banner WIR

The Orinal Soundtrack

Por Juanjo Rueda 4

8.0

Nota
8.0
80%

Se va a convertir en costumbre, nuevo disco de Bigott. A diferencia de otros compositores, Borja Laudo -verdadero nombre detrás de Bigott- ejerce desde hace unos años como si de un Woody Allen del ámbito músical se tratara. Desde su segundo disco (“What A Lovely Day Today“, 2008) va a disco por año, y este que ahora nos ocupa ya es el quinto.

Hace poco le preguntaba en una entrevista para este webzine en qué se diferenciaba este nuevo disco de los anteriores y, cómo suele ser habitual, recibía una irónica respuesta por su parte. La verdad que vista su discografía en perspectiva se podría decir que ha tenido lugar una cierta depuración hacía una gran concreción pop dentro de su habitual (freak)folk de raíz americana. Además de lo musical siguen sus señas de identidad, a saber: los juegos de palabras, cierto surrelismo en las letras, y el humor. Y siguen las canciones, ya que este disco viene a confirmar lo que muchos sabían siguiendo su discografía, Bigott tiene una gran capacidad para hacer canciones instantáneas y pegadizas. Desde la inicial “Vaporcito”, pasando por la bailable y algo sorprendente “Cannibal Dinner” (primer single), la muy pop “God is Gay”, la algo psicodélica “Flying Zirkus”, llegando en la parte final a piezas como “Endlessly” o “Bar Bacharach”; que muestran que el disco tiene singles potenciales de sobra para elegir.

El disco sigue sumando a una discografía que no baja del notable (alto) y que no tiene un solo paso en falso, constatando que nos encontramos ante uno de los compositores pop actuales más importantes de nuestro país.

banner WIR