banner WIR

Sphinx arrasa en Sevilla

Por Zuri 0

Por fin vemos la reaparición de Justi en los escenarios y no podía ser con mejor pie. Sphinx mostró su mejor cara.

Sábado, 30 de octubre de 2004, una fecha muy esperada por todos los seguidores de esta espectacular banda gaditana.
Rondaban las once menos cuarto cuando arrancó el espectáculo y todo el mundo (unas 400 personas, según la organización) se mostraba impaciente por ver qué eran capaces de demostrar sobre el escenario, por tercera vez en Sevilla, de manera oficial, puesto que también hicieron una pequeña colaboración inesperada en el “Leyenda 2004”.

Lo más sonado de este concierto, a parte de la grabación en DVD de la actuación, fue sin lugar a dudas la reaparición de Justi que, aunque no repuesto del todo de su lesión de espalda, ya se desenvuelve con soltura por las tablas. El público, que lo sabía, lo animó en todo momento y a un grupo que no paraba de agradecer la acogida.

Las primeras notas abrieron grandes expectativas de un sonido potentísimo y contundente que no bajó en todo momento durante las dos horas, aproximadamente, que duró la actuación.
Concierto que fue todo un homenaje a los seguidores del grupo, puesto que repasaron todas la épocas y momentos con un extenso repertorio donde poco se dejaron atrás. Canciones como “Santa Maldad”, “La Muerte sobre un Papel”, “Sangre de Egipto”, “Noche Maldita”, “Sphinx”, “Mar de Dioses”, “The Troopers”… entre otras, y tres grandes sorpresas del nuevo álbum que preparan, “Paraíso en la Eternidad”, como es muestra una nueva versión, esta vez del mítico grupo sevillano TRIANA, “En el Lago” adaptada un ritmo rapidísimo al más puro estilo SPHINX. Lo consiguieron con “I Want It All” (que también tocaron), y está claro que a ningún seguidor de cualquiera de las dos bandas dejarán indiferente con esta nueva adaptación.

Estuvieron a un nivel muy alto enseñando que la separación de su casa discográfica les ha aportado nuevas fuerzas e ilusión por todo esto. Aunque no todo sea recoger, puesto que detrás se esconde un esfuerzo muy grande llevado a cabo por los propios músicos, como puede demostrar Carlos (batería) que se ha currado toda la función de promotor. Y es solo un ejemplo.

Sucedieron más cosas, como que Manolo tuvo un pequeño lío con el “set list”, que acabó repartiendo, tomado con humor por el grupo y publico que ovacionó al cantante, e incluso para tener problemas con las pistas secuenciadas a comienzo de uno de los temas, donde el diez se lo llevó el público por hacer una broma de todo esto pidiendo tranquilidad al grupo y sabiendo aceptar “que son cosas del directo”. Esto último no hubiera sido más que otra pequeña anécdota si no hubiera sido por el improvisado “duelo” de guitarras que aprovecharon Santi y Justi para realizar, mostrando que iban a dar mucha guerra. Ya en la recta final del concierto, durante la presentación de los miembros del grupo, nos volvieron a maravillar con la soltura con que tratan las seis cuerdas, siete Santi. También tuvo su momento Carlos para demostrar que, aunque casi no se le vea detrás de toda la estructura de la batería, sabe sacar provecho y de que forma a su instrumento (y es la batería, graciosillos…) con un grandioso solo en el que nos mostró todo y más.

Si no estuviste, te perdiste una de las mejores actuaciones de los gaditanos que haya podido ver. Pero no estés preocupado, puesto que como se ha comentado, todo está recogido por un total de cuatro cámaras a las que no se les escapó nada de todo esto. El resultado se podrá ver a mitades de este próximo año.

banner WIR