banner WIR

A long hereafther / Nothing beyond

Por Carmen Salvador 0

 

De las cosas más originales que he escuchado en mucho tiempo. Al berkowitz nos trae su segundo disco titulado A long hereafter/Nothing Beyond, concebido como un disco doble debido a su cambio de temática entre los primeros seis temas y los seis siguientes. 

El disco se abre con un ritmo un bossanova y un punteo con toques flamencos. Cuando Ignacio comienza a cantar, el tema You and I toma un color muy místico y unos aires muy tangueros. Voces y ritmos clásicos mezclados con sintetizadores de la era moderna hacen de este tema un buen comienzo para todo lo que nos toca digerir después.

La siguiente canción, The Frenchman and the Rabbitman, la que se concibió como single y para la que sacaron un videoclip es un tema mucho más duro que el anterior, concebido más como un rock alternativo que como una obra clásica. El tema tiene una duración de más de ocho minutos con muchísimos cambios de temática, rítmicos y melódicos, transmitiendo caos, un desorden ordenado.

La primera parte del LP continúa con temas como How Could We get ourselve lost?, un tema más folk que todos los anteriores que se respalda tan solo de un punteo de guitarra, hasta que a mediados entra un chelo que le da el toque de glamour que le faltaba. Magical cynical comienza con un piano contundente y un bajo muy jazz, aunque en cuanto entran las voces el tema vuelve a tornarse a modo folk, aunque posee un estribillo muy místico que nos recuerda a la música de los cincuenta donde pierde la alegoría folklórica por completo.

Farewell my lady tiene un inicio más oscuro que el resto de los temas anteriores y unos ritmos mucho más cañeros de los que llevábamos escuchándo hasta el momento. Rompe con unas guitarras sucias y ruidosas pero se torna limpio en cuanto entra la voz. Melodías más siniestras que las anteriores y un ritmo muy continuado remite a la oscuridad, en el mismo plano del misticismo que trae consigo. A Long Herefather se presenta como una obra tranquila, entre bossanova y música cincuentera. La particular voz de Ignacio es la que termina de poner el carácter a estos temas.

Con esto se abre la segunda parte del LP, Nothing Beyond. El primer tema, homónimo a su disco, Nothing Beyond es completamente instrumental. Ritmos y músicas muy latinas, aunque aun sin perder el misticismo que traían consigo desde esta primera parte. Guitarras y efectos de sonido, coros y percusiones sencillas son los culpables de esta obra maestra.

Entonces comienza el rock and roll. Father, I think I was wrong. Batería y bajo son el componente inicial de este tema. Contundente y sin pausa, Al berkowitz dan duro con temas como este o I want you (out of control), mucho más guitarrero que todos los anteriores.

There’s no better way es un particular tema hecho con voces, efectos de sonidos y un armonio. Un tema muy ambiental que va cerrando la nueva obra de la banda madrileña.

Apprenticeship and Attitude es el penúltimo tema de la parte Nothing Beyond, vuelven a volverse un poco más rockeros, con una presencia muy llamativa del bajo, que es constante y no le da ni un segundo de respiro al tema, hasta el final, cargado de efectos. Sensitive, not dramatic es el último tema con el que la banda decide cerrar su disco. Con sus tintes siniestros, quizá más que ninguno, plagado de efectos, voces reverberizadas, ecos… posee un ritmo que parece ser secuenciado y unas guitarras muy ambientales.

En conclusión, me parece uno de los discos más originales de los últimos tiempos y con más cambios perceptibles a cualquier oído. Unos valientes músicos que bajo el sello Taliban Music intentarán llegar a todas las manos posibles.

banner WIR