banner WIR

The Resistance

Por Ignacio Sánchez 0

 

Vuelven Muse y vuelven los debates. El quinto trabajo de estudio de la banda no viene a ser más que una evolución del salto comercial que dieron con “Black Holes and Revelations”, donde se veía claramente la amplitud de miras del grupo introduciendo nuevos ritmos y elementos, amén de un nuevo integrante para sus actuaciones.

Partiendo de este punto ya a pocos deberían sorprender las extravagancias de su líder Matthew Bellamy con unas composiciones que poco a poco van suavizando su discurso guitarrero en favor de teclados y una voz cada vez menos forzada de gorgoritos y gritos.

Muse ya han subido de nivel, al punto de llenar pabellones deportivos, o el mismísimo Wembley Stadium, y ese punto de grandiosidad (temas como el single “Uprising” o “Unnatural Selection” lo reflejan perfectamente) hay que trasladarlo a su nueva propuesta llena de arreglos, que si bien hacen de este trabajo una obra un peldaño por encima de su antecesora, le restan efectividad y contundencia con respecto a sus primeros discos.

Si “Supermassive Black Holes” supuso un shock para muchos de sus fans, en este trabajo no quedarán faltos de polémicas o críticas los coros a lo Queen de “United States of Eurasia (+Collateral Damage)” o ese teclado “tan Camela” de “Resistance”, aunque dudo que alguien de la banda conozca un producto tan nuestro como los madrileños, a no ser que este verano Matthew y los suyos hayan parado en alguna gasolinera de la costa española.

Aún así, “The Resistance” es un trabajo compacto donde quizás sobran dos temas menores como “Guiding Light” y “I Belong To You/Mon Coeur S’ouvre A Toi”, que vienen a cubrir esa parte de canciones lentas con las que la banda intenta dar descanso en los discos, pero que en esta ocasión no llegan al nivel de temas como “Unintended”, “Feeling good” o “Blackout”.

Aunque si por algo debería ser recordado este “The Resistance” es por su parte final, donde Matthew nos regala “Exogenesis” un tema dividido en tres partes y que sirve a los nostálgicos para rememorar la época de “Origin of Symmetry” con la solemnidad de esos temas tan barrocos que aún hoy siguen presentes.

banner WIR