banner WIR

La música no es aburrida con Converse

Por Ignacio Sánchez 0

Converse y This is Underground lo han vuelto a conseguir. Tras la estupenda acogida de Make Noise en Barcelona parecía cuestión de tiempo trasladar la acción a Madrid, y dicho y hecho. La capital ha acogido estos dos últimos fines de semana propuestas tan dispares como interesantes, dejándonos ver de nuevo bandas locales que llaman a la puerta de una liga superior como Trajano!, Espíritu Santo o Tigres Leones junto con nombres internacionales que ya los quisieran para sí algunos de los festivales que copan el calendario de estas fechas. No estamos refiriendo a HEALTH, Is Tropical y No Joy.

por Ignacio Sánchez
por Ignacio Sánchez

El día 8 era el turno del Make Noise Malasaña con conciertos por distintos locales y bares del céntrico barrio. A las siete de la tarde comenzaba la actividad musical en el pequeño espacio de recepción del Espíritu 23, allí apretados y sudando pudimos disfrutar de la cálida y dulce voz de Jane Joyd, aunque todo hay que decirlo, no era el mejor de los espacios para escuchar a Elba completamente desenchufada, sin micro, sin ayuda, solo arropada por su guitarra, luchando contra un público de puertas para fuera se dedicaba a charlar impidiendo a los que estábamos dentro degustar el folk desnudo de la gallega. Breve pero sumamente disfrutable a pesar de los inconvenientes.

Casi sin descanso, salían a escena los miembros de Wild Honey con el mismo problema, intentar hacerse oir sobre la nube de murmullos que se condensaba en el ambiente. La formación en acústico que rodeaba a Guillermo Farré hizo lo que buenamente pudo y así dejarnos muestras de su pop colorista, que en otro espacio y con otro sonido hubiese dado bastante más de sí.

por Ignacio Sánchez
por Ignacio Sánchez

Cuervo Store está a unos escasos 100 metros y hasta allí nos movimos para ver el rock desenfadado de Image Makers. El joven trío, a diferencia de las anteriores actuaciones sí que contó con un sonido más adecuado (guitarra y bajo con sus correspondientes amplificadores) en un reducido espacio donde los que estaban eran porque querían y su predisposición era palpable. Muchos guiños a bandas con aires noventeros como Weezer o Wavves, y sudor, mucho sudor.

Un breve descanso de poco más de diez minutos sirvió para tomar aire y volver de nuevo a hacer cola para meternos en la tienda de ropa y música para disfrutar una vez más del directo de Tigres Leones que siguen engrasando su maquinaria ahora en formato trío, hecho que no afecta a la pegada de sus temas en directo. Su pop directo y pegadizo lo es más aún en directo, y así lo pudimos comprobar con “Anna Casteller”, “Teletienda”, “Niños Nazis” o “Canadá”.

Espíritusanto eran la siguiente propuesta, esta vez en la parte baja de El Hombre Moderno. El espacio en forma de cueva presentaba un aspecto más que envidiable con unas primeras filas ocupadas por una amplia legión de seguidores ávidos de dejarse llevar por el pop ensoñador de este grupo finalista en el concurso de nuevas bandas organizado por Make Noise. Con su nuevo EP, femenino/masculino, bajo el brazo el grupo trató de luchar contra los problemas de sonido propios de un local que no está muy acostumbrado a la recepción de este tipo de eventos, lo que sumado a la falta de un escenario en condiciones que hacía que las últimas filas apenas pudieran ver a los integrantes facilitó bastante la desconexión con su música.

Tras un intento de entrar en El Perro, su enorme cola nos hizo reflexionar y dar media vuelta hacia El Hombre Moderno para intentar ver a Jupiter Lion, pero cuál es la sorpresa de ver como la policía hizo acto de presencia para desmontar el chiringuito y dar por finalizada la noche. Se ve que algún vecino estaba molesto.

por Ignacio Sánchez
por Ignacio Sánchez

Ya este pasado sábado y sin problemas de policía, potencia de sonido o visibilidad, la fiesta se trasladaba a la sala But, a donde no llegamos a tiempo para disfrutar de otros finalistas del concurso de nuevas bandas. Nos referimos a IEPI. Así que con No Joy y su shoegaze de manual se abría la veda. Todo muy correcto y en su sitio, incluso la pose de desgana y apatía hacia el poco público presente en la sala. Su nuevo álbum Wait to Pleasure supone un plus en la carrera de las canadienses que se hicieron ver con un debut del que muchos hablaban pero que al final se quedaba a mitad de camino. Al final aunque con un sonido no del todo preciso ofrecieron una actuación breve y convincente a la espera de poder testarlas en un prueba algo más exigente.

Los londinenses Is Tropical traían calentito su segundo álbum I’m Leaving, un giro a sonidos más pop y menos guiños al baile. Podíamos decir que han hecho casi la misma jugada que Klaxons, un debut disfrutable y movido y una segunda entrega más pausada y con momentos para la basura. Y así fue su directo, con momentos muy bailables y alocados, destacar el inicio prometedor cuando a las primeras de cambio tiraron de “The Greeks”, con otros que bajaban la euforia de golpe. “Leave the party”, “Cry” o “Toulouse” son algunas de las nuevas piezas que mejor entonaron con las viejas “Seasick Mutiny”, “Lies” o “What???”. Otro momento de la tarde/noche fue la salida a escena de una fan que hizo las veces de vocalista en “Dancing Anymore”, aunque rápidamente se vio la trampa con la voz pregrabada. Sin dudarlo esta gente tiene más peligro a altas horas de la noche en un festival.

por Ignacio Sánchez
por Ignacio Sánchez

El cierre le tocaba a los marcianos HEALTH de los que llevamos ya un tiempo esperando que den continuidad a Get Color. Su actuación fue lo esperado y disfrutado como ocurriera en el Primavera Sound del 2010, mucha distorsión, mucho baile espídico y unos temas nuevos que encajaban a la perfección en la maraña sonoro que los angelinos construyen. John Famiglietti nos sigue demostrando que a bailes y movimientos de melena es casi imposible ganarle, al igual que a gestos y caras Jupiter Keyes. A pesar de no ser una propuesta apta para oídos delicados, el público conectó desde el principio con la banda que no se olvidó de “Die Slow”, soltada al comienzo, “Nice Girls” o “Heaven”, amén de “We are water” que casi punto y final a la noche, de no ser por un extraño bis de pocos segundos que dejó perplejo a la sala.

Al final todos contentos y con más ganas de ver cómo son las nuevas incursiones de Converse y This is Underground. Esperemos que sea pronto.

banner WIR