banner WIR

Uñas

Por Zuri 0

Zuri Art

Me acabo de mirar los pies y se me ha venido a la cabeza que el otro día soñé que tenía las uñas largas y sucias. Mi primera reacción ha sido pensar en cortármelas, porque hoy tengo un acto social y mi madre me dijo que nunca saliera de casa con las uñas sucias o largas. También me inculcó el gusto por los calcetines decentes y los calzoncillos limpios, todo por si en algún momento tuviera que ir al médico y pensaran que qué madre tan mala tenía yo si no iba presentable. Mi padre era diferente, él me decía siempre que una vez se tuvo que quitar el zapato delante de una niña que le gustaba y tenía un tomate en el calcetín y que tuvo tanta vergüenza que no se atrevió a hablar más con la ella… y no quería que esa tontería me pudiera estropear un ligue. Mi padre razonaba mejor, era vendedor. Pero el caso, volviendo a mis uñas, es que tras unos milisegundos de pánico neurológico recomponiendo y asociando imágenes y pensamientos he visto que mis uñas están bien. Es más, hace solo unos pocos días que me las aseé. Si te digo la verdad, no tengo ni idea del por qué, a veces, mi cerebro desconecta de manera tan brutal, como cuando leo y me invento las palabras y le cambio el significado completo a la frase o como el otro día que tuve un déjà-vu continuado de más de cinco segundos. Todos sabemos que uno de esos es solo un flash que invade tu mente, pero, en este caso, fue una secuencia completa y mirara donde mirara la sensación de estar en una repetición de mi vida era tan constante como si de cortarme las uñas se tratara.

 

Zuri Art
Zuri Art
banner WIR