banner WIR

The New Raemon, la inteligencia sonora en el Teatro Central

Por Rebeca Pinto 0

The New Raemon hacía doble parada en Sevilla dentro de la gira de su último trabajo “La libre asociación”.

“Lo bello y lo bestia”, fue el primer tema que interpretó de The New Raemon. Cuando salió al escenario, el irónico y locuaz Ramón Rodríguez, advirtió al público que por poco no hay concierto, ya que les había fallado la furgoneta a la banda que lo acompaña.

Él, en cambio, había protagonizado un concierto para niños esa misma mañana, dentro del ciclo de Rock para niños, que se ha celebrado este año en el Teatro Central, y que ha tenido a nombres como Chistina Rosenvinge y Sr. Chinarro. Haciendo alusión a este concierto, nos trasmitió el desinterés que habían mostrado los pequeños, con su característico humor catalán, recordando que la profesora le había mirado con mala cara.

Menos mal que no falló finalmente la banda, ya que desde este primer tema de su último LP, “La libre asociación”, le dio una intensidad y grandilocuencia en una puesta de escena, que, a priori parecía que iba a ser aburrida( con los incómodos asientos que no nos gustan a los que vamos a disfrutar de un concierto de rock) , pero que canción tras canción, intercalada con sus inteligentes comentarios, hicieron de éste, un concierto memorable, tal y como nos tiene acostumbrado el catalán.
Ya había presentado este último disco en el Festival Territorios de Sevilla (al que hizo alusión al recordar como una chica le gritaba insistentemente que le diera su chaqueta), pero el buen sonido, y la cordialidad presente auguraba una agradable jornada sonora.

Buen ejemplo de ello fueron piezas de este último disco como el refugio de Superman y sobretodo la penetrante “Algunas personas del valle”, con unos magníficos coros del “vamos a temblar” de su estribillo, que metafóricamente se reflejaba en la vibración que estábamos experimentando los espectadores. Algunas de las “lindezas “ que soltó entre canción y canción, y que hizo reír a la mayoría de los presentes, fueron sus guiños mordaces al futuro presidente, “Rajoydivision”, que según Ramón, nos conducirá a un mundo lo más parecido a “Mordor”.

Los aplausos más fuertes los recibió con los ya clásicos temas de disco “A propósito de Garfunkel”, con “La Cafetera”, “Hundir la Flota”, y la más aclamada “Tú, Garfunkel”, que levantó al público de sus asientos, y que aplaudía con ansias pidiendo el esperado bis. Este último tema lo empezó tocando en solitario y poco a poco fue reincorporándose esa magnífica banda mientras que la canción ganaba intensidad.

Antes había interpretado otros temas en solitario. Y a pesar de parecer que adquiría un carácter intimista, cuando afinaba su guitarra, seguía bromeando. Incluso al corear el estribillo “como tú lo demandabas”, lo sustituyó cuando iba finalizando con el “Como culo demandabas” Esta broma se debió, según nos explicó antes de interpretarla, a cómo entendía el estribillo el hijo del bajista Javi Vega (Maga, Sr.Chinarro).

El bis lo remató con tres temas de su último disco, donde resaltó la melancólica “Verdugo”. Con el último tema, “Lleno de gracia”, pidió al público que se acercara, y la gran mayoría nos acercamos a los músicos y disfrutamos de su simpatía y de la complicidad con que nos miraba. La voz de Ramón Rodriguez sonó dulce y nostálgica y a pesar de tener unas letras tristes, todos salimos del concierto con muy buen sabor de boca gracias a la locuacidad distintiva y mordaz del catalán, junto con la inteligencia musical que acompaña a sus actuaciones.

banner WIR