banner WIR

Puedes conseguirlo: Austin TV

Por Ross Gallagher 2

Asistimos a este emocionante concierto en la Sala Matriz Creativa de Cartagena el pasádo sábado, donde Austin TV demostró muchas tablas sobre el escenario y una particular manera de entender la música.

Foto: Those por Carlos Martínez Martínez

La velada la abrió el grupo murciano Those, ganadores del Murcia Joven allá por el año 2007, a los cuales no pude ver más que las dos últimas canciones, ya que en esos momentos me encontraba entrevistando al grupo mexicano (entrevista la cual publicaremos próximamente).

Lo poco que pude ver me llevé una impresión bastante buena, dos registros distintos, uno más tranquilo, el segundo enérgico, bien ejecutado y la verdad entretenido. Me gustará verlos de nuevo con más detenimiento si tengo ocasión.

Serían un poco pasadas las once de la noche cuando Austin TV salió al escenario dispuestos a regalarnos una gran actuación. Magnifica actitud ante un público no demasiado numeroso (auténtica lástima porque el directo del grupo es genial) al que se fueron ganando poco a poco.

Tras un par de temas que ya empezaron a servir de preparación para lo que iba a venir, Fando, guitarrista del grupo, se dirigió por primera vez a la audiencia, algo que se convertiría en costumbre a lo largo del evento; lejos de aquellas bandas que tocan y se van, lo que proponen estos mexicanos es una experiencia, una simbiosis entre público y artista para hacer de un concierto algo memorable.

Podríamos decir que el primer punto fuerte de la noche sucedió en el tercer tema, Shiva, en el que ya se anima al público a acompañar con palmas, tal y como en el disco, para de repente, hilar una versión del Seven Nation Army de los White Stripes, que sonó poderosa, y que sumada a la actitud de la banda, con un Fando que no paraba de saltar y dar vueltas sobre sí mismo, consiguió que empezaran a meterse a los espectadores en el bolsillo.

Foto: Austin Tv por Carlos Martínez Martínez

Fue entonces el momento de que Chio, única fémina del grupo, tomara el relevo de Fando, y se dirigiera al público para expresarnos su agradecimiento por estar aquí en España en una gira que acababa  con este show. Prosiguió el concierto, y fue en la quinta canción, Satélite, de su primer EP, cuando ya nos terminan de ganar, consiguiendo que colaboremos puño en alto al grito de “¡¡Hey, hey, hey!! Grito que tal y como nos cuentan, es la forma en que responden también en su tierra.

La verdad es que al grupo se le notan las tablas, saben lo que se hacen, se lo pasan bien y tienen tiempo hasta de bromear entre ellos; musicalmente suenan enérgicos, y además tienen ese punto de no sonar exactamente al disco en todos los detalles, para bien, sumando fuerza y empaque a su rock instrumental. Así siguen hilando temas hasta que tras Quedarse es morir, vuelven a requerir al público para corear el inicio del gran tema que es Marduk, complicidad la cual consiguen, contagiando al público de esa “energía positiva” que desprenden.

Justo entre esas dos canciones es donde nos explican el por qué de los disfraces, del cual sale el lema “tu cara no importa, importas tú”,  en el que nos vienen a explicar que lo importante es la música, y las relaciones humanas, el modo de interactuar, y que realmente el rostro que hay detrás de la máscara, más guapo, más feo, no tiene importancia, y no es por ese tipo de cosas por las que quieren ser conocidos.

Foto: Austin TV por Carlos Martínez Martínez

La traca final viene con las dos últimas canciones, para las cuales apagan los focos, logrando un pequeño golpe de efecto cuando, en la oscuridad, sus cascos se iluminan (aunque a modo de pequeña reprimenda, diré que sería mejor que no fuera Fando el que avisara que tienen que apagar las luces, con lo que el efecto sorpresa se diluye totalmente), para interpretar la genial y movida Caballeros del Albedrío, y posteriormente terminar en catarsis con Hombre Pánico.

Y digo bien, ya que este final con un poquito más de gente podría resultar en una locura colectiva; en esta ocasión la banda pidió voluntarios en el público para tocar batería, guitarra y teclado, consiguiendo para dos de ellos, batería y guitarra, que tras una breve charla mientras continuaba la música, tomaron el relevo, mientras los músicos bailaban por el escenario acompañados además de tres o cuatro espontáneos que subieron también a la tarima para a continuación saltar de un lado a otro.

De esta manera, y con un último mensaje de la banda flotando en el aire: “esperamos que igual que nosotros, ustedes puedan conseguir de aquí a un tiempo sus propósitos, persigan su sueño, porque pueden hacerlo” dio por finalizada la actuación de un grupo que ojalá que pueda volver próximamente a España, donde espero y tengo por seguro, serán recibidos con los brazos abiertos.

Así que lo único que se me ocurre decir es… Rata, Fando,Chio, Xna Yer, Totore, nos vemos en la próxima.

Agradecimientos a Carlos Martínez Martínez por las fotos del evento.

banner WIR