Un torbellino llamado Les Savy Fav

Por Enrique Valverde 1

Rosa Ponce

Un concierto de Les Savy Fav es más que una actuación musical.

Como agua de mayo, después de cancelar su gira en Febrero de este mismo año, los neoyorquinos Les Savy Fav visitaban la capital de la mano de Heart of Gold. Tanto la sala elegida (Rock Kitchen) con capacidad para 900 personas, como el alto precio de las entradas (22 euros en taquilla), evidenciaban una gran expectación y un ambiente de auténtico lujo. Y es que además de presentar en directo su genial último disco “Root for Ruin” (2010), el espectáculo que propone Les Savy Fav, liderada por el excéntrico showman Tim Harrington, va mucho más allá de lo que se suele entender por concierto.

Rosa Ponce

Los madrileños Berlinetta fueron los encargados de comenzar la noche, una papeleta que superaron con nota a base de intensos guitarreos impregnados de un post-hardcore melódico de mucha clase.
Les Savy Fav entraba en escena pasadas las diez de la noche, con una Rock Kitchen que presentaba un aspecto más que aceptable y un público que se concentraba en las primeras filas para no perderse detalle de lo que acabé denominando ‘El Show de Tim’. Porque un concierto de este tipo se mueve entre la delgada línea que separa un guateque de un concierto de rock, donde el bizarrismo delirante y extremadamente divertido de su frontman se impone de forma clara al resto de banda, haciendo que por momentos te olvides de la música para sumergirte de lleno en la desquiciante fiesta propuesta por su indiscutible líder Tim Harrington. Pistolas de agua, papel higiénico, moshings sudorosos, plumas multicolores, minis de cerveza volando por los aires, bailes grotescos y todo tipo de lindezas durante más de una hora de concierto es garantía de diversión. Y es que poder ver a Les Savy en directo es ese tipo de experiencias que sencillamente hay que vivir al menos una vez en la vida, al estilo de Monotonix o Dan Deacon (que recientemente visitaron la capital con similares propuestas) y que algunos pueden calificar de cutre o mal gusto, pero que en mi caso han acabado siempre dejándome una sonrisa dibujada que no tiene precio.

La otra cara de la moneda de todo esto es que los temas de Les Savy Fav se resienten mucho en directo, a pesar de la extraordinaria técnica y buen hacer del resto de la banda. Y es que entre tanto alboroto, nos dio tiempo a saborear algunas de sus perlas del último disco “Root For Ruin”, en el que estuvo centrado el repertorio, como su primer corte “Appetites”, con la que abrieron el concierto, “Dirty Knails”o “Lips n’ Stuff”. También sonaron algunos de sus temas más famosos de su penúltimo disco como “Patty Lee” (“Let’s Stay Friends”, 2007) que hizo las delicias del respetable o la mítica “Who Rocks The Party” del increíble ‘The Cat and the Cobra” con la que se despidieron.
El sonido en las primeras filas fue bastante deficiente (aunque esto era totalmente secundario), y a medida que te alejabas ganaba en limpieza y nitidez. Difícil tesitura la de elegir ubicación en la Rock Kitchen, que habrá que tener en cuenta para próximas visitas (léase Neurosis).

En resumen, más que un concierto lo del 7 de julio pasará a la historia como una auténtica experiencia erótico festiva con un público entregadísimo y Tim Harrington como absoluto protagonista.

Web Hosting