banner WIR

Primer aniversario de Mirador Pop en Cádiz

Por Rafael Tovar 3

La fiesta del primer aniversario del ciclo de conciertos Mirador Pop se celebró en la sala Anfiteatro de la capital gaditana, el sábado 17 de abril con un cartel que bien se merece aparecer entre lo mejor de las propuestas primaverales en cuanto a la agenda del territorio indie nacional se refiere.

La fiesta del primer aniversario del ciclo de conciertos Mirador Pop se celebró en la sala Anfiteatro de la capital gaditana, el sábado 17 de abril con un cartel que bien se merece aparecer entre lo mejor de las propuestas primaverales en cuanto a la agenda del territorio indie nacional se refiere.

Llegamos a Cádiz justo para comer un buen pescado con vistas al mar de aquella tacita de plata de la que la mayoría de sus convecinos andaluces estamos enamorados, más tardes unos cafés, autobús hasta la sala, recogida de pulseras, saludos y para adentro. Lo primero que nos llamó la atención fue la sala. En un principio bastante oscura, lo que hizo que algún asistente con gafas de pasta, con cristales de verdad o sin ellos, tropezara y estuviera apunto de caerse por las gradas que daba nombre a aquella sala; que según nos dijeron no era sitio típico de la movida indie de la ciudad, pero que a falta de salas para celebrar tales tipos de eventos pues, al menos por un día, se tuvo que vestir de gala para ser la abanderada de moderneo gaditano. Me veo obligado a decir que quizás mucho más auténtico y menos postureado que el de otras ciudades vecinas.

jpeg Pues ya teníamos en el plato casi todos los ingredientes que necesitábamos, buena comida, mar, brisa fresca, buenos amigos y faltaba la buena música, que a eso de las 20 horas Dani Llamas, vecino gaditano de la llamada octava ciudad andaluza, Jeréz, puso sobre el escenario con su banda. El día antes lo pudimos ver en la sala Fun Club de Sevilla sin banda, y que decir que tampoco defraudó. Si hay algo en lo que destaca el vocalista de los G.A.S. Drummers y en lo que todos los asistentes estuvimos de acuerdo es en su impresionante voz, registro vocal y la desnudez de sus canciones. Cómo él mismo anunció, tocaría todo su repertorio en el mismo órden que lleva su primer disco en solitario, “Speaking thru the others” (Red Vanette /Rocksmyass, 2009), todo un alegato a la música folkie norteamericana con vistas a Neil Young, e incluso rozando los acordes más amargos de Kurt Cobain.

jpeg Los segundos en subir al escenario instalado para la ocasión en la sala Anfiteatro fue los sevillanos Mañana. Hacía poco que alguien me había pasado el disco “A ver quien llega antes al final” (Aullido/Salvaje, 2010) y me pareció de las pocas cosas decentes que estaban saliendo de andalucía en los últimos tiempos en cuanto a música pop independiente se refiere, así que estaba deseando ver como los chicos se defendían sobre las tablas. Además la marca de “mejor banda revelación 2010” era el seguro que necesitábamos para presagiar un buen concierto. Para empezar eligieron un tema que me parece uno de los “hits” del disco: “El momento en que perdí”. Así poco a poco, y una a una, Cristóbal y los suyos fueron interpretando lo que ha sido su primer disco y otras tantas de sus anteriores EPs. Cabe reseñar la licencia Creative Commons que el grupo ha decidido dar a su disco, ayudando así a la difusión de su música y quitarse la chaqueta de modelos caducos de promoción y comercialización en los tiempos que corren.

El grupo barcelonés Mujeres se subió a las tablas con un auditorio casi al completo. Aunque su nombre puede entrañar alguna expectativa no se equivoquen, no hubo ninguna mujer sobre el escenario, es más, y es quizás el único punto criticable a la organización, no hubo ninguna fémina sobre el escenario ese día, y eso que hay grandes y pequeños grupos con chicas al frente que merecen ser escuchados. Mujeres sorprendieron con un rockabilly muy bailable que muchos nos preguntamos si tenía cabida en un cartel tan pop. A ratos me sonaban a las primeras grabaciones de The Beatles de finales de los 50’s en la BBC. Aun así sorprendieron con su fuerza sobre el escenario, sus canciones rapidas, de apenas un par de minutos y esos gritos que no dejaron indeferente a nadie.

jpeg Pero llega el momento en que empiezan a sonar los cabezas de cartel. Y digo “los” porque eran varios los que teníamos que ver. Los primeros en hacerlo fueron los chicos de Maga presentando su recién estrenado trabajo “A la hora del sol” (Mushroom Pillow, 2010). Su pop sencillo, a veces intimista, con la dulce voz de Miguel sonó en Anfiteatro. Sorprendió quizás su momento más guitarrero y menos melódico de sus últimos tiempos. Para cerrar interpretaron uno de sus hits más aclamados, “Agosto esquimal” y dieron las gracias al público y a la organización por la oportunidad de tocar en Cádiz.

jpeg Sin duda el grupo más esperado de la noche fue el reencuentro de Australian Blonde con un Fran Fernández a la cabeza en un momento actual bastante bueno con su proyecto en solitario con Francisco Nixon. Para los que nacimos muy a principio de los 80’s y que vivimos el auge del indie patrio por aquellos mediados de los 90’s esperábamos ese revival del “Pizza Pop” (Subterfuge, 1993) como agua de mayo. Fue acojonante, sí, lo siento, no tengo otra palabra para definirlo, ver a Paco Loco saltar y no parar durante todo el concierto. El asturiano, músico y ahora productor con sede en el puerto de Santa María (Cádiz) se le nota muy cómodo en su provincia de adopción. Parecía que los “chicos” se encontraban bastante agusto con aquel reencuentro mientras uno a uno desglosaban sus canciones pasadas y el público, unas 600 personas, disfrutaba de lo lindo. Para terminar de echar el auditorio abajo interpretaron su “Chup chup”, recogida en la banda sonora de la película “Historias del Kronen” (1995) y que fue uno de los himnos de nuestra juventud, en la que algunos, incluido el abajo firmante, se dejó la voz olvidada allí en la sala Anfiteatro.

De nuevo barcelona se subía al escenario, pero esta vez bajo la marca de Nueva Vulcano con su rock rozando el punk a ratos y su voz tan particular de su último trabajo “Los Peces de colores” (Bcore, 2009). El respetable disfrutó de lo lindo. Había ganas de fiesta, y eso se notaba. Un grupo de esa altura, que han dado mucho que hablar desde que sacaran su primer disco, y que este año lo podremos ver también sobre las tablas del Primavera Sound en Barcelona, fue una delicia verlo tan cerquita, en nuestra tierra, y lo disfrutamos de lo lindo, cantando, junto a ellos, temazos como “Te debo un baile”, que por cierto, interpretó tambien The New Raemon un día antes en Sevilla.

jpeg

Para terminar la lista de grupazos de la noche, y desde Euskadi, Olimpic pusieron el punto bailable a un público, que no cansado con todo lo anterior se quedó para dar lo que le quedaba con un sonido a ratos comparado con Delorean, y a ratos con We are standard, pero que hizo bailar hasta casi las cuatro de la mañana, cuando la guapa Linda Mirada, y desde la cabina de dj, situada en lo más alto de la sala, y sentado a su lado, y sin que sirva esto de prensa rosa, su actual pareja, Franciso “Nixon” Fernandez. Una pena que ya quedaba poquita gente, porque esta chica sabe hacer bailar a la gente.

En general, una gran velada, que algunos pudieron disfrutar desde el medio día con la comida que la organización ofreció, con unos horarios muy bien pensados que, al menos a mi, no me llegaron a cansar. Muy buena compañía que hizo los tiempos, no muy largos, de cambio de escenario más amenos y la deficiencia de luz ambiental del principio solucionada con las luces de público del escenario, para evitar males mayores que algún que otro tropezón y caida, pues no sería yo al que le gustaría ver en el hospital a alguien del indie gaditano.

Dar las gracias desde aquí a la gente de Mirador Pop, que se portaron de maravilla y con las que espero tener más contacto para futuras ediciones, y recordaros que estos chicos traerán a Manos de Topo el día 7 de Mayo a la sala Supersonic (Cádiz). Totalmente recomendable.

banner WIR