banner WIR

La vida es un asco, pero aquí está The New Raemon

Por Jose A. Rueda 3

The New Raemon 001
The New Raemon, por Jose A. Rueda

Lo nuestro con el Madchester Club empieza a convertirse en una historia de amor verdadero. Lo que antes considerábamos defectos, ahora nos parecen bellas virtudes. El escenario curvo y esquinado y la maldita columna roja en medio ya no molestan, pues son marcas de la casa en la sala almeriense. Sus parroquianos conocen el local como el salón de su casa y saben escoger los mejores rincones para gozar de los directos. Si a esto le sumamos que también los técnicos han conseguido controlar la acústica arquitectónica de la sala, podemos afirmar que la noche del 9 de febrero nos presentamos ante el sonido más espectacular que ha registrado un concierto en el Madchester (al menos, que este humilde magacín atestigüe). Chapó, pues, para Fabián, encargado de llevar los mandos tras la mesa y, por supuesto, para los músicos –The New Raemon fusionados con Maga– que eran la razón por la cual El Enano Rabioso se personó en el Mad Club.

The New Raemon, por Jose A. Rueda
The New Raemon, por Jose A. Rueda

Con la maquinaria a punto, todo estaba listo para recibir a The New Raemon por primera vez en Almería con motivo de la presentación de Tinieblas, Por Fin (Marxophone, 2012) y en el último bolo que llevaban a cabo por la zona sur tras Algeciras y Granada. Escudado por los Maga casi al completo (faltaba César), Ramón Rodríguez subió al estrado del Madchester frente al que se apelotonaba inquieta la legión de fans almerienses. La aplastante mayoría de féminas (sobretodo en las primeras filas) se predisponía a darlo todo desde el minuto uno y Ramón se lo puso en bandeja iniciando con “Te Debo Un Baile”. Un apabullante comienzo con el que, de paso, se quitaba de encima su particular “no hit” (es una versión de Nueva Vulcano). En tal punto, Tinieblas, Por Fin cogió el volante para conducir los primeros compases del concierto: “Risas Enlatadas”, “Marathon Man” y “La Ofensa” fueron, además de “Galatea”, las elegidas del último trabajo de The New Raemon. A partir de ahí, el concierto se convirtió en un esperado repaso a la discografía del catalán, desde A Propósito De Garfunkel (B Core, 2008) –“El Saben Aquel Que Diu”, “El Fin De La Resistencia”-, La Dimension Desconocida (B Core, 2009) –“Sucedáneos”, “Por Tradición”– hasta Libre Asociación (B Core, 2011) –“Kill Raemon”, “Soñar La Muerte” y por supuesto “Lo Bello Y Lo Bestia”-. Canciones celebradas al máximo por los fieles a la lírica de Rodríguez el cual espetó en un momento del concierto: “¡cómo os gustan las canciones de desamor y de rupturas! ¡La vida es un asco, pero estamos aquí!”.

Miguel, Javi y Pablo abandonaron a Ramón para que se marcara algunas canciones en solitario. También aprovechó para avisar de que iba a saltarse el teatrillo del bis: “imaginad que ya he bajado, habéis gritado otra, otra y ya he subido otra vez, ¿vale?”, bromeó. “El Fin Del Imperio” y “Verdugo” sonaron en este momento acústico mientras dos grupis no paraban de pedirle “Pollo Frito”. Ramón se hizo de rogar –“¡esa nunca la tocamos! Además, no es mía”)- pero al final acabó por complacer a las chicas, a la vez que arrancó las risas del respetable cuando la cantó al estilo Manos De Topo (Miguel Ángel Blanca es el autor original de “Pollo Frito”).

The New Raemon (con Maga), por Jose A. Rueda
The New Raemon (con Maga), por Jose A. Rueda

Con “Tú, Garfunkel” el combo sevillano se reincorporó al espectáculo del que ya solo quedaban “La Cafetera”, “Consciente Hiperconsciente” y la sorpresa rumoreada de la noche, que se materializó en una versión de “Astrolabios” de Maga. Francamente, se esperaba algo más: alguna canción de Ramón cantada por Miguel, quizá una especie de dueto entre los dos o un par de canciones originales de Maga… Pero no hubo más y tampoco se echó de menos. La colaboración de los de Miguel Rivera con el ex-Madee se limitó a arropar las canciones de éste. The New Raemon acaparó el lógico protagonismo y el público salió del Madchester la mar de contento.

Otro que venía por primera vez y repetirá pronto en Almería.

banner WIR