nuevo (segundo) LP. Como ahora parece ser una constante o más bien una norma, lo han ido desgranando poco a poco. A través de las redes, de Radio 3 (en este caso especialmente en el programa de Virginia Díaz), poco a poco, a dosis controladas (no mata el veneno, mata la dosis con lo que lo apliques), nos han ido mostrando su nuevo material, producido por Carlos Hernández (chapó para él).

Antes de entrar en el análisis del disco, compuesto por once temas, déjenme que les hable de mi relación con estos “suecos” del Este patrio. Durante estos años y gracias a seguir a bandas emergentes con asiduidad, me crucé por casualidad con ellos. Una maqueta, una primera escucha, una alineación titular con procedencias musicales distintas y el apoyo implícito de Paco Neuman, que empezaba a dar empaque a lo que podría denominarse un germen de banda con potencial.

Escuchas como suenan sus primeros temas, aun poco pulidos, pero que desde la crudeza de sus sonidos, te genera una cierta atracción musical, diría que distinta. Y de repente un día, te encuentras con “Los Años”, canción a la que una y otra vez agradecen los componentes de la banda, que se les cruzase en el camino. Porque este tema, se convirtió en un pequeño himno que se fue expandiendo de boca en boca, entre los más volcados en la escucha de bandas emergentes. Como yo tenía la suerte de estar entre este colectivo, me fui a verlos a Sevilla, al Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, donde nos congregamos a escucharlos nos más de cincuenta personas.Y fue absolutamente revelador, que de las poquísimas canciones propias que tenían en ese momento, los allí presentes gritábamos cada una de ellas como nuestras, ya que solo contaban con un EP en el mercado. Recuerdo la llamada de un amigo, con el que comparto devoción por The National,  un par de meses después comentándome que había escuchado a una banda murciana y que le flipaban. Volví a verlos en el South Pop de Isla Cristina, con algo más de material en sus alforjas, y con el sonido más depurado, pero igualmente directo y descarnado, y con unas letras, que resonaban sin parar en cada una de nuestras cabezas a modo de cajas de resonancia emocional. Todo eso lo estucturaron y en 2016 nos regalaron un compendio de canciones rescatadas de sus pruebas y certezas previas y que englobaron en “La fuerza mayor”. En este “Bien por ti”, “Permiso o perdón” y por su puesto “Los Años”, formaban el triunvirato al más puro estilo BBC o MSN en el mundo del fútbol.

Nos dieron un tiempo para digerir el compendio, buscaron otros caminos y arreglos, se pusieron en las manos de Carlos, y nos han regalado “Otros Principios Fudamentales”. Lo primero que hicieron fue reventarnos por dentro con “A donde ir”, tema que desde su publicación suena como banda sonora de mi tono de móvil y que se expandió por todo el territorio indie nacional. Bajo la batuta de Subterfuge, que ahora gestiona su carrera, Viva Suecia ha sacado al mercado uno de los discos que serán discos del año. El sonido sigue en la línea del anterior, mejor trabajado, más pulido, pero intenso y sofisticado como su primer LP, y con esa envoltura nebulosa que rodea a esta banda. Aunque podríamos citar referencias a las que asimilar su nuevo trabajo (incluidos los geniales Planetas), lo mejor de todo es que Viva Suecia suena a Viva Suecia, se hacen reconocibles al público, y eso los va a disparar, los está disparando profesionalmente. Sus componentes, currantes de la vida y melómanos por suerte para nosotros, Rafa Val, Jess Fabric, Alberto Cantúa y Fernando Campillo, nos impactan con su contundencia y con letras existenciales, que te dejan en modo “shock”.  Hay tanto que diseccionar en el disco, que con el paso de las escuchas uno va sacando matices, letras genialmente concatenadas, y una elevación del tono progresiva en cada canción, que casi te deja exhausto. Además de “A donde ir” (mi preferida), me quedo con “Que esto funcione”, “El tiempo y la esperanza” y por supuesto con “¿Nos ponemos con esto?”. Ya son una realidad, están confirmados en multitud de festivales y conciertos (yo tendré la suerte de disfrutarlos en Madcool, Interestelar y Orbita). Apuntan a banda de referencia, de esas de seguir muchos años, y ahora toca disfrutar y después en pensar en mantenerse, que no es fácil gestionar aguantar o subir el nivel ofrecido, y si no, que se lo pregunten a Lori Meyers.

Desde aquí les recomendamos que se calcen una peluca rubia, busquen lentillas de colores azules, abríguense por fuera y desnúdense por dentro, y de una vez por todas, sean bienvenidos a la fe sueca, y griten con nosotros VIVA SUECIA.

banner WIR