banner WIR

If You Leave

Por Ross Gallagher 1

Este pasado lunes 18 de marzo, salía a través del sello 4AD, por fin, uno de los debuts que más esperaba este año. Como siempre, antes que nada, las presentaciones; Daughter es un trío de músicos compuesto por Elena Tonra (voz, guitarra), su novio (lo siento chicos) Igor Haefeli (guitarra) y Remi Aguilella (batería), el último en incorporarse.

Adquirieron en 2011 cierto renombre con su primer EP que les llevó a tocar entre otros sitios, al Reading festival, consiguiendo congregar una cantidad ridículamente grande, en palabras de la propia Elena, de gente dispuesta a ver a un grupo que ni siquiera tenía un largo editado, ni plan de tenerlo a corto plazo, como se puede apreciar. Quizá también en parte por aparecer en Anatomía de Grey.

Una vez presentado, intentamos profundizar un poco más en su estilo. Tranquilo, melancólico, lleno de letras con corazones rotos, miradas perdidas y sentimiento de vacío, oscuridad. Jodidamente triste, a la vez que jodidamente adorable. Y sincero.

Todo esto deriva de la personalidad de Elena. Se muestra en las entrevistas aún insegura, humilde. Es de la opinión que no se puede componer canciones tristes que sean auténticas si estás alegre, así que aprovecha esos momentos en que se sumerge en sus propios demonios, esos que todos tenemos y por los que hemos pasado alguna vez, para componer.

Y es alrededor de su voz, cautivadora aunque no sea un prodigio técnico, donde se arman las canciones, acompañada de una instrumentación que me recuerda mucho a las progresiones y atmósferas que consiguen algunos grupos post-rock, con sus “subidas” épicas momentáneas incluidas, sobre todo gracias a los efectos de reverb, trémolo y la batería que les acompaña. Para muestra, el nuevo single, Still, debajo de estas lineas.

Gran parte del disco es como si a The Album Leaf le hubieran añadido algún arreglo folk, normalmente con un estilo “fingerpicking”, alternando nota base y nota aguda, y le hubieran puesto una letra y un sentimiento que capta esa esencia instrumental. O seguramente sea justo al revés, pero el caso es que el trabajo de Igor, que es el que aporta los conocimientos de composición y arreglos, y el de Elena, letras, sentimientos y melodía, se complementan a la perfección en un todo que da lugar a esta pequeña joyita.

No es sin embargo su única forma de componer, tienen más recursos, como se puede escuchar en Human, que parece un híbrido entre Fleet Foxes y Bon Iver, pero sí que demuestran una especial devoción por este sistema, y para mí que les funciona.

Al final lo que queda es que “If You Leave” son cuarenta y cinco minutos de música sentida, oscura, dividida en diez cortes que suenan bastante homogéneos, sin altibajos, que harán la delicia de los que gusten de este estilo particular. Quizá haya a quien le parezca demasiado tiempo, demasiado espeso, demasiada tristeza. A mí la verdad es que en absoluto, me he vuelto completamente adicto a este “sufrimiento”.

banner WIR