banner WIR

La Habitación Roja en la Sala Q

Por Rafael Tovar 0

La noche del pasado viernes 23 será dificil de olvidar para los fans sevillanos de este grupo valenciano. La Habitación Roja presentó su último trabajo “Cuando ya no quede nada” (Mushroom Pillow, 2007) en la Sala Q, justo cuando hace 10 años ya que lanzaron su Popanrol, el EP que los llevaría hasta lo que son hoy.

La noche empezaba bien, sobre las 22 horas entraban Jorge -vocalista- acompañados de los suyos y un poco antes de las 23 horas ya sonaban los primeros acordes. Entre el público se encontraba gente de todas las provincias occidentales andaluzas, Huelva, Cádiz y, por supuesto, Sevilla. Empezaron presentando las canciones de su nuevo trabajo Cuando ya no quede nada (Mushroom Pillow, 2007).

Con muchas ganas

Desde la entrada en el escenario de los cuatro de L’Eliana (Valencia) el público pudo comprobar que aquello sería un gran directo, pues se encontraban realmente agusto y bromeaban con los asistentes entre canciones. Al final no sólo resultó un gran directo, uno de los mejores del año, sino una fiesta en toda regla. Incluso Jorge, en un momento, llegó a presentar a su prima que se encontraba entre el público. Buen rollo entre los asistentes (y las asistentes, que eran mayoría), y los del escenario.jpeg

Las palabras no funcionan

La Habitación Roja presentó su nuevo Single-EP Posidonia (Mushroom Pillow, 2007), con 6 canciones inéditas, tocando en directo una de ellas: Las palabras no funcionan, en la línea de las últimas creaciones del grupo. Puedes escuchar parte este nuevo EP en el sitio de LHR en MySpace.com.

Una fiesta

El nuevo sonido de La Habitación Roja ha gustado, y ha gustado mucho. Entre los asistentes allí congregados había una opinión en común: sus directos ganan a sus discos. La calidad del sonido de la Sala Q, la psicodelia noise de las guitarras y bajo de Pau y Mark , el ritmo, a veces bailable, de la batería de Jóse, y la voz, perfecta para la noche, de Jorge hicieron las delicias de un público que estalló cuando sonaron las primeras notas de Te quiero.

jpegAl final de la jornada, el público que esperó pudo codearse con los cuatro valencianos que no dudaron en bajar para las firmas de discos y las fotos de rigor. Cercanos y amigables con todos, un grupo que supo meterse en el bolsillo al público sevillano, y una sala, la Q, que a paso agigantados se ha hecho un hueco en la escena de directos de la ciudad. Bueno sonido y buen ambiente, nada agobiante, y eso siempre es de agradecer. Esperemos que nos queden muchos conciertos por ver allí.

Poco a poco fueron presentando toda su discografía, con temazos como lo que fue su primer single Mi habitación, La edad de oro o Crónico. Todos ellos coreados por un público que se entregó de lleno al grupo y éste a su público. Cuando ya habían tocado un par de bises y todo parecía acabado, Jorge volvió a coger su guitarra y dedicó, junto con todo el grupo, Por ti a las asistentes que se desgañitaron con este último tema dedicado a todas ellas.

banner WIR