banner WIR

Shame: El desierto infinito de la adicción

Por José Ángel López 0

Familia, sexo, dolor, soledad y amor en una película imprescindible.

Steve McQueen es un director con muchas esquinas por pulir, pero que con sus dos películas, sobre todo con esta última, ha llamado la atención de crítica y público, galardonado en casi todos los festivales a los que ha asistido, incluido el de Sevilla, siempre llevando de la mano a un magnifico Michael Fassbender que en Shame da una lección de lo que es interpretar con desgarrados en la piel, transmitiendo toda la desesperación de un pasado que solo se muestra de forma tangencial y un presente de adicción al sexo que calma el dolor y llena los grandes huecos internos. Y es que esta película describe con más o menos acierto la vida tortuosa de seres incompletos llevados por la angustia a los límites de la esperanza y que, perdidos cuanto más a salvo, se sienten cómodos en la caída acogedora del dolor de la soledad.

Carey Mulligan y Michael Fassbender retratan a unos hermanos ambivalentes, incapaces de soportarse mutuamente y que buscan la autodestrucción como una polilla a la luz incineradora de la lámpara, sin embargo sienten el amor y responsabilidad de nacer bajo el mismo techo, compartiendo un pasado turbio, unidos por el desastre y la enfermedad que es la familia mal digerida.
Ambos utilizan el sexo como vía de escape de sí mismos, tóxicos como el uranio, se rinden a la placida calidez que les produce estos encuentros carnales y virtuales sin compromiso. Aunque no podemos caer en la fácil interpretación sexual del film, Shame va más allá, quizás ese sea su principal defecto, McQueen nos muestra un espejo donde se refleja ese lugar oscuro lleno de telarañas y recuerdos encerrados con llave que todos tenemos dentro y que no podemos mirar sin sentir un escalofrío que recorre la espalda.

Afortunados fuimos los que la pudimos ver en versión original en el Festival de Cine Europeo, ahora solo se puede ver doblada. Cosas de vivir en el tercer mundo.

Premios:

Festival de Venecia: Copa Volpi al Mejor actor (Fassbender), Premio FIPRESCI
Premios BAFTA: Nominada a mejor film británico y actor (Fassbender)
Globos de Oro: Nominada a Mejor actor dramático (Fassbender)
Festival de Sevilla: Mejor director, mejor actor (Michael Fassbender) (ex-aequo)
Satellite Awards: 6 nominaciones, incluyendo mejor película y director
Independent Spirit Awards: Nominada a Mejor película extranjera
British Independent Film Awards: Mejor actor (Fassbender). 6 nominaciones.
Asociación de Críticos de Los Angeles: Mejor actor (Michael Fassbender)
Critics Choice Awards: Nominada a mejor actor (Fassbender) y actriz sec. (Mulligan)

Película: Shame.
Dirección: Steve McQueen
Interpretación: Michael Fassbender (Brandon), Carey Mulligan (Sissy), James Badge Dale (David), Nicole Beharie (Marianne), Hannah Ware.
Guion: Steve McQueen y Abi Morgan.
Fotografía: Sean Bobbitt

banner WIR