banner WIR

Inauguramos la temporada con Springfestival Alicante

Por Redacción EER 4

El pasado 31 de marzo se celebró el SpringFestival Alicante, o como algunos le quisieron llamar la fiesta de la primavera, que servía para abrir boca a la temporada de festivales de verano de este año.

La IV edición venía con la gran novedad de un segundo escenario, el rockers-la3, centrado en música Indie, espacio donde estuvimos todo el tiempo y centramos nuestra atención.

El recinto estaba ubicado en la parte final del puerto de Alicante, en la llamada Zona Volvo. Mientras caminabas hacia allí, ibas adentrándote en la marea de personas que estaban haciendo botellón desde primeras horas. Estilos muy diferentes de público se entremezclaban en la previa a la entrada del Springfestival, un festival donde la música house convivía con el electro-indie en dos escenarios que se daban la espalda.

Entre los platos fuertes, se encontraban los veteranos La habitación Roja que en un horario muy temprano, las siete de la tarde, prácticamente abría el escenario, con permiso de los dj´s anteriores. Los valencianos estrenaban nuevo disco, “Fue eléctrico” y recordaban las grandes hits ante un público poco numeroso por la hora del concierto. Con un sonido contundente y setlist muy completo (“Siberia” “Annapurna” “Nunca ganaremos el mundial” entre otras) se metieron a los asistentes en el bolsillo. Tras una hora de concierto, cerraron con el single del octavo de disco “Ayer” que suena muy bien en directo. Sin duda, el mejor concierto del festival.

Tras los de la terreta, vinieron los murcianos the Leadings, que llenaron de explosiva electricidad el segundo stage ante un público que iba llenando poco a poco la pista hasta casi completarla, pero sin agobios, con los Zombie Kids, el gran reclamo de la noche. Acompañados de un cantante que fue un showman en todo momento, estos chicos pusieron en pie a todo el mundo y desgastaron las zapatillas de más de uno con su mezcla de hip-hop, electro, punk o metal y que encajó muy bien en el festival.

Posteriormente, fue el turno de Cycle que dejaron mucho que desear. Sonido pobre y sucio con poca transmisión con el público, que parecía que solo querían escuchar sus dos grandes hits “Apple tree” y “Confusión” que no cabe duda que son dos temazos de la pista de baile.

Se adentraba la noche, para empezar un verdadera FIESTA con Elyella dj´s. Sin duda, la mejor sorpresa de la noche y del año. FIESTA en mayusculas con esta princesa y este orangután, que no pararon de poner hits por doquier con sus respectivos carteles a lo sos entre el público, fuegos artificiales, banderas como si estuvieras en el fondo de un estadio de futbol y un escenario a reventar de gente bailando y saltando. Espectaculares.

Se lo pusieron muy difícil a Bilbadino que supo defenderse muy bien con una sesión no tanto mainstreaming. Con una gran concentración y técnica bajo los platos, Bilbadino empezó la sesión con canciones muy bailables pero menos conocidas para el público en general, como de Tame impala o Grises, aunque posiblemente su mejor momento fue la versión acústica de kids de los Kooks enlazada con la remezcla de Soulwax de esta gran canción de los MGMT. Brutal. Una sesión muy electrónica y adecuada para echar el cierre al festival.

Para terminar, resumiremos un poco el festival. A pesar de algunas criticas vecinales, el festival dispone un gran potencial que se sirve de dos grandes públicos objetivos distintos que le puede permitir crecer. Sonido adecuado, nada de agobios en la pista de baile, barras suficientes aunque harían falta un poco más de wc´s y mayor variedad de comida ya que no se podía salir del festival, sino era pagando. Por último, destacamos el concierto de la habitación roja y la sesión de elyella.

Hasta la próxima edición.

banner WIR