banner WIR

La magia de Maga en Madchester

Por Jose A. Rueda 0

Maga, por Jose A. Rueda

Parecía increíble, pero el pasado 27 de octubre Maga actuaron por primera vez en Almería. Así lo confesaba Miguel Rivera, recordando que ya habían estado en otros sitios de la provincia (Roquetas y El Ejido) pero nunca en la ciudad. Y no ha sido porque al público almeriense no le atraigan las canciones de los de Satie Contra Godzilla, pues la sala Madchester presentó un lleno de los que suelen darse cuando actúan nombres importantes. Público en cantidad y también en calidad, ya que la entrega fue máxima, especialmente cuando los sevillanos dispararon hits como “Agosto esquimal”, “Diecinueve” o “Des-Pi-De”. El propio Miguel se rindió ante el respetable exclamando con deje inconfundiblemente sevillano “¡qué buen público, iyo!”.

Maga, por Jose A. Rueda

Maga apearon en Madchester Club tras haber pasado por Málaga y Cádiz dentro de la gira “Satie Contra Godzilla”, que está acabando de recorrer Andalucía para pronto cruzar la frontera de Despeñaperros. Los de Sevilla arrancaron el show recuperando una canción del álbum Blanco (2002), “Swann”, cuyo in-crescendo fue creando la atmósfera que ellos buscaban. “De memoria” y “Hagamos cuentas” (ambas del último disco) culminaron un precalentamiento perfecto para, tras los obligados saludos, lanzar el primer dardo de la noche: “Agosto esquimal”.

Maga, por Jose A. Rueda

La simbiosis grupo-público era entonces total, a lo que hay que sumar la mejoría progresiva del sonido, que alcanzó su punto en “Piedraluna” y ya no lo soltó hasta el final. Los versos de “Silencio” cobraron más sentido cuando Miguel explicó la referencia implícita a la Semana Santa sevillana (hoy yo no quiero vivir / en la ciudad más triste / que llora por afición). Entonces, Javi, César y Pablo dejaron solo al vocalista para que se marcara a pelo una versión de “Anabel Lee” de Radio Futura. Justo después, Miguel reivindicó una de las favoritas de su propio repertorio: “Rompe el reloj”, injustamente desperdigada del cancionero de Maga al no haber sido incluida en ninguno de sus álbumes.

Con la banda de nuevo al completo, el espectáculo continuó con las canciones más populares de los dos últimos discos: “El gran final” y “El ruido que me sigue siempre” (de Satie Contra Godzilla), más “Sal y otras historias” y “Hasta despertar” (de A La Hora Del Sol). El éxtasis entre la audiencia era tan manifiesto como las dotes de frontman de Miguel Rivera, cada vez más cómodo sobre el escenario del Madchester. Quedaba claro, pues, que esto no iba acabar aquí, por lo que Maga regresaron al escenario tras un brevísimo amago de final.

El primer bis lo protagonizaron dos de las más recientes: “Tres segundos” y “Ver de otra manera”, pero lógicamente la más coreada fue “Diecinueve”, imprescindible en el setlist de los sevillanos. Todo parecía acabado a tenor del guión previsto, pero Maga tenían una cuenta pendiente con la ciudad de Almería e, incluso, con Madchester Club, que llevaba “tirándole los tejos” a los de Miguel Rivera desde su reapertura en diciembre de 2011. Así pues, estas tres canciones se antojaron pocas para un público que todavía rugía pidiendo otra. Y hubo otra. De hecho, hubo dos: “Hoy” y, como colofón final, “Des-Pi-De”, que, como suele decirse, fue el broche de oro a un concierto que se esperaba desde hacía tiempo en Almería, tanto por los aficionados locales como por la propia banda. Y ambos rayaron a la altura de las circunstancias.

Volverán pronto. Seguro.

banner WIR