banner WIR

Jódete y baila

Por Jose Eduardo Medina 3

De Galicia con amor. Carlangas (Guitarra y voces), Jarri (bajo y voces) y Xavi (batería y voces), han llegado para romper esquemas del indie gafapasta. Son antiguos, no vintage. Se declaran románticos, pero no piensan renunciar a su carácter macarra. Se sacuden las pretensiones culturetas y prefieren hablar de chorvas, bolas chinas y latin kings. Con esta filosofía vital, Novedades Carminha vuelven a sacar, de la trastienda de la mercería de Compostela, un repertorio de canciones punks conservando la frescura de los orígenes.

Un título directo, “Jódete y baila” (Lixo Urbano, 2011), sin rodeos, así funciona esta nueva ola de sonidos procedentes de las tierras del Apóstol. Más prosaicos que Triángulo de Amor Bizarro o los emergentes Disco Las Palmeras!, optan por los ritmos bailones, un garage rozando el lo-fi, a la medida de bandas americanas como Harlem, Black Lips o Ty Segall, pero sin perder ápice de esa mala leche que traen de serie. Utilizar la ácida ironía para como método para reírse de todo, incluido ellos mismos.

Tras el alegato a la antigua moneda patria, a ritmo de rápidos punteos de guitarra, llega la pista homónima al disco. “Jódete y baila”, una revisión del flechazo a pie de playa, el mito cubano y la seducción desinteresada. ‘Soy tú papi, dame, dame salsa‘, ¡qué pánfila europea sería capaz de resistirse! Sin embargo, esta promiscuidad no puede traer nada bueno, mejor repasar la doctrina islámica a base de riffs rápidos de guitarra, mientras se disfruta de los privilegios del harem, y, de paso, nunca viene mal que Alá esté de tu parte para pedirle algún favor. Ante esas ventajas, la carne de cerdo puede esperar.

A pesar de sus pintas de macarras, no pueden evitar ponerse sensibles, a su manera. ‘Una gaseosa en un centro comercial‘ o ir ‘juntos a dar paseítos al mar‘, afirman, es suficiente para ‘sentir el amor‘. Total, ahora vais de liberales y tampoco os coméis un rosco. No se cortan un pelo, y con el mismo descaro utilizan el ritmo simple, cortado con patrón americano, pero en él nada encaja, todo entra a destiempo, y, sin embargo, ahí está la gracia.

La subida de revoluciones de “No corras papá”, donde sacan partido a esas Danelectro mal afinadas, y el devoto canto al Apóstol, nos hacen regresar al denominador playero. “Miami Beach”, o como salir de las anodinas arenas de Samil a base de rock surfero para montar tu propia pandilla y fardar por las playas de Florida. El disco cierra con una parada en la lengua materna, una despedida lo-fi y el mar de telón de fondo.

Estos tres gallegos nos han convencido, siendo un digno representante del garage patrio dentro de la nueva explosión internacional del género. Sabiendo mantener su carácter irreverente y cáustico, con una importante dosis de incorrección política, y haciendo un punk de estructura pop que aporta la suficiente versatilidad para pasar de la ocurrencia sarcástica y socarrona, al estribillo festivo y coreable. Así que, chicas, cuando os digan: ‘Mueve el cucú, mami, mueve el cucú‘ no os hagáis las indies remilgadas y puntillosas.

Dadle una escucha a su Bandcamp.

 

NOVEDADES CARMINHA. Jódete y baila from Ernie Producciones on Vimeo.

 

banner WIR