banner WIR

Bilbadino, pasión por la sesión

Por A.Brotons 0

De Bilbao, que no Bilbado, pero residente en Barcelona y/o Razzmatazz, hemos tenido el placer de entrevistar a Víctor, más conocido musicalmente como Bilbadino dj. A continuación os dejamos la entrevista.

¿Qué te llevó a ser DJ?

La curiosidad, pero sobretodo la pasión por la música.

¿Cómo empezaste?

Me tengo que remontar a 1993, cuando entré por primera vez a una discoteca (Galo’s – Santurce) Desde aquella tarde –tenía 15 años y era una “disco light”- cada vez que volvía, pasaba gran parte del tiempo observando lo que hacía el DJ, así que la curiosidad me llevó a comprar por un anuncio de periódico dos platos de correa y una mesa cutre que aún conservo.

¿Y cómo aprendiste?

A base de paciencia y escuchando muchísima radio. Era un fanático de un programa de radio que se llamaba “it’s your time” presentado por Toni Peret, y como no tenía edad para ir a clubs era la única manera de poder escuchar sets completos y aprender de dj’s profesionales. Siempre he sido autodidacta y nunca he tenido a nadie para que me enseñe nada. El día que descubrí que para mezclar dos temas tenían que ir a la misma velocidad fue cuando empecé a ver la luz de todo y me animó a continuar en esa línea.

¿Y tus inicios?

Mi primera sesión fue haciendo una sustitución al DJ de los domingos en el Galo’s. Nunca lo olvidaré -tenia 16 años- y recuerdo que el encargado me acabó metiendo en el fregadero de la cocina de la sala para hacerme el bautismo oficial… es más, aún tengo el cassette que grabé durante la sesión. Eran otros tiempos…

¿Y por qué Dj bilbadino, cuál es el origen del nombre?

Soy de Sestao un pueblo cercano a Bilbao, pero la universidad la cursé en Barcelona, y en el grupo de amigos siempre se dirigían a mi como, el de “Bilbado”… el resto te lo puedes imaginar, ¿no?

Aparte del citado Galo´s, ¿cuáles fueron tus primeros garitos donde pinchaste?

Galo’s, Pentagrama, Archipiélago (en la zona norte)… unos antros de cojones, pero que guardo un bonito recuerdo. Por la zona de Barcelona, después de un parón para cursar mis estudios, me volvió a picar el gusanillo de volver a pinchar y mis primeras sesiones las hice en Fantástico, The Sound y Depósito Legal.

¿Nos gustaría saber a qué te dedicas y si te resulta complicado compatibilizar tu trabajo con las sesiones?

Estudié Ingeniería de Telecomunicaciones, concretamente la especialidad de imagen y sonido, y el mundo profesional me ha llevado a trabajar en una multinacional de microscopia. Es totalmente compatible, siempre que no me coincida una dura semana de trabajo llena de viajes y el fin de semana tenga que volver a hacerme la maleta.

¿Tienes más libertad actualmente a la hora de pinchar, en comparación a los inicios?

Nunca me he sentido muy condicionado con el estilo que tengo que pinchar. Pero sí, está claro que en función del club te adaptas un poco al criterio del público, pero siempre dentro de la línea en la que me contrataron.

Hace poco leímos en tu Facebook que te habías comprado unos “aparatitos nuevos” Háblanos un poco de tus herramientas de trabajo ¿Con qué equipo sueles pinchar?

Mis comienzos fueron con vinilos y luego con cd’s hasta el año pasado, que decidí dar el paso al Traktor con código de tiempo, por simple comodidad y versatilidad a la hora de crear efectos, aunque sigo mezclando a la antigua usanza, es decir, utilizando el pitch de los reproductores de CD. Hay cosas que difícilmente cambiarán en mi forma de pinchar, y creo que eso también contesta al tópico de los que pinchamos con ordenador. Los aparatitos que me he comprado son para el pequeño “home-studio” que estoy montando para crear y producir música. Concretamente fue un compresor y excitador multibanda, algo imprescindible que aún no tenía.

Y hemos escuchado algunas remasterizaciones como por ejemplo la de “Plástico eléctrico” de Grises o un mash-up del “How deep is your love” de The Rapture. ¿Vas a intentar adentrarse en el mundo de las remezclas de grupos pop?

Actualmente tengo que reconocer que es lo que más me motiva personalmente. Creo que tengo conocimientos técnicos de cómo hacer las cosas sin la ayuda de nadie y me ilusiona mucho, pero necesitaría otra vida de regalo para poder dedicarme a ello plenamente. No tengo tiempo para todo, así que de momento es un hobbie paralelo…

¿Cómo ves el mundillo de los djs?. ¿Consideras que actualmente que a raíz de la evolución de internet y ordenadores hay muchos más djs? ¿Es positivo o negativo?

Es evidente que desde hace unos años esta profesión se ha empezado a valorar, para bien o para mal. Si a eso le sumamos la facilidad que existe actualmente para conseguir música por infinidad de medios digitales y un programa sencillo de ordenador que te sirva de interface para pinchar, cualquiera puede hacer algo similar a lo que hacen sus ídolos musicales, ¿no?. La competencia no es negativa, siempre habrá alguien del que puedes aprender algo nuevo.

¿Cuáles son tus dj ?s favoritos?

Siempre he sentido especial predilección por los 2ManyDJ’s, me encanta su manera de fusionar el pop y la electrónica. En septiembre cumplí uno de mis sueños pinchando junto a ellos en Valencia. A nivel nacional, mis compañeros de cabina en Razzmatazz son mis referentes, cada uno dentro de su propio estilo, y eso es lo que más me enriquece.

Sesión en el FIB 2006

Imaginamos que durante las cientas de noches que has pinchado te habrán pasado miles de anécdotas ¿nos podrías contar alguna?

Pues sí, ha habido de todo, pero una de las más curiosas me pasó hace bien poco en la Sala La 3 de Valencia. Durante el aniversario pusieron pirotecnia dentro de toda la sala, y al empezar la sesión encendieron una cascada de fuego justo detrás mío… en principio no debía pasar nada, pero cuando se subió una chica del público al escenario para decirme “¡tienes fuego detrás!” y vi que una tela se estaba incendiando al lado de los monitores te puedes imaginar el susto. Mucha gente se pensó que era parte del “show” y animaban como locos pero el que peor lo pasó fui yo intentando salvar mi chaqueta, la maleta, el ordenador… Fue una simple anécdota y la noche acabó de lujo.

¿Cuál es el lugar más insólito donde has pinchado o te han pedido pinchar?

Posiblemente el sitio mas extraño haya sido en un club de Mallorca, que a falta de escenario y con las prisas montaron la cabina encima de un billar, con toda la inestabilidad que eso conlleva. El más divertido fue en una travesía en barco que hicimos en Alicante organizada por la gente de Stereo, fue increíble.

¿Dónde te gustaría pinchar que no lo hayas hecho?

Nunca puedes decir que has tocado techo, pero a corto plazo creo que he cumplido mis ilusiones y me siento satisfecho por el camino recorrido.

Y cuál es la sesión que mejor recuerdas, la más especial o la que más disfrutaste.

Son muchísimas las sesiones que he disfrutado, pero guardo un especial recuerdo de mi sesión en el FIB de 2006. Era la ultima fiesta de la playa que se celebraba, fue un festival ‘sold out’ y al subir al escenario no conseguía ver el final del publico. Al principio estaba muy nervioso pero fue algo inolvidable, y además la sesión que me dio a conocer a nivel nacional.

En Low Cost festival del año pasado, pudimos disfrutar de una sesión tuya compartida junto con Kinki y Galan, agrupados bajo el nombre de KGB dj ?s. ¿Fue algo esporádico, para una ocasión, o volveréis a repetirlo?. ¿Qué prefieres, pinchar tú solo o acompañado?

La relación con Kinki (K) y Galan (G) va mas allá de compartir cabina con ellos. Son mis “primos ficticios” y siempre hemos tenido muy buen rollo. El primer año del Low Cost nos propusieron pinchar juntos y el año pasado repetimos bajo el pseudónimo de KGB. Veremos qué pasa este año. No lo hicimos tan mal, ¿no?

Y ya que hemos mencionado la palabra festival ¿Cuál es tu festival favorito? ¿Y por qué?

Primero fue el FIB por el binomio sol y playa, pero actualmente creo que ha perdido el rumbo musical. Los primeros años del PS en el Fórum fueron muy especiales, y a nivel de cartel creo que actualmente no tiene competencia, pero también creo se les ha ido de las manos, así que me quedo con festivales más caseros, donde creo que le ponen más ilusión y son más manejables en los tiempos de masificación indie. No digo nombres, que si no os enteráis todos.

Ahora vamos a hacerte un pequeño test personal:

Un disco – El “Funeral” de Arcade Fire, lo considero un disco atemporal.
Una canción – Siempre contesto lo mismo, depende del momento. Aunque pueda parecer extraño siendo DJ, no tengo bandas fetiche.
Un grupo nacional – Actualmente Grises creo que tienen la ilusión que han perdido muchas bandas emergentes que he visto.
Un grupo internacional – The Black Keys están en esa línea que se ha perdido hace tiempo… van por buen “camino”
Un hype“Never Be Alone”, junto con su capella me emociona.
Un oldie – Snake Corps – This is Seagull
Una comida – Huevos fritos con patatas !Ñam!
Una bebida Gin-Lemon
Un libro – El periódico, nunca deja de sorprenderme y encima es real.
Una película – Sueños Rotos (Jonathan Kaplan) 1999
Una ciudad para perderte – Tokio
Una ciudad para no volver – Siento decir que Oporto no me gusta, he estado decenas de veces y su decadencia me entristece.
Un Club/discoteca – Razzmatazz. Su historia musical en este país no tiene competencia. También tuve la oportunidad de pinchar en el Koko (Londres) me pareció la comparación más cercana.
Un concierto Soulwax en Razzmatazz el 7 de Diciembre de 2007 presentando el “Any Minute Now”. Para mí, hubo un antes y un después.

Y por último nos gustaría que nos respondieses brevemente con una frase o una palabra a las siguientes palabras:

Razzmatazz – Historia musical de una ciudad.
Barcelona -Mi ciudad de adopción, cosmopolita, mediterránea… actualmente tengo con ella una relación amor-odio que me engancha.
Bilbao -Nostalgia, familia, mi casa, ¡y un gran club de fútbol!.
Sevilla -Olé…jajaja. Tengo grandes amigos allí y siempre que puedo me escapo a hacer una visita.
FIB – Sol, playa, guiris…
Primavera Sound -Demasiada modernez, pero un exquisito cartel musical.
Exiliados – Bonita reunión de amigos.
Facebook – Una herramienta muy útil de conexión y promoción, pero no os acostumbréis, veremos qué mueve al mundo dentro de unos años.

Por último, agradecemos a Bilbadino su tiempo y amabilidad para la elaboración de la entrevista, y recordamos que quien quiera disfrutar de una de sus sesiones en directo podrá hacerlo el 31 de marzo en el Springfestival de Alicante.

banner WIR