banner WIR

Acústico de Sr. Chinarro en Sevilla: crónica de un fuera de serie

Por Rebeca Pinto 0

Antonio Luque hizo parada en Sevilla, su ciudad , el pasado sábado, 16 de Febrero, dentro del ciclo de conciertos “La espiral acústica” que la promotora Spyro Music está llevando a cabo. El encuentro tuvo lugar en la Sala Joaquín Turina, y la acogida fue bastante buena, ya que apenas quedaban butacas libres. Como era de esperar, un ambiente apacible y sosegado se respiró continuamente. Esto es por varios motivos. Se encontraba Chinarro rodeado de gente que lo conocemos mucho, en su ciudad, solo con su guitarra y un cubata, y por supuesto, con su característica naturalidad e interactividad con el público sevillano (entre los que se encontraban muchos amigos de él, como aseguró entre canción y canción).

Sr. Chinarro
Sr. Chinarro/Foto: Rebeca Pinto

El artista viene dando ejemplo de la buena forma en la que se encuentra, donde va combinando disco tras disco casi por año, con su faceta de escritor. De hecho, se supone que venía a adelantarnos algunos temas de su nuevo larga duración «Enhorabuena a los cuatro» (Mushroom Pillow), que saldrá a la venta a finales de este mes. Aunque de este disco apenas tocó temas, sí que se pudo vislumbrar como permanecen en estas nuevas canciones sus trazos de cotidianidad, sus letras irónicas y su autoreflexión sobre un mundo aparentemente sencillo dentro de la complejidad superficial que nos rodea. Producción que por ser extensa, no adolece de calidad. Incluso se atreve a presentar un tema que saldrá para el siguiente disco, posterior al que publicará este mes. Habla en este tema sobre “1984, año de Orwel”, y tiene un carácter noventero que sólo un público como este puede entender. Los temas del disco nuevo también nos arrancan sonrisas, con sus comparaciones entre Shakespeare y Los amantes de Teruel, donde explica como el primero le quita protagonismo al clásico español con su Romeo y Julieta.

Pero en el acústico no faltaron sus temas clásicos, tanto en la primera parte del concierto como en el tramo final. Sonaron desde el principio temas exquisitos como “Esplendor en la hierba”, “Cabo de Trafalgar” o “Gitana” entre otros. La segunda mitad del concierto se convirtió en una especie de asalariado del público, y directamente nos preguntaba qué canciones queríamos que tocara. Entre risas y sus comentarios (de los que ni siquiera se salvó la supuesta “Obra social” que se traen los bancos entre manos) , nos deleitó con temas como “Del montón”, “Cero en gimnasia” (canción sublime) y con los bises llegaron los clásicos de sus últimos discos: “Babieca”, “Rayo verde”, “Gran Poder” y “Los Ángeles” entre otras, fueron las peticiones con las que Antonio Luque se ganó de nuevo al público sevillano, que se fue con muy buen sabor de boca, y orgulloso tras haber disfrutado de un concierto relajado, en pleno ambiente de distensión. Porque ese es Sr. Chinarro. Un fuera de serie sin pretensiones que nos alegra y muestra su realidad de una forma sarcástica y afable a la vez.

banner WIR