banner WIR

Ruido made in Galicia, por Disco Las Palmeras

Por Rebeca Pinto 0

Ignacio Sánchez

Los gallegos arrasan gracias a su fuerza y pegada, dentro del Ciclo 2+1 organizado por el CICUS.

El concierto del pasado jueves en el CICUS era para mí como jugar en terreno conocido, ya que fue el único grupo que vi dos veces en la pasada edición del Monkey Week. Allí me impresionaron, y anoche no hicieron sino refrendar mis buenos pensamientos, dentro de las espectacular programación del CICUS (Ciclo pop-rock 2+1).

Ignacio Sánchez

El sonido de este trío gallego me sumergió en una atmósfera sonora y de ruido penetrante, y con la placentera sensación de salir medio sorda de un concierto grandioso. Era la carta de presentaron en Sevilla “Nihil Obstat” (Matapadre, 2011), lo que acabó siendo a una noche memorable.

Presentaron tres nuevo temas en los que parecen seguir la línea, y denotaron una continuidad que es necesaria, sobre todo para los amantes de este “noise gallego”, que junto a los Triángulo de Amor Bizarro, ofrece macarrismo a la escena indie sevillana. La voz de Diego Castro, que suena muy madura y en cambio en persona te impresiona por su juventud, vibró en temas como “Desde hoy perfecto” o “Los nuevos nihilistas”. Este último tema retumbó desde el principio, con una subida progresiva y potente.

Componentes aparentemente tímidos, que no sé si es por la etiqueta, pero que en ningún momento miraron al público, se ocultan bajo sus cabellos, y permanecen casi siempre estáticos. Poca interconexión con un público ansioso, pero parece ser marca de la casa.

El comienzo de “Del miedo a mis viajes” sonó muy parecido a TAB, pero la nostalgia que trasmite este tema y la oscuridad liviana la hace sublime.
Por supuesto no faltaron los temas punteros. “La casa cuartel” te manda unas energías violentas, y me entraron ganas de salir a quemar contenedores. Su espectacular comienzo más bien podría trasladarse a la salida de las procesiones de la cercana Semana Santa. Habla de las “escenas de pánico” que puede crear este desastre, y da paso a un enjambre de sonidos sucios que te aceleran la adrenalina.

Ignacio Sánchez

“A los indecisos”es apoteósica, colocada de las últimas en el setlist, para dejarnos con el mono de escuchar ese riff constante que las dos guitarras eléctricas marcan durante todo el tema. Serían una perfecta banda sonora para la película más macarra de Alex de la Iglesia. Letras lejanas pero que hablan de odio, nervios, incendios, y que se sumergen en un shoegazze-efecto invernadero.

Pero a pesar de esto, no nos dan una sensación claustrofóbica. Nos demuestran que no son imprescindibles los bajos. Y sobre todo ganas de hacer el gamberro que contrastan con la falsa quietud de los tres componentes de esta prometedora formación gallega. Espero que su juventud no se derroche, y sigan evolucionando de una forma muy productiva como he podido presenciar desde que los vengo conociendo no hace más de un año.

Hay que hacer especial mención a este espectacular ciclo pop-rock 2+1 que organiza el CICUS y que ha traído a gente de muchísima calidad como La débil o A Jigsaw entre otros. Esperemos que continúe en la temporada estival.

banner WIR