banner WIR

Sobrecogedor e intrigante concierto de Yann Tiersen presentando “Dust Lane”

Por Mai Do Asensi 0

Mai Do Asensi/El Enano Rabioso

El pasado 13 de Noviembre, el compositor francés Yann Tiersen se presentó en el Sant Jordi Club, en lo que fue la primera de sus cuatro presentaciones fijadas en el país.

Con un imponente sonido, juegos de luces y una esceonografía bastante minimalista, el francés recorrió durante aproximadamente una hora y media gran parte de su discografía y de su reciente y logrado trabajo “Dust Lane”.

Mai Do Asensi/El Enano Rabioso

Si lo que algunos esperaban encontrar era una presentación clásica con correctas interpretaciones de piano y violín, se llevaron una gran sorpresa. El prodigioso multi-instrumentalista llegó con un show rockero, pincelado con la incorporación de sintéticos, dándole una apariencia muy electrónica con mucho gusto y exquisitez.

Violín en mano, apareció el músico entre gritos y silbidos de emoción y tras un sencillo “hola, qué tal” el violín posó en su hombro. “Count down” fue el preámbulo de lo que estaba por llegar: Ruido. Una explosión de sonidos bien elaborados, acompañados por el poderoso bajo, guitarra, batería y teclados; la mágica combinación para adrentarnos a todos de lleno en los sentimientos que encierra en este nuevo albúm. Entre ellos, el misterio, el romanticismo y el dolor, como protagonistas de un viaje intenso y pasional.

“Dust Lane” le sigue, una composición totalmente tensa y envolvente, acompañada de angelicales coros masculinos que se alzan al son del violín y batería; piel de gallina, es un tema fantástico. Otros temas como “Durk Stuff” y “Till the end” bajaron la tensión del encuentro dando paso a un tiempo de calma y sensualidad, mientras los coros de toda la banda ponía la nota melancólica. “Fuck me”, otro tema cargado de erotismo y delicadeza. Electrónica y rock se fundieron en “Palestine” otra de las que recibió más obaciones por su fuerza e intensidad.

Mai Do Asensi/El Enano Rabioso

Momento de abandono por parte de la banda que nos dejó al Bretón solo en el escenario, rascando las cuerdas del violín con una fuerza y pulcritud que pocos saben combinar, otro momento electrizante donde el público quedó completamente embelesado.

Llegamos al final y como no, hubo bis y como no, para dejar a los presentes contentos “Le Valse d’Amelie” fue el broche final. Muchos de los asistentes verían colmadas sus expectativas con este tema, mientras que para otros la versión sería incluso irreconocible. Pero la gran verdad es que vimos un fantástico concierto de un gran compositor y multiinstrumentista con un toque personalísimo, donde la fuerza y la delicadeza se funden, dando lugar a “Dust Lane”.

banner WIR