banner WIR

Día de la Música 2013, días de contraste

Por A.Brotons 0

Días de contrastes en el “Día de la música“. El festival nos ofreció un primer día de bandas conocidas y con bastantes oportunidades de haberlos visto antes y un segundo día que acabó siendo más apetecible con Nothing Places, Lianne La Havas y las triunfadoras Waxahatchee.

Waxahatchee por Ignacio Sánchez
Waxahatchee por Ignacio Sánchez

La primera jornada, de los dos días principales, empezó con una larga cola que impidió llegar puntuales a la risueña Anni B Sweet, una de las primeras actuaciones del viernes. Acompañada de banda, la malagueña congregó bastante público. El folk melancólico se convierte en pop más fresco en directo. Temas de su “Oh monster“, alguna de su anterior disco como “motorway” “oh i oh i oh“, reinvención de la ya cover “take on me” mucho más animada, y la presencia de Noni para tocar “Mi religión” que la versiona en su último EP donde también esta “Land” fue lo que sonó. Buen comienzo del día que siguió con los irreconocibles HATEM. Fueron más folk haciendo canciones himnos, y ahora están entre la psicodelia y pop. Pareció sonar alguna canción del primer disco pero era casi irreconocible (pero según el setlist fue mi ilusión). Concierto tranquilo. Ellos sonaron bien.

Después fue el turno de Lori Meyers, el grupo gancho de un festival, sin grandes reclamos internacionales en el cartel. Los lori siguen atrayendo al público español, posiblemente los que más. Sus directos tienen desgarro y hacen disfrutar al personal que se sabe sus canciones de pi a pa, exceptuando las de su último disco “Impronta” que hacen bajar el ritmo del concierto. Siguen haciendo muy buenos directo aunque, igual, hace dos o tres años estaban en mejor forma.

Lori Meyers por Ignacio Sánchez
Lori Meyers por Ignacio Sánchez

Para terminar, The Horrors nos embriagaron en su oscuridad. Sus guitarras contundentes te embaucan a desconectar. A estar en una nube. Temas del “Primary colours” y su “Skying” se intercalaban. Gran final con “Sea Within in Sea“, “Still Life” y “Moving futher away” y a descansar.

La segunda jornada principal la abrimos con Nothing Places. En el escenario un bateria y el cantante con su guitarra eléctrica y una armonía vocal, que recordaba a la de los Grizzly Bear. Entre el folk-rock y el instrumental. Grata sorpresa.

Después fue el turno de Lianne La Havas. Destacó tanto su gran voz como su “falda”. Que dio que hablar. Entretenido concierto entre el soul, R&B y el pop. Y para casi cerrar la noche, las impronunciables Waxahatchee dieron un agradable concierto entre el rock-garage y el lo-fi. La voz de la cantante (Katie Crutchfield) te perpetra. Poco público que quedó encantado con el concierto.

Lianne La Havas por Ignacio Sánchez
Lianne La Havas por Ignacio Sánchez

Para terminar, quisimos cerrar con These New Puritans, pero los cinco minutos presenciales nos dijeron tan poco que nos cambiamos a Begun para decir adiós con la electrónica bailable de su bolo.

banner WIR