banner WIR

Diamond Eyes

Por Ignacio Sánchez 1

 

Deftones han vuelto. Qué bueno es saber que no están muertos y que han vuelto por la puerta grande.

No, no me he vuelto loco, aún, pero hay que reconocer el renacer de una de las bandas pioneras del sonido nu-metal y que ha sabido reconducirse siendo fiel a sí misma. Deftones están de vuelta este 2010.

Tras un “Saturday Night Wrist” bastante flojo por no decir decepcionante, con un Chino Moreno con más que visibles problemas físicos y de voz, el futuro de la banda no parecía pasar por sus mejores días. Pero lo que realmente truncó el devenir del grupo fue el accidente del bajista Chi Cheng (aún en coma) que truncó el lanzamiento de “Eros”, el que iba a ser sucesor de “Saturday Night Wrist”.

Pues parece que esto sirvió como toque de atención al grupo. Sergio Vega sustituye a Chi, y tras unas pocas actuaciones por Estados Unidos y Europa donde la banda se muestra compacta y anuncian nuevo material, este “Diamond Eyes” una obra que vuelve a subir el nivel de Deftones hasta los tiempos del “White Pony”. Y es que es de esa obra donde parece que Chino y los suyos se han mirado para parir su nuevo disco.

“Diamond Eyes” está repleto de singles potenciales, de temas contundentes que muestran a una banda en su segunda juventud, no hay nada más que escuchar “Rocket skates”, “Royal” o “Prince” por citar algunos temas, que bien podrían provenir del “pony blanco”. Los riffs vuelven a sonar potentes, se recuperan las buenas melodías, yendo directamente al grano y dejando atrás los experimentos con gaseosa que hicieron de “Saturday Night Wrist” un punto negro en la carrera de Deftones, y del que se salvaban las canciones lentas, y que aquí vuelven a ser emocionantes como “Sextape”, “Beauty School” o “976-Evil”.

Si quisiéramos ponerle un pero a este trabajo, sería el no tener un buen tema para cerrarlo. “Damone”, “Moana” o “Pink Maggit” habían sido espectaculares cierres a distintos álbumes, sin embargo “This place is death” no termina de dejarnos con un buen regusto para cerrar la obra.

Chino Moreno vuelve a estar en forma y es hora de volver a confiar en los de Sacramento como banda de metal, “Diamond Eyes” lo certifica. Uno de los discos del año.

banner WIR