banner WIR

Nudozurdo, “es lo único que puedo decir”

Por Rebeca Pinto 0

Ignacio Sánchez / El Enano Rabioso

Se esperaba con ansia la presencia de Nudozurdo en Sevilla. Tras su pinchazo el año pasado, Nocturama el Ciclo los ha vuelto a traer dentro de su programación de Agosto. La prueba de esta gran expectación fue la afluencia de público, muy notoria teniendo en cuenta que estamos en Agosto, y Sevilla suele estar desierta.

Entre el silencio del público apareció la alargada figura de Leo, el cantante, acompañado solo con su guitarra, para comenzar con los primeros acordes del concierto. El grupo madrileño venía a presentar Ultrapresión, último EP lanzado este año (Everlasting Records) y que ellos mismos describían como un conjunto de temas que por diversas razones se quedaron fuera del aclamado LP Tara, motor hembra(2011).

Ignacio Sánchez / El Enano Rabioso

Con este álbum precisamente, iniciaron el concierto. Primero suena “El diablo fue bueno conmigo”, que Leo interpreta solo en el escenario, y que augura un intenso y apocalíptico concierto. Suaves acordes y penetrantes letras que dejan mudo a los allí presentes, y que pudieron presenciar como el cantante apretaba los dientes con ese gesto característico de rabia contenida. Ya con el resto de banda, van sonando temas como “Ido”, instrumental que me recuerda en su inicio a “Corrientes circulares en el tiempo” de Los Planetas.

Enormes y clarividentes, aunque todavía algo tímidos, se van creciendo con “Mensajes muertos”, donde el bajo marca a la perfección el ritmo de esta canción. Escalofriante letra que parece que te empuja al abismo, hacia un paisaje desconocido y misterioso, como el que envuelve a ese espectacular álbum, Tara, motor, hembra (de lo mejor del pasado año, según El Enano Rabioso). Además, nos brindaron el tema, “Dentro de él”, de su primer álbum, sonando impetuoso y grandioso desde su comienzo. Del Sintética, el público ovacionó la vibrante interpretación de “Ha sido divertido”.

Se echaron en falta temas del último EP. Sólo sonó “Cementerio de errores”, donde machacan y ensordecen. Entusiasman al público. Aunque el sonido no estuvo precisamente a la perfección, la intensidad que nos trasmitían los componentes se agradecía. Alrededor de Leo, se asoma mientras interpreta, el áurea de misterio que lo caracteriza en todo el concierto. Se aleja del micro constantemente, con una espectacular voz que ensordece a los allí presentes. El público, ya emocionado, disfruta de los grandes hits preparados para el final del concierto. “Dosis Modernas” suena algo distinta. Finalizan con “Mil espejos” y sobre todo impresiona la interpretación de “El hijo de dios”, donde alargan la canción y la distorsión intensamente, de tal forma que el público solicita el ansiado bis.

Ignacio Sánchez / El Enano Rabioso

Apoteósica “Conocí el amor”, tema que se va creciendo y que te envuelve en un ruidismo extremo que los madrileños saben rematar con el tema “Negativo”, de Sintética. Pero nos dejan con la miel en los labios, y en una burbuja sonora que nos hace pensar en temazos que no sonaron, pero que no mermaron un concierto de poco más de una hora.

Espectacular comienzo de la serie de conciertos de Nocturama en agosto, que en una calurosa noche de verano, nos trajeron a uno de los mejores grupos del panorama nacional.

¡Larga vida a Nudozurdo!

banner WIR