banner WIR

La sala Malandar se traspasa

Por Ignacio Sánchez 0

El dueño de la célebre sala sevillana se ve obligado a vender la sala, donde ahora habrá un local de ambiente gay.

La Sevilla musical está de luto. Una de las pocas salas de conciertos que tiene la ciudad, la sala Malandar, cierra. El motivo, la crisis y los problemas económicos que arrastraba el dueño de la sala causados en gran parte por el cierre, injustificado por parte del ayuntamiento hispalense, que sufrió la Malandar entre finales de diciembre del 2011 y principios de este 2012.

Así, Julio Moreno, dueño de la sala, se ha visto obligado a vender el local que pasará a llamarse Luxuria, siendo una discoteca de ambiente gay, la cual por el momento seguirá ofreciendo los conciertos programados hasta la primavera. Lo que no sabemos es si a partir de ese momento se seguirán programando actuaciones en lo que sería una importantísima pérdida para la vida cultural de Sevilla que perdería así la que según la UFI (Unión Fonográfica Independiente) era la mejor sala de conciertos española de 2011, y una de las pocas salas en el centro de la ciudad para acoger este tipo de espectáculos.

banner WIR