banner WIR

Baño de multitudes para Placebo en la sala Razzmatazz

Por Lluis Benito 4

Hacía mucho tiempo de mi último contacto con Placebo, más concretamente desde el FIB 2006 donde fueron unos de los platos fuertes de un domingo glorioso. En aquella época, no hacía demasiado que había salido el “Meds” y era uno de mis grupos favoritos. Recuerdo que viví aquel concierto, el cual mucha gente criticó, con una emoción increíble. Desde entonces, les fui perdiendo la pista gradualmente hasta el punto de no haber escuchado su último disco hasta hace bien poco, con motivo del concierto de ayer.

Aunque el estilo de los chicos de Londres ya no sea tanto de mi agrado como antiguamente (su último disco considero que esta por debajo del nivel de los discos anteriores), acudí al concierto con ganas de volver a verlos en acción y poder comprobar cómo habían envejecido aquellos hits que me hacían estremecer años atrás. Con esa situación me planté ayer en la Sala Razzmatazz y aunque la actitud del grupo fue buena y tocaron la mayoría de sus hits reconocibles, no acabé de conectar con ellos. Al revés de lo que me ocurrió a mí, el público en general estaba entusiasmado y se veía que la gente estaba disfrutando un montón. Supongo que los gustos cambian.

El concierto empezó puntual en una sala abarrotada en la que estuvo entrando gente hasta la hora del inicio del show. Nada más salir, el público les obsequió con una ovación bestial, tónica que duró durante la hora y media que estuvieron sobre el escenario. La primera parte del concierto estuvo dominada por canciones de su último disco “Battle for the Sun”, entre las cuales destacaría la que da nombre al disco y “Speak in Tongues”, que sonaron realmente atronadoras. Después de calentar motores y escuchar a Brian Molko soltarse hablando en español, que más bien parecía mejicano al unir en la misma frase las palabras “compinches, cabrones y pendejos”, empezó la parte más movida del concierto en la que empezaron a tocar canciones antiguas y acabaron del tirón con “Meds”, “Teenage Angst”, “Song to Say Goodbye” y “The Bitter End”. Sin duda la mejor parte del concierto para mi gusto.

Foto: Ramón Blanquer

Justo después de semejante derroche de electricidad, vinieron los bises en los que tuvieron tiempo de tocar una canción nueva (que por lo visto estrenaron en el Low Cost el día anterior) y acabar a lo grande con “Infra-red”. Como nota negativa decir que eche de menos “Taste in Men”, “Pure Morning” y “One of a Kind”, una de mis favoritas del “Meds” y del grupo en general. Al acabar y ante el derroche de aplausos que les estaba ofreciendo el público, Brian Molko y compañia se acercaron a saludar a las primeras filas y a devolver el cariño que estos les estaban dando.

Setlist:
Kitty Litter
Battle for the Sun
Every You Every Me
Speak In Tongues
Black-Eyed
Special Needs
For What It’s Worth
I Know
Slave to the Wage
Bright Lights
Meds
Teenage Angst
Song to Say Goodbye
The Bitter End
Encore:
Running Up That Hill (Kate Bush cover)
Post Blue
B3 (tema nuevo)
Infra-red

 

Fotos: Ramón Blanquer

banner WIR