banner WIR

Revolución a medio gas de Kendrick Lamar

Por Jose Eduardo Medina 0

Aston George Taylor Jr., conocido como Funkmaster Flex en los círculos del hip-hop neoyorquino, destapaba en las ondas de la emisora Hot97 siete minutos de nueva producción del rapero Big Sean, que no aparecerán en su próximo disco Hall of Fame (GOOD Music, 2013) por problemas con la licencia del sample, pero dejando claro que no es más mierda para radio.

 

El popular estribillo de la canción protesta chilena compuesta por Sergio Ortega y su grupo Quilapayun — ‘¡El pueblo unido, jamás será vencido !’ — pasada por el sintetizador se repite, con estridencia, siguiendo el ritmo de la base. Sobre ella Big Sean, Kendrick Lamar y Jay Electronica sueltan sus lenguas para narrar la dureza de construirse a uno mismo, frente a las miserias del mundo de los MC. Especialmente polémicos los versos del californiano, dispuesto a poner contra las cuerdas a la primera línea de raperos de la ciudad de Nueva York. Aquí se puede descargar la versión íntegra de Control (HOF), pasando a reseñar el fragmento en cuestión (vía complex):

Bout who’s the best MC?
Kendrick, Jigga and Nas 
Eminem, Andre 3000, the rest of y’all 
New niggas just new niggas, don’t get involved 
And I ain’t rockin no more designer shit 
White Ts and Nike Cortez, this is red Corvettes anonymous 
I’m usually homeboys with the same niggas I’m rhymin’ wit 
But this is hip-hop and them niggas should know what time it is 
And that goes for Jermaine Cole, Big KRIT, Wale, Pusha T, Meek Millz, 
A$AP Rocky, Drake, Big Sean, Jay Electron’, Tyler, Mac Miller 
I got love for you all but I’m tryna murder you niggas 
Tryna make sure your core fans never heard of you niggas 
They dont wanna hear not one more noun or verb from you niggas 
What is competition? I’m tryna raise the bar high...’

Concurrida lista de nombres, señalados directamente con el verso acusador de Kendrick dispuesto a llevárselos por delante. La respuesta de los aludidos no tardó en llegar, a través de twitter:

Diddy, Sean John Combs, metido ahora más en la industria de la música por cable, con RevoltTV, que en los estudios de grabación, le ha seguido el juego al rapero, agradeciendo las estrofas que levantarán de sus poltronas a los acomodados, broma en instagram incluida. Compañeros, y rivales al mismo tiempo sobre el escenario, han acudido raudos a sus teclados para alabar la visionaria palabra del profeta Kendrick, nuevo rey de Nueva York, sin levantarse de la silla.

 

 

Palmadas en la espalda y felicitaciones, revuelo en las redes sociales, para pasar la pelota al siguiente tejado, pero sin decisión a contrarrestar en los micros. Ninguno ha visto a Lamar cayendo en la trampa de su propia presunción. Obviando el sur a la hora de plantear su ataque frontal al establishment del hip-hop norteamericano, salvo por Big K.R.I.T., ha convertido al enemigo, la escena de Nueva York, en su propio fetiche  —’¿Significa algo en 2013 ser el rey de Nueva York? ‘ — curioso ver a un chico venido de L.A. con la necesidad de conquistar el podio neoyorquino para reivindicarse.

Paradojas de la situación, los que pronto asentían a favor del cambio en el acomodado sistema mantenían sus manos ocupadas, detallando esa aprobación, en sus comentarios de twitter o sus memes de instagram. Mientras, otros ya se habían puesto manos a la obra para contrarrestar con nuevas rimas la subida a las barbas del joven californiano, dejamos un par de ejemplos al final del artículo. Si algo podemos sacar en claro del corte de Big Sean y no sólo del fragmento de Lamar, ahí está el excelente cierre de Jay Electronica, es que esta última es la única actitud para salir del letargo y la autoindulgencia que tanto preocupa a los MCs estadounidenses.

 

banner WIR