banner WIR

Toulose deleita a Granada en Planta Baja

Por Carmen Salvador 0

Carmen Salvador

El sábado 12 de noviembre, Toulouse tocaron en Planta Baja, en Granada, y ahí estuvimos.

A pesar de ser un día muy difícil para llenar una sala debido a otros conciertos como el de Zahara ese mismo día en la sala Tren, o el Festival Loop en la Copera,la asistencia no fue escasa y pudieron tocar con una sala llena de gente deseando corear sus temas.

Empezaron bastante tarde, más tarde de las 10 y media de la noche, sin teloneros. Abrieron boca con el tema Baile de disfraces, de su segundo EP, punto de partida. Quizá no es el mejor tema para empezar, pero confié en que el set list habría estado desarrollado de esa manera por algún motivo en especial y no por cosas del azar. Continuaron con temas de sus anteriores EPs, tanto el segundo como el tercero, hasta que nos presentaron una canción nueva, de la que no se atrevieron a darnos un nombre, pero sí nos propusieron que les ayudáramos irónicamente. Con guitarras firmes y sin ausencia alguna de ritmo hicieron bailar a la sala y demostraron una vez más que estos chicos no están parados, presentando esta canción como un tema más de su próximo de disco que sacarán entre febrero y marzo de 2012, el cual, por supuesto, no podéis perderos.
Carmen Salvador

Tras esta primera presentación de lo que en un futuro será su nuevo disco, se animaron presentando más temas nuevos, mezclándolos con los de sus EPs anteriores, y además también incorporaron (por fin) una de Tras el telón, que la verdad, yo estaba deseando, su primer EP.

Además, con todo esto, se atrevieron con una versión de los Beatles, I want to hold your hand, elegida con mucho acierto, ya que hicieron a corear  y bailotear a la sala al ritmo del mejor pop de los 60.
Después de esta versión tocaron más canciones nuevas mezcladas con antiguas, y acabaron el concierto con, cómo no, Todo cambia, un tema que se incluye en su primer EP, y que, creo, es el más sonado entre todos nosotros.
Con esto, Toulouse nos dejó una vez más un buen sabor de boca al acabar (o comenzar, como cada uno lo vea) la noche, que se siguió de unas cervezas en el Pub Peatón y de una pinchada ‘’Toulouse’’ en la nueva Sala Blondie. La verdad es que fue una noche muy curiosa.
banner WIR