banner WIR

“Cuando no tenemos una guitarra en las manos solo pensamos en fechorías”

Por Jose A. Rueda 0

Nos ponemos en contacto con Antonio Arias para ver cómo llevan Lagartija Nick tantos años en la música y sobre todo esta gira con la formación original para interpretar su álbum de debut.

Lagartija Nick vuelve a sus orígenes, los de Hipnosis, el álbum que los vio nacer como banda que no como músicos. Convertidos ya en uno de los grupos imprescindibles dentro de la música independiente de nuestro país su nueva aventura ha sido reunirse los cuatro miembros originales para ofrecer una gira con los temas de su primer trabajo, y para que nos explique éstos y otros temas qué mejor que hacerlo hablando con Antonio Arias, hombre curtido en mil y una batallas.

Hola Antonio. Un placer entrevistarte de nuevo tres años después de hacerlo antes de un concierto de Lagartija Nick en Sevilla. Entonces presentabais “Las Marcas De Mi Larga Duración” y erais cuarteto. En el último disco habéis reducido la banda a trío. Ahora, con motivo de la reinterpretación de “Hipnosis” volvéis a ser cuatro. Tras esta mini-gira, ¿volveréis al formato cuarteto? ¿Se quedarán Juan o Miguel tras estos conciertos de “Hipnosis”?

En cuanto volvimos a tocar juntos vimos que la química permanecía intacta. Cuando nos juntamos suena así. Fue una formación que recorrió muchos espacios musicales y podemos abarcar lo que nos propongamos. Nos llevamos hasta mejor. No hay nada como el conocimiento y el respeto.

A todo esto, ¿qué había sido de Juan Codorniú y de Miguel Ángel Rodríguez Pareja (musicalmente hablando) hasta ahora?

Juan Codorniú sigue tocando con su grupo Matilda, son muy buenos. Miguel sigue haciendo música, más enfocada en la electrónica. No hay estilo que nos dé grima, ni al que lo pongamos pegas.

En 2008, se reeditaron “Inercia” y “Omega” (éste último con un nuevo gran éxito e insólita repercusión). En 2010, se reeditaron “Su” y “Val Del Omar”. ¿Esta gira de “Hipnosis” es el “aperitivo” de una inminente reedición?

Está casi lista esa reedición. Probablemente es la que más material inédito contiene. Ya sabes que para un primer disco dispones de todo lo que has compuesto antes, luego la cosa se complica. Creo que le sorprenderá a la gente las versiones y los temas que nunca salieron. Teníamos un cuatro pistas y ardía en nuestras manos.

Lleváis más de veinte años en la escena lanzando un disco prácticamente cada dos años (y siempre a un nivel incontestable). Sin embargo, actuáis generalmente en salas o eventos pequeños, mientras que en los grandes festivales otros grupos más jovenes ocupan las letras grandes del cartel. ¿Os sentís infravalorados o poco respetados? ¿O sin embargo pensáis que la esencia del underground está precisamente en tocar en salas pequeñas o como “segundones” en los festivales?

Seguimos viviendo en nuestra microfama. Siempre hemos sentido la necesidad de editar y seguir trabajando, en realidad lo hacemos más por nosotros mismo que por otra razón. Cuando no tenemos una guitarra en las manos solo pensamos en fechorías. Las salas pequeñas suenan mejor, así que no nos verá mucha gente…pero nos oyen bien.

Tengo colegas “metaleros” que dicen que vosotros antes molábais más que ahora. No estoy de acuerdo con ellos, pero me consta que no es la primera vez que relacionan vuestra primera etapa al rock-metal (“Omega” se llegó a definir como “fusión de flamenco con trash-metal”). ¿Consideráis realmente que “Hipnosis” y, en general, todos los primeros discos, fueron más agresivos que los posteriores?

Mucho más influenciados por el punk al principio. Cuando editamos “Omega” junto con el maestro Morente nos llamaron Trash, así dijimos ¿trash…qué es eso? ¿queréis trash…?pues tomad trash…, siempre muy afortunados con nuestro procedimiento.

Y hablando de la agresividad en el rock, viendo la situación política, social y económica que nos rodea, ¿cómo es que no aparecen grupos más agresivos en el panorama alternativo nacional? A vosotros, ¿no os dan ganas de contar y cantar cosas más políticas?

Supongo que la gente tiene miedo de mostrar su verdadera naturaleza, cada vez está peor visto mostrar algo más que la careta. El público es el que manda, pero no influye, no crea. Seguro que hay un montón de bandas con una postura más decidida en la música, pero…no te preocupes…nunca los van a poner.

Miro la escena granadina y casi todos los músicos de los principales grupos tenéis más de un proyecto en marcha. En concreto, en Lagartija Nick, Eric y tú estáis “pluriempleados” con Evangelistas, y Eric, además, con Los Planetas. Supongo que se debe a vuestro afán creativo, pero de repente pienso: ¿os veis obligados los músicos a pluriemplearos para poder vivir de esto?

Antes, los miembros del grupo se mosqueaban un montón si tocabas con alguien de fuera del núcleo, ahora todos sabemos que es mejor tener varios proyectos. Te mantienes activo. Supongo que nos unimos para ayudarnos y con la energía de varios poder editar trabajos. Es mejor que estar solo. Hay cierto corporativismo y nos ayuda mantener al lobo lejos de nuestra puerta.

En general, ¿cómo está afectando la situación económica al mundo del rock alternativo? ¿Os habéis visto obligados a “asumir” la subida del IVA rebajando vuestro caché?

El caché en nuestro caso se ha movido siempre. Tienes que asumir que cada concierto es una empresa conjunta entre el promotor y tú. Al igual que las compañías, se trata más de una simbiosis que en un trabajo en una sola dirección. Todos estamos apostando y aportando. Lo del iva tiene más que ver con el control del ocio a través de las empresas multinacionales, presionan a los estados para acabar con la cultura. Llevan a Millán Astray muy hondo.

Te entrevisté en 2009, Antonio, y tuviste palabras de elogio para Vetusta Morla por el hecho de no haber sucumbido ante las ofertas de las compañías multinacionales. Sin embargo, hoy día todos los grupos quieren ser “indies” en lo discográfico, ya que se antoja como una vía más rentable que esperar la llamada de las grandes casas de discos. ¿Que me diría hoy Antonio Arias sobre Vetusta Morla y, en general, sobre todos esos grupos que van de indies pero se acercan sospechosamente al mainstream? ¿Tenía razón Eric cuando dijo que en esta escena hay muchos grupos “indies sin gracia” que “se visten de lobos y están como ovejas en el rebaño”?

Todos hemos pasado por eso: principio indie, llegada a la multi, volver al indie. Es natural y el trabajo que se hace en esos años consigue que tu nombre sea recordado. En el fondo y en la forma no hay nadie independiente, todos dependemos de todos los demás, de eso puedes estar seguro. Yo de Eric me lo creo todo…si él lo dice…

Aunque la entrevista se centre en el homenaje al disco de debut de Lagartija Nick, es inevitable acordarse de la figura de Enrique Morente. Vuelvo a referirme a la conversación que tuvimos hace tres años y recuerdo que todo eran palabras enormes sobre Enrique. Para tí ya era una leyenda. Sin embargo para el público, ¿piensas que no ha valorado tanto a Morente hasta que nos dejó? Sin él, ¿qué probabilidades hay de que un mundo generalmente tan cerrado como el flamenco se interese por el rock? ¿Han sido puntuales las aportaciones de Soleá Morente y Carmen Linares para Evangelistas? ¿Volverán a grabar con la banda? Quizá la pregunta sea: ¿es Evangelistas un proyecto puntual, o tendrá continuidad?

Al igual que el repertorio del maestro Morente el trabajo de Los Evangelistas es infinito y nunca se puede dar por terminado. Nuestra intención es que la gente se acerque más a sus discos. Pocas veces existe un genio de su magnitud. Su voz engancha y una vez que has probado ese vértigo ya no lo puedes olvidar. Siempre será un elemento de aglutinación musical, ahí está la genial cantaora Carmen Linares flotando sobre un mar de distorsión como si siempre hubiese remado en esas aguas y Soleá que conoce el código musical que desarrollamos. ¡Vive Morente!

Por último, atendiendo a la discografía de Lagartija Nick, sospecho que en 2013 toca álbum nuevo. ¿Será así?

Grabar nuevo material es lo que más nos apetece de toda la vida y siempre hemos sido muy prolíficos. Cualquier reencuentro lleva a un espíritu festivo y de celebración compartida. A ver si podemos salir de la fiesta y encontrar el local de ensayo.

Muchas gracias, Antonio, y mucha suerte con la gira de “Hipnosis”. Espero que sea un éxito y se vea ampliada en fechas.

banner WIR