banner WIR

Nasti en llamas

Por Teresa Camino 0

La ciudad madrileña se niega a dormir y es que son muchos los que la pasada noche de sábado afirmaban que algo muy gordo se preparaba en una de las salas más emblemáticas de Malasaña. Y es que se celebraba la fiesta “Dedicatessen” en el Nasti Club.

Como primer plato, de diseño y para paladares más que exquisitos, Apenino nos deslumbraba con letras pegadizas muy bien llevadas presentando su último trabajo Cerca de las estrellas, formado por un tema que recibe el mismo nombre y por “En la playa” y “Maxic-O”. Y como plato principal, Pumuky incendiaban la sala con la fuerza habitual que transmiten desde el escenario.

Presentaban su nuevo trabajo Pumuky y el Eterno Femenino y, como de costumbre, nos desgarraban la garganta con sus ya frecuentes guitarras lloronas y sus letras tremendamente sufridas. Este sexteto canario consiguió embobar a un público más que exigente que no tardó en premiar su talento con una cantidad elevadísima de aplausos y gritos. “El eterno femenino y el sexo del universo”, “Taganana Chorus Mysticus” y “Buscando a mamá emperoratriz en Suicidide Avenue” son los tres temas que forman su nuevo trabajo, pero no faltaron sus ya conocidas y consolidadas canciones como “Si desaparezo” que cantaron con la ayuda de un público entregadísimo. Y ¿el postre? Como postre un temblor que se expandía por toda la sala producido por incontables pies ansiosos por seguir el ritmo de la música. Y la culpa de todo esto la tienen ellos, Apenino y Pumuky, que una vez más demostraron su inmenso talento.

banner WIR