banner WIR

Orbit One

Por Juanjo Rueda 1

7.0

Nota
7.0
70%

Paul Zinnard es el seudónimo de Carlos Oliver, un mallorquín afincado en Madrid y que no es precisamente nuevo en esto de la música. Este ya es su segundo álbum en solitario, después de “Songs of hatred and remorse” (2010, Two Mad Records), y antes ya había estado en grupos como The Bolivians y The Pauls.

En este segundo disco, “Orbit One” (2012, Two Mad Records) sigue contando con el cuarteto de cuerda Ansalawi a los que suma músicos como Jose Bruno a la batería, Mauro Mietta al piano, y Jaime Perpiñá al bajo, formando una magnífica sinergia musical y dotando al disco, a sus canciones, de matices con sus cuidados arreglos (llevados por el productor del disco Miguel Moretti y por Dan Roth) y música, sin que las canciones pierdan en ningún momento la cercanía con el oyente.

Oyendo a Paul Zinnard se percibe como tiene aprendidas las coordenadas del folk-rock norteamericano clásico, ese que va desde Neil Young hasta Wilco pasando por Tom Petty. Se comprueba que las tiene aprendidas y las maneja con una soltura envidiable, con una gran habilidad para formar canciones que llegan a la primera donde la melodía predomina pero donde tampoco descuida las letras (cantadas en inglés). Un disco donde predominan o resaltan por méritos propios los medios tiempos y donde canciones como “A good thing that you know”, “A man for you”, “Listen everybody”, “Beyond the moon”, “John Wayne”, o “Again” destacan, entre otras, dentro de un disco más que solido. También hay algunos breves momentos para temas rock algo más rapidos como “Happines” o “Away from home”. Unas canciones que en sus letras, en general, parecen hablar de perdida y desencanto pero también con un punto esperanzado.

En conjunto un disco de poco más de cuarenta y cinco minutos muy agradecido en su escucha y recomendable. No inventará la polvora -¿cuántos lo hacen hoy día?- pero que con sus canciones cercanas y cuidadas puede sorprenderte muy gratamente, como así ha sido en mi caso.


banner WIR