banner WIR

Santa Rita, una causa no tan imposible

Por Redacción EER 1

¿Te gusta el rock? ¿Te gustan los 90? Pues Santa Rita es tu próximo grupo por escuchar. Uno de los últimos fichajes del sello Aloud Music nos presenta High on the Seas, su álbum de debut con el que están empezando a sonar con más fuerza.

Es la excusa perfecta para entrevistarlas, si además sumamos su pasada actuación en Madrid en la sala Siroco. Pues sin más dilaciones: Santa Rita.

Vuestra historia puede resumirse en la del empeño en crear algo a pesar de las distancias que separaban a algunos miembros del grupo y los cambios de formación. ¿Cómo recordáis los inicios? ¿Dónde nace Santa Rita?

Pues Santa Rita nace en febrero de 2008 en una sala de Poble Nou donde Natalia y Eugenia quedaban para tocar. Una noche saliendo de fiesta en algún garito de Barcelona se encontraron con Ceci cantando y desgallitándose como si no hubiera mañana y enseguida creyeron que debía ser una pieza más del puzzle. Más adelante llegó Laura, a través de un anuncio de “Se busca batería”, que entonces vivía en Barna y tomaba clases de batería. A finales de 2011, cuando Euge dejó la banda empezamos a probar bajistas, y al final dimos con Martha que enseguida se asentó en la banda. Fue un proceso muy rápido la verdad, en octubre dimos el concierto de despedida de Euge en la sala Sidecar y ya teníamos a Martha en el banquillo.

¿El nombre tiene algún sentido oculto, broma o significado? Poco rockero para lo que escondéis.

El nombre surgió de manera casual, nos gustó que fuese en castellano y no en inglés. Nos pusimos a buscar información sobre Santa Rita y nos gustó su historia: “Santa Rita, patrona de las causas imposibles”. Teníamos el cachondeíto de que nuestro grupo era una causa imposible.

Vuestro sonido bebe indiscutiblemente de los 90, podríamos estar hablando todo un día de esa fantástica década. ¿Qué destacáis vosotras de ella? ¿El movimiento riot grrrl?

Nos gustaría tener una máquina del espacio-tiempo y transportarnos al Seattle de los 90, participar en aquél hervidero de metal y hardcore y formar parte de la historia del grunge. ¿Os imagináis? Santa Rita en el Lollapalooza con Soundgarden, Chris Cornell, Pearl Jam, Primus… Quizás eso es lo que más destacaríamos, todas aquellas bandas que empezaron a emerger a orillas del Pacífico.
Está claro que el movimiento Riot Grrrl es un hecho a destacar de los 90, pero nosotras somos más de trabajar duro y ser optimistas que de estar cabreadas todo el tiempo.

por Román Yñán
por Román Yñán

A partir de establecer la nueva formación, ¿cómo surge la idea de editar un álbum? ¿Fue proceso que venía de antes y “la nueva” se encontró con el tema o sin embargo ha sido una labor de equipo?

La idea de editar un álbum siempre está ahí cuando tienes una banda y las cosas van en serio. El cambio de formación ayudó también a dar ese paso ya que marcó el inicio de una nueva etapa y teníamos que plasmarlo de algún modo.
Martha se aprendió todos los temas en un par de meses y enseguida nos subimos de nuevo a los escenarios, como vimos que la cosa funcionaba bien nos pusimos a componer cosas nuevas y a cambiar algunas canciones. Por lo tanto, el proceso fue una labor de equipo y la “nueva” también participó, eso nos ayudó a conocernos más entre nosotras y a asentarnos como banda. Estuvimos dándole forma al High On The Seas unos 9 meses, sí, fue como un parto.

¿Qué tenéis con el agua para que sea aparentemente el leitmotiv del trabajo? ¿Con qué mar os quedáis?

El agua es un elemento importante para nosotras y un punto en común. Venimos de ciudades muy separadas en el mapa, pero todas junto al mar (bueno, excepto Laura que ahora vive en las montañas del Pirineo). El tema marinero no surgió hasta que hicimos la grabación del disco en el estudio Ultramarinos en la Costa Brava, aquellos días en el Seattle catalán nos marcaron y quisimos plasmarlos en el disco.
No sabemos a dónde nos llevará este disco, por ahora procuramos disfrutar del viaje y llevar nuestra música a todos los puertos posibles.

¿Exactamente de qué tratan las letras?

Hay de todo, las letras tratan sobre anécdotas, historias, sentimientos, estados de ánimo y de conciencia…cada letra es un mundo diferente, igual que cada canción. Os animamos a leerlas y que las interpretéis vosotros mismos.

Sleater Kinney, Hole, Elastica… Echamos de nuevo la vista atrás y vuelven a estar ahí los 90 y esa familiaridad en el sonido. Si tuvieseis que elegir a una de las tres formaciones, ¿cuál sería y por qué?

Pues quizás nos sentimos más identificadas con Hole, por su sonido, sus influencias y la fuerza y el carisma de Courtney sobre el escenario. Elástica y Sleatter Kinney nos gustan mucho, tienen personalidad.

¿Quién llamó a la puerta de quién? Aloud a la vuestra o al revés.

Siempre hemos tenido una buena relación con Aloud Music, somos muy fans de las bandas del sello y existe una buena amistad con Sergio que fue quién grabó nuestro EP y que ha seguido la evolución del grupo desde el principio. Fue a finales del 2012, ya con el disco grabado, cuando Aloud Music llamó a nuestra puerta y quiso que formáramos parte de la familia. No nos lo podíamos creer al principio, compartir sello con bandas a las que admiramos y rodearnos de gente tan apasionada y que ama lo que hace era lo mejor que nos podía pasar en ese momento.

por Cecilia Díaz
por Cecilia Díaz

¿Qué opiniones os merece la manera que tiene el sello de entender la industria musical? Véase permitir descargas gratuitas, permitir la entrada gratuita a menores de 23 años en conciertos, pedidos sin gastos de envío…

Compartimos totalmente la filosofía del sello, creemos que hace una gran labor y se esfuerza en acercar la música independiente a todo el público. Se trata de un voto de confianza a las personas que consumen este tipo de música, y al final se agradece.

En relación con el artículo que se publicó hace ya algún mes en El Diagonal, hablando de “machismo en el indie nacional”, y la posterior respuesta en Rockdelux, se hace necesario preguntar a una banda enteramente formada por mujeres. ¿Cómo veis este tema? ¿Os interesa u os la suda?

Se junta el hambre con las ganas de comer. Sí es cierto que quizás el articulo de El Diagonal fue desafortunado y un poco fuera de lugar, es correcto que las personas implicadas contesten, den la cara y expongan su opinión al respecto, pero se le está dando demasiado bombo al asunto. No es que nosotras “sudemos” del tema, es que se le está dando más importancia de la que tiene y así estamos generando más discriminación. Nosotras no nos sentimos discriminadas, hacemos lo que nos gusta y nos sentimos muy apoyadas por la gente que nos escucha. Sí que es cierto que a veces nos encontramos con personas que nos tratan como si no supiéramos lo que estamos haciendo (nos tocan los potenciómetros de los pedales, nos dan lecciones sobre cómo doblar un cable, no confían en que sepamos ecualizar nuestro sonido en el cabezal del amplificador…), algunos creen que por ser chicas no sabemos sobre sonido, electrónica o no distinguimos si nuestro instrumento está saliendo por el monitor. Pero vaya, lo de siempre, gente así nos encontraremos en todas partes y ya no porque seamos mujeres, hombres o reptilianos, sino porque listillos/as y sobrados/as los hay en todo el mundo y no por eso hay que generalizar o exagerar las cosas. Preferimos destacar a las personas que nos ayudan y valoran nuestro trabajo, que a los que nos juzgan por la apariencia o nos dan opiniones que no nos aportan nada.

¿De qué os escondéis en las fotos promocionales? ¿A quién no queréis mirar?

No nos escondemos de nadie, queremos que identifiquen nuestra música, no nuestros caretos, jajaja

Para la persona que os esté conociendo ahora, ¿qué se os ocurre decir para que vaya a veros?

Pues que se animen a venir a los directos, que es la mejor manera de conocer a una banda. Que se aprendan las letras y vengan a cantar a coro con las Santas, que se lo pasarán muy chachi.

banner WIR