banner WIR

Llega el verano con Brendan Benson.

Por Javier del Valle 0

Tras su último paso en el FIB 2010 el que fue guitarrista de los Raconteurs nos brindó un concierto divertido, de calidad y con un aire muy fresco. Y es más que de agradecer en una época donde florecen los conciertos y artistas descafeinados.

Los encargados de abrir la noche fueron Young Hines, un grupo que sorprendió por su saber hacer y dosis de música americana. Remarcar que ellos mismos son la banda que luego tocan con Brendan Benson, así que la simbiosis fue total. Incluso el propio Brendan se animó a participar con ellos en una canción. Buen aperitivo para lo que se nos venía encima.

Foto: Stephanie Love

Sin mucho retraso se plantó en escena Benson con su característica planta y su cabellera rubia y rizada tan característica a lo Robert Plant. Una estrella del rock de las que cada vez menos quedan. Abrió el concierto con la canción que da nombre a su último trabajo, “What Kind of World” y todo empezó a funcionar. Esa sensación en la que sabes que el concierto irá rodado y disfrutarás como en enano. Y así fue, el público empezó a animarse, las barras se iban llenando con más cervezas y el artista se fue creciendo.

Foto: Stephanie Love

Remarcar que la afluencia de gente no fue espectacular, apenas 50-60 personas plobamos la sala [2] de Apolo. Quizá porque fuese jueves, quizá porque el Boss ofrecía su espectáculo el mismo día en Barcelona.

Hit tras hit llegamos a canciones tan aclamadas como “A Whole Lot Better” o “”You Make a Fool Out of Me” de su anterior trabajo “My old, familiar friend”. Tanto las canciones de siempre como las del nuevo disco compaginan a la perfección y no hubo momento para el aburrimiento. Tras un bis corto Brendan se despidió agradecido y dando la mano a los presentes.

Un genial concierto en el que quizá se echaran en falta alguna canción que había ganas de comprobar cómo sonaban en directo (“Here in the Deadlights“). Hasta pronto, Benson.

banner WIR