banner WIR

El jueves del Arenal Sound, crónica

Por A.Brotons 0

Comenzamos la jornada del jueves con las gafas de sol puestas y los granadinos Lori Meyers en el escenario Desperados bastante lleno. La gente coreó como un karaoke todas sus canciones, interpretaron sus más antiguas como “Tokio ya no nos quiere” y haciendo un repaso por su discografía llegaron a temas nuevos como “Planilandia” o “Emborracharme”, copa de vino en mano, que ya se han hecho hueco en los fans. Mención especial a la colaboración de Anni B Sweet en “El tiempo pasará”.

Aprovechamos la cercanía de los escenarios para ver a Fuel Fandango con un mojito en mano.  Sonaron genial y la espectacular voz de Nita hizo que la gente se acercara corriendo a bailar.

Con un escenario grande casi vacío empezó a tocar la banda londinense White Lies, para nuestro gusto le faltó fuerza y un poco de volumen pero supieron dar la talla en canciones como “Death” o “Bigger than us”, también presentaron su nuevo disco con su single “There goes our love again”.

La Habitación Roja nunca decepciona, a pesar de que fue un concierto muy corto los valencianos estuvieron tan simpáticos como siempre y aunque se dejaron alguna canción que nos gustaría haber escuchado no faltaron otras como “El eje del mal” o “Ayer” donde la gente lo dio todo.

Llegó el momento para uno de los grupos esperados de la noche, Editors, con un llenazo absoluto del escenario Desperados. Llegamos casi al inicio y tuvimos que quedarnos por detrás porque era muy difícil acceder a la torre de sonido. No faltaron temazos: “Bones”, “Munich”, “An end has a start” y presentaron canciones de su último disco “The weight of your love” para terminar con todo el público saltando con “Papillon”.

Fuimos a We are Standard a echar unos bailes pero pillaba de camino entre la marabunta de gente que iba a coger sitio para Steve Aoki y no nos enteramos de mucho, pegamos unos saltos con “On the floor” y poco más.

Y ya llega el esperado Steve Aoki, llenazo absoluto, una mezcla de electrónica, gritos del dj, y hasta cuatro ambulancias desfilaron por en medio del público. No faltó ni “Pursuit of happiness” ni “Turbulence”. Nosotros preferimos disfrutarlo de lejos.

Después de un agotador primer día fuimos al Beach Club a echar unos bailes con Squarelectric, un dúo formado por un dj y un batería con los que fue imposible no moverse, repasando temas de todos los estilos y de distintas épocas. Momento para recordar: Cuando sonó “Seven Nation Army” de los White Stripes y la gente empezó a corear la melodía. Para terminar la jornada y hasta que salió el sol estuvimos bailando con Buffetlibre.

banner WIR