banner WIR

Lady From Shanghai

Por José Luis López 0

Después de su pequeña resurrección para interpretar en vivo su clásico y demostrar que estaban en forma pero a medias, Pere Ubu vuelven con un nuevo trabajo discográfico. Y si hay una palabra para definir este disco, esta es incómodo.

Cuando casi toda crítica que uno lea sobre un disco te remite a sus tiempos de gloria algo falla. Y en este caso, no sé decir a qué se debe. Su sonido no ha perdido vigencia, pero me remito a lo anterior: es incómodo y, si bien esto es de esperar en una banda como ellos, cuesta saber bien hasta qué punto esto es positivo o no.

Lady From Shanghai se abre con “Thanks”, cuyos primeros segundos engañan bastante. Parece que el tema va a ser bastante rítmico, pero ya se ocupan de meter beats casi descompasados y armonías retorcidas por ahí para hacerlo todo más pesado. Entre el complejo se escucha la voz de Thomas con una melodía que recuerda sospechosamente al “Ring My Bell” de Anita Ward (no es coña) y se nos arquea la primera ceja. Siguiendo con la escucha, hay temas destacables y disfrutables como Mandy, donde las medidas de todo están mejor ajustadas que en otras partes del álbum. Un tema denso pero con una base rítmica que hace que te vibren un poquito las tripas.

Más adelante nos encontramos con momentos más  o menos inspirados, pero el disco definitivamente avanza sin pena ni gloria hasta el final con una notable “414 Seconds” que demuestra que eso del post punk se inventó cuando a (entre otros) ellos les salió de sus reales narices y  una incomodidad elevada a la quinta potencia (y que mola)  llamada “The Carpenter Sun” . El problema de este disco es que es exactamente lo que podrías esperar de un disco de Pere Ubu 35 años después. Ni más, ni menos.

banner WIR