banner WIR

Paraíso en la Eternidad

Por Zuri 0

Paraíso en la eternidad es la consecuencia de un progreso natural en el estilo de este grupo que sigue componiendo temas ágiles y frescos y que siguen gustando a un público que los lleva en una nube, muy merecida. Disco que ha costado un trabajo especial que viera la luz debido a que en esta ocasión está poducido por el sello “Noche Maldita Records”, creado por la misma banda, y por la lesión de espalda de su guitarra Justi Bala durante el proceso de composición. Por otro lado (…)

Paraíso en la eternidad es la consecuencia de un progreso natural en el estilo de este grupo que sigue componiendo temas ágiles y frescos y que siguen gustando a un público que los lleva en una nube, muy merecida.
Disco que ha costado un trabajo especial que viera la luz debido a que en esta ocasión está poducido por el sello “Noche Maldita Records”, creado por la misma banda, y por la lesión de espalda de su guitarra Justi Bala durante el proceso de composición. Por otro lado podemos deciros que ya está restableciéndose de su recaída.

Tiene las cosas necesarias e importantes para que sea un gran disco: una buena producción, temas con fondo, una composición musical a un alto nivel y un buen entendimiento entre los componentes (fundamental).
jpeg
El disco comienzan con un tema muy combativo, “No”, rápido y perfecto para adentrarnos en el estilo Sphinx. Ya en este tema podemos apreciar, todo lo que se desarrolla en el disco.
Gran labor de Manolo Rodríguez (vocalista) que cada vez domina más registros y que baja su tono hasta algunos sonidos más trahs. Resulta un sonido compacto y contundente en el que llaman la atención las guitarras (Santi/Justi) a un gran nivel y una batería muy potente (Carlos), aunque no podía ser redondo sin el gran trabajo de Pepe Pineda (bajo).

Letras cuidadas en las que nos acercan a una variedad de temas tales como nuestro propio destino, los malos tratos, la tragedia ocurrida el once de marzo de 2004, la dura situación de ver como desconectan a un ser querido, la destrucción del planeta, la lucha contra el tabaco, las últimas palabras de un suicida, el alzheimer, el ser “heavy con el corazón” y no nos podemos dejar atrás aquella en la que nos hacen partícipes de todo esto, haciéndonos héroes de este sueño… y creo que no me dejo ninguno. En resumen, nos queda claro el grado de involucración que tiene el grupo con temas tan dispares.

No creo que sea justo calificar una labor con tanto esfuerzo con una simple puntuación, así que deciros que han realizado una gran tarea con todo el esfuerzo que han invertido realizando uno de los discos que causaran sensación durante este año (y quién sabe durante cuánto más).

Solo esperamos que esté pronto preparado el DVD con el concierto de octubre de 2004 en Sevilla, al cual pude asistir. No es para menos ya que esta gran actuación contó con ¡nada menos! que veintidós temas.

P.D: Visitad el foro de la página de Sphinx que está muy entretenido. ¡Un Saludo!

banner WIR