banner WIR

Only God Forgives: El film que nunca intento ser Drive

Por Ricardo Garijo Lima 0

Analizamos el esperado film de Nicolas Winding Refn intentando desvelar lo menos posible. El film será parte del cartel de Sitges.

Termina la ansiada espera del film que vuelve a unir al director danes con Ryan Gosling tras su primera colaboración en la exitosa Drive. A priori diriamos que Winding Refn intenta repetir la exitosa fórmula que lo catapultó a la fama. Volvemos a encontrar un thriller criminal con Gosling como protagonista. Pero la verdad es que aunque Only God Forgives es una continuación de su lenguaje cinematográfico las películas no tienen tanto en común.

OGF fight

La película encaja a la perfección en la filmografía de Winding Refn, es un film de ultra violencia con un personaje enigmático de pocas palabras. Pero Julian, el protagonista, y el conductor de su anterior película no comparten la misma forma de ser ni se mueven ante los mismos impulsos. Ambos destacan en la violencia, pero mientras uno era un muro infranqueable que se reencontraba con sentimientos que creía olvidado, el otro es un ser ético (dentro de lo que cabe, considerando que se dedica al trafico de droga) que en determinado momentos demuestra que es capaz de sentir atisbos de miedo e incertidumbre.

Julian el hijo pequeño

julian

Nos volvemos a encontrar a Gosling haciendo lo que mejor sabe, transmitir más diciendo menos. Pero en esta ocasión, a la inversa que en Drive, Julian no lo tiene todo calculado. De hecho parece vivir a la sombra de su hermano Billy, a quien solo llegamos a conocer como una especie de psicópata con un deseo suicida. Deseo que por otra parte se le concede y actúa como catalizador del film.

Esto hace que la madre de ambos acuda a Bangkok para expatriar el cadáver de su hijo y asegurarse de que se haya hecho justicia hacia el asesino de su primogénito. Cosa que por su parte Julian cree que ya ha sido servida, puesto que en cierta forma su hermano recibió lo que se merecía, uno no puede violar y asesinar a una prostituta de 16 años y no esperar una represalia.

crystal

Crystal, la madre de Julian interpretada por una inmensa Kristin Scott Thomas, al enterarse de lo sucedido decide relevar de sus deberes al hijo que le queda. Hijo que nunca debió haber tenido, el hijo que siempre envidió al mayor y no pudo cumplir las expectativas. No sabemos si este maltrato de la madre hacia Julian tiene fundamentos, lo que si podemos ver es que Julian de cierta forma lo cree verdadero.

Esta falta de aceptación crea un impulso, un deseo, en Julian por recibir la aprobación de su madre que lo vuelven humano y vulnerable. Es frágil ante la matriarca y busca satisfacerla en todos los sentidos, lo vemos hacer cosas patéticas como intentar impresionarla (pidiéndole a una prostituta que se haga pasar por su novia) o actuar como su sicario particular, aunque crea que no es lo correcto.

Only-God-Forgives-9

Julian a la vez sufre extraños tipos de premoniciones que le indican su trágico destino, pero el parece aceptarlo, con miedo, pero aun así con la cabeza en alto. Es sólo en estos momentos en su imaginación, en que el rostro muestra expresión alguna, y sorprende que sea inseguridad, puesto que en todo otro momento se mantiene estoico.

El lenguaje de Drive presente

Winding Refn vuelve a recurrir al mismo lenguaje, en todo caso lo acentúa todavía más. Los contrastes de colores se incrementan, la oscuridad predomina todavía más y la violencia impregna el metraje. De hecho la película ciertamente es más violenta, aunque a priori no lo parezca, cierto es que no existen escenas mas violentas o explicitas que en el resto de la filmografía del danés, pero lo que es innegable es que la violencia esta a través de todo el film. No lo abandona en ningún momento, y mientras Drive poseía momentos de alegría, esperanza o incluso absolución, en este film en ningún momento existe esto. Es una cadena de actos violentos, en los cuales uno lleva al siguiente, acción – reacción, y donde la mayoría de los personajes saben lo que se avecina e intentan aceptar su fe y responsabilizarse de sus acciones.

policeman

La crítica se encuentra divida sobre el film, puesto que el personaje no sufre una especie de crecimiento como sí lo hizo el conductor en otra película, por otra parte nadie puede negar la elegancia de Nicolas en su planteamiento y su tratamiento del film. Como todos los grandes directores intenta conseguir crear un lenguaje cinematográfico propio, algo que consigue con creces y de manera excelsa.

Only God Forgives_1

La película no es una secuela de Drive, ni intenta serlo, y eso parece ser el mayor problema, todos buscamos compararlas, sobreponerlas la una encima de la otra. Cuando la verdad es que cada una es un tipo de rara avis. Dos especies distintas, sin embargo, que ofrecen gran entretenimiento y dejan lugar a la reflexión. No hagamos que Julian viva a la sombra del conductor sin nombre.

banner WIR