banner WIR

Interpol

Por Ignacio Sánchez 0

 

Cuarto y homónimo trabajo el de la banda de Nueva York que se vuelve a enfundar en una negra estética, como negro era el futuro que se veía tras la decepción de “Our love to admire” y la salida de su bajista tras la grabación de este “Interpol”, pero afortunadamente el grupo ha sabido cambiar el timón, levemente eso sí.

Atrás quedaron los tiempos de su enorme debut “Turn on the bright lights” o la eficacia de los singles de “Antics”. Interpol han decidido que la fabricación de singles no es lo suyo, y se dedican ahora a intentar construir temas sobrios y con empaque, a veces con buenos resultados, “Success” que abre el disco es sin dudarlo su mejor tema en años, y otras se quedan en agua de borrajas como “Summer well”, otras como “The undoing” cerrando el disco, con parte de letra en castellano, desconcierta cuanto menos. Y no es que no nos guste el guiño que Paul Banks lanza al público hispano hablante, simplemente que se queda en mera anécdota, no siendo el mejor de los finales que se le podría dar el álbum.

El problema que nos deja “Interpol” es que a excepción de pequeños momentos (“Safe without”, “Always Malaise”) , el disco se hace demasiado plano, echándose de menos algún tema que dé mayor contundencia, y no la cadencia parsimoniosa que están adquiriendo sus nuevos temas con el paso del tiempo. Y es que el propio single que nos adelantó este trabajo, “Lights”, sirve para ejemplificar a la perfección a los nuevos Interpol, buen sonido, buena producción, pero el poso de ver que la banda no mete la quinta, limitándose a vivir un poco de las rentas y del contundente directo que se gastan. “Lights” es un sí pero no, un te engancho pero me quedo corto, un pequeño intento fallido de volver a sus orígenes pero sin convicción.

En definitiva, un disco bastante aceptable si no fuera porque hace años estos mismos hombres fueron capaces de entusiasmarnos con “Obstacle 1”, “PDA”, “Evil” o “Slow hands”.

banner WIR