banner WIR

Manifiesto desastre

Por Rafael Tovar 0

Nacho Vega acaba de salvar el 2008 a lo que discográficamente en la escena estatal se refiere. Su Manifiesto desastre (Limbo Starr, 2008) editado el 1 de diciembre de 2008 no ha podido entrar -por la tardía fecha de edición- en ninguna lista de los mejores discos del 2008, pero este hombre, seguramente el mejor poeta que hay ahora mismo en este país, acaba de salvar no sólo el 2008, sino toda esta década de decadencia en la música en castellano.

Los periodistas que después de escuchar este disco tengan preguntas para Nacho Vegas merecen toda la admiración del mundo. Es todo un mérito, porque sus nuevas canciones son tan explícitas que apenas dejan rincón de la casa por barrer. Expone todo tipo de conflictos: desde revelaciones existenciales de la niñez hasta rupturas sentimentales narradas en directo, pasando por menciones al sexo anal como consuelo cotidiano. Nacho Vegas es uno de esos artistas que, guste o asuste, expone su discurso con una potencia y urgencia muy por encima de la media. Hagan la prueba: no es posible escuchar El Manifiesto Desastre mientras se hace cualquier otra cosa (ya sea completar sudokus, planchar los calcetines o escribir e-mails). Sólo por esto ya es distinto del 95 por ciento de los álbumes que se editaron en 2008. Nacho Vegas en Limbo Starr.

Nacho Vegas se mueve entre el folk y el rock, pero con un estilo muy personal. Las letras de sus canciones son totalmente distintas, no espereis encontrar “lo de siempre”. Nacho tiene un estilo muy personal que lo hace, seguramente, el mejor poeta que pisa ahora mismo esta tierra, que pueden ir desde lo más trágico hasta lo humorístico en un mismo parrafo. De este disco me gusta todo, pero Morir o matar me parece que es lo mejor que se ha escrito desde La caja del diablo de Los Planetas, y de eso hace ya catorce años. Por cierto, ya ha confirmado que viene a Sevilla en abril. Podeis escuchar algunos cortes de este disco en el Myspace de Manifiesto desastre.

banner WIR