banner WIR

No Use For A Name, profesionales del punk-rock

Por Pablo Luque 0

No me cabe duda de que No Use for a Name volverán a tocar en Madrid. Lo que no tengo tan claro es que quieran actuar en la recién nombrada Sala Marco Aldany, antes Sala Heineken, principalmente porque el sonido fue lamentable, y segundo, porque estos currantes del punk-rock comandados por Tony Sly ya sufren un comienzo de alopecia (comprensible, son cuarentones avanzados) y no creo que les interese un corte de pelo.

El nombre del lugar ya será ridiculizado en infinidad de ocasiones futuras, así que vayamos al grano. Dos fueron las bandas encargadas de calentar el ambiente antes de que aparecieran No Use. Los primeros fueron Never Draw Back, una banda local con un sonido mucho más actual que sus compañeros de escenario. A continuación entraron Not Available, procedentes de Stuttgart. Una banda old-school que tiene como único objetivo la diversión, de innovar poco, ya que su propuesta musical está bastante trillada. De cualquier forma, estos alemanes con barriga cervecera fueron los que mejor conectaron con el respetable, gracias a su actitud y al sorprendente buen manejo del español que tenía su cantante. Dieron lo mejor de sí a pesar de que les faltaba un guitarrista, y los asistentes lo agradecieron.

Si la actuación de Not Available les hizo ganarse un bonito recodo en la memoria de los madrileños, la de No Use for a Name también lo hizo pero por razones bien distintas. Fue Matt Riddle, el bajista, el que sostuvo el concierto, ya que el cantante Tony Sly parecía ausente. Daba la impresión de que el bueno de Tony estuviera en un velatorio más que ante una sala bastante llena y entregada a sus grandísimas canciones, con una cara larga y dando tumbos por el escenario. Algo le pasaba: tras terminar la cuarta o quinta canción, el tipo soltó la guitarra y se fue del escenario. Quiero pensar que estaba enfermo, pero por lo acontecido en fechas anteriores dentro de esta larga gira ibérica, es probable que estuviera como una cuba. Sus tres compañeros salvaron la papeleta tocando una versión de “Martian” de Misfits para hacer tiempo mientras Tony, intuyo, vomitaba hasta la primera papilla en el baño. ¡Profesionales del punk-rock!

Siendo sinceros, sólo es la actitud del cantante y compositor lo que se le puede reprochar a los norteamericanos, porque en lo musical incluso éste se portó. Cierto es que tocó con el piloto automático, pero no falló. Empezaron con “Not your savior” y repasaron sus mejores canciones en un setlist muy distribuido entre todos sus discos, ya que tampoco tienen material nuevo que presentar; su último disco, “The Feel Good Record of the Year” es de hace ya tres años. Sonaron “Coming Too Close”, “Any Number Can Play”, “The Answer Is Still No”, “International You Day”, la más aclamada de la noche, y la final “Feeding the Fire”. Tuvieron que hacer frente durante todo el concierto a un sonido horroroso cortesía del señor Aldany (podría ser peor, podría llamarse sala Llongueras), con lo que los músicos tuvieron que tocar prácticamente sin monitores, es decir, sin escucharse a sí mismos. Suerte que el público, que no dejó de subirse al escenario, se sabía todas las canciones y en colaboración se salvó el show.

Los años no pasan en balde para nadie, tampoco para No Use for a Name, pero estoy seguro de que volverán con un nuevo disco. Siempre se les querrá y serán bienvenidos, aunque para la próxima ojalá tengan un poco menos de alcohol en sangre.

Setlist NUFAN 25/Nov/2011

1. Not Your Savior.
2. I Want To Be Wrong.
3. Angela.
4. Coming Too Close.
5. Chasing Rainbows,
6. Soulmate.
7. Six Drgrees From Misty.
8. Friends Of The Enemy.
9. Any Number Can Play.
10. Under The Garden.
11. Fatal Flu.
12. Slowly Fading Fast.
13. On The Outside.
14. A Postcard Will Be Nice.
15. Invincible.
16. Why Doesn’t Anybody Like Me?
17. Justified Black Eye.
18. The Trumpet Player.
19. Dumb Reminders.
20. Straight From The Jacket.
21. The Answer Is Still No.
22. International You Day.
23. Let Me Down.
24. The Biggest Lie.
25. Feeding The Fire.

banner WIR