banner WIR

Eastpak Antidote Tour

Por Rosa Ponce 0

El pasado 6 de noviembre, pasó por Madrid una apisonadora: una gira que reunía a Anti Flag, Alexisonfire, Four Year Strong y The Ghost of a Thousand. El Enano Rabioso estuvo allí para contaros cómo fue.

El Eastpak Antidote Tour reúne cada año lo mejor del Hardcore y el Punk internacional y lo pasea por todo el continente, incluyendo varias ciudades españolas. Este año contaba con dos de los grandes; Anti Flag y Alexisonfire, acompañados de Four Year Strong y The Ghost of a Thousand. Con un cartel como este es comprensible que agoten todas las entradas donde quiera que vayan.

En Madrid la cita era en la sala Joy Eslava y los encargados de inaugurar la noche fueron The Ghost of a Thousand, que sufrieron la escasez de público que supone tocar los primeros y los escasos 20 minutos de actuación que les correspondieron. Aún así, pusieron todo de su parte en la difícil tarea de ir calentando el ambiente.

Les siguieron Four Year Strong, quizás el momento más “ suave” (o menos hardcore) de la noche, aunque ni mucho menos se quedaron atrás por eso. Con varios discos a sus espaldas, los americanos centraron su set en el más reciente, Explains It All.

jpeg

Se acercaba el momento fuerte de la noche. Con la sala ya completamente llena, hizo su aparición Alexisonfire. George Pettit tomó enseguida las riendas del show llevándolo al máximo. Los temas de su nuevo disco, Young Cardinals sonaron impecables, especialmente en la genuina voz de George Pettit. Si alguna pega tubo el concierto fue que se hizo demasiado corto, pero esto es inevitable cuando se unen cuatro bandas en una misma noche y comprensible, sobre todo, si es para dejar hueco a lo que viene después.

Anti Flag eran sin duda los reyes de la noche. El público, en su mayoría bastante joven, esperaban ansiosos a los cabezas de cartel. Los de Pittsburgh salieron igual o con mas ganas que sus fans. Arrancando con The Press Corpse, Anti Flag disfruto del set más largo de la noche, tal como se merecían. Sonaron Tourncoat, Die For Your Government, War Sucks… Let’s Party!, This Is The End (For You My Friend), a la que le siguió una versión de Should I Stay Or Should I Go (The Clash). Consiguieron llevar el espectáculo a lo más alto, con todo el público de su parte. Para despedir la noche, eligieron Power To The Peaceful, durante la cual el batería bajó con su instrumento del escenario para ser rodeado por el público mientras no dejaba de tocar.

jpeg

Después de noches como ésta, solo queda esperar que los de Eastpak no dejen de repetirlo el año que viene con el mismo nivel que vienen haciéndolo hasta ahora.

Fotografías: Óscar Romero.

banner WIR