banner WIR

TENTUDÍA, la Sevilla oscura

Por Ignacio Sánchez 0

Algo se cuece en Sevilla y no tiene que ver con un nuevo cambio en la nomenclatura de las calles de la capital andaluza para llenarlas aún más de cristos y vírgenes. Tampoco tiene que ver con los EREs y la jueza Alaya, incluso el fútbol pasa desapercibido para nosotros. Nos referimos al sello Knockturne Records, que en apenas siete meses de vida ha engendrado ya seis obras. Un sello que se aleja de los arquetipos del sonido indie para dar voz a las propuestas más inconformistas de la ciudad bajo la voz cantante de David Cordero (Úrsula), Francisco López, y Pedro Román (Monkeypriest), precisamente este último componente de TENTUDÍA, la última criatura en salir. Un cuarteto formado por cuatro personas hechas y derechas que nos presentan su particular versión de lo oscuro y opresivo a través de siete temas de corte instrumental, aunque alguna voz se quiera colar de fondo.

Tras ver su debut en Madrid a comienzos de septiembre en La Faena II nos ponemos en contacto con Pablo Vinuesa, encargado de maltratar la guitarra y pegar algún que otro berrido para que nos cuente más sobre este nuevo monstruo que nace bajo la alargada sombra de la Torre Pelli, nuevo epicentro del mal en Sevilla.

* ¿Tentudía? ¿De dónde sacáis ese nombre? ¿Tiene que ver con la comarca de Badajoz?

El famoso Monasterio de Tentudía
El famoso Monasterio de Tentudía

Sí, viene por la comarca de Badajoz. Para ser exactos del todo, lo escribimos “TENTUDÍA”, con mayúsculas y tilde (mucha gente piensa que se dice Tentudia, con acento en la u). Mi madre es de la zona, tengo familia en Calera de León y he conocido de siempre la leyenda y el por qué de haber construido allí el Monasterio hace siglos. Es una historia muy épica y muy sangrienta, así que cuando estábamos pensando en un posible nombre, a Alberto (teclado) y Pedro (bajista) les gustó, tanto por la sonoridad de la palabra como por la “gracia” de las cabezas cortadas y demás… Otros nombres delirantes que estuvimos barajando fueron Cantimpalos o Puñonrostro.

* Ya sabemos que vuestro nacimiento fue en un concierto de Retribution Gospel Choir, pero ¿por qué dais ese paso en ese momento? Realmente cuál fue el detonante o la chispa que hace surgir esta aventura.

Yo llevaba “retirado” de los grupos y los locales de ensayo desde mi época con D4insight y Sr. Chinarro, hablamos de un lejano 2001-2002, aunque seguía tocando en casa y de vez en cuando me picaba el gusanillo de volver al jaleo. Alberto es un amigo de El Puerto de toda la vida, y como hizo piano en el conservatorio siempre habíamos hablado de tocar algo, pero nunca lo terminábamos de concretar. A Pedro lo conocí trabajando ambos en Territorios y conectamos de inmediato en gustos (sobre todo en los más #DOLOR). Cuando me vi allí en aquel concierto, rodeado por un bajista y un pianista, me dije: “señores, aquí hay un grupo”. Los presenté, y desde ese momento, como solemos decir, TOPALANTE.

por Óscar Romero
por Óscar Romero

* ¿Alguna aspiración y logro por conseguir con este proyecto? ¿Os lo tomáis como un hobbie?

Tal como está la cosa en el negocio de la música, con la poca gente que va a los conciertos y los pocos discos que se venden, no está para tomárselo de otra manera… Básicamente lo que queremos hacer es poder tocar la música que nos gusta, poder llevarla al directo, poder grabarla y editarla en formatos bonitos y que, en ese proceso, al menos, no nos arruinemos. Si hemos conseguido eso estaremos contentos, aunque por supuesto no dejemos de intentar convertirnos en estrellas del post-jevi, pero eso sólo el tiempo lo dirá… Por otra parte, y esta es una reflexión personal un poco más seria, también me hace gracia ver a músicos, digamos, indies, quejándose de que no hay manera de ganarse la vida con la música, cuando yo no creo que le dediquen a esto 8 horas al día, 5 ó 6 días a la semana, como en cualquier otro trabajo, ¿verdad? Parece que quieren ensayar una o dos veces a la semana, tocar de vez en cuando un bolito y encima ganar pasta. Eso está imposible, me parece. Por otra parte, no sé, me da la impresión de que cuando conviertas tu música en tu trabajo puede que esta pierda parte de su atractivo. El ser humano, que lleva mal eso de las obligaciones…

* Los cuatro habéis formado partes de proyectos muy distintos al que ahora os une. ¿Cómo nace la idea de formar una banda con este sonido tan particular?

La primera frase que nos dijimos en aquel concierto de Retribution fue: “vamos a hacer música dura y chunga, tipo Swans o Neurosis”, así que la intención de hacer algo arisco, ruidoso y con mala hostia estuvo ahí desde el principio, pero luego la cosa ha ido evolucionando sin saber muy bien cómo. Somos cada uno un poco de su madre y de su padre en cuanto a gustos, aunque evidentemente haya querencias comunes. Dentro de que todos escuchamos bastante música y muy diversa, yo te puedo decir que lo que más suena en mi casa es rap de chavalitos jóvenes tipo Kendrick Lamar, A$AP Rocky, Drake o los OFWGKTA, curiosamente, y mucho r’n’b de gente como The Weeknd o Jeremih. Y por dar más ejemplos concretos, uno de los grupos favoritos de Alberto es Battles, a Pedro le tira más el metal “moderno” (Russian Circles, Sunn o))), Boris, Sleep, Earth etc.) y a Paula quizás bandas como Mogwai, Apparat… Encima, hay que añadir que, por medio, también han tocado con nosotros David Cordero (úrsula, Jacob) y Mariano Torres (The Baltic Sea), así que la mezcla de gustos e influencias es un poco locurón. Pero todo esto hace que nos lo pasemos mejor discutiendo, claro.

portada de TENTUDÍA
portada de TENTUDÍA

* Una pizca de Slint por aquí, un ramalazo de Mogwai por allá, un toque de Neurosis, unas gotas de Pelican… Las comparaciones son odiosas, pero si tuvierais que decidir una banda que realmente os inspire para crear vuestros paisajes opresivos, con cuál os quedáis.

Es complicado… Como decimos más arriba, quizás Swans y Neurosis. Swans en el sentido de que no nos importa quedarnos 10 minutos en el mismo acorde. Neurosis por intentar hacer algo con acordes metal pero desde una perspectiva más actual, y encima con un sintentizador… A mí, particularmente, me han “enseñado” a tocar la guitarra Slint, Codeine, Rodan, Fugazi, Neil Young, Robert Smith y Mark Kozelek, así que grupos posteriores como Isis, Pelican etc., dejando claro que no me disgustan, tampoco los consideraría una influencia directa. Vamos, que no. Pero, por ejemplo, luego escucho un disco de Earth, que a Pedro sí le gustan mucho, y entiendo perfectamente que la gente diga que somos clavaditos, aunque no sea algo consciente. Además, Alberto, Pedro y Paula te contarán otras tres historias distintas… Por eso es más interesante que estas cosas las respondan los críticos y el oyente.

* No hace ni un año que debutasteis en el Monkey Week y ya tenemos el primer álbum. ¿Teníais prisa?

Sí, sobre todo yo, que soy un viejales y hasta nos veo lentos en la manera de trabajar, ja ja… No, en realidad llevamos con el proyecto desde finales de 2011, lo que pasa es que hemos pasado por varias configuraciones y hasta el verano de 2012 no acertamos con el equipo y las intenciones ideales. Las cosas, de todas maneras, nos van saliendo un poco solas, no las forzamos porque sería comprar unas cuantas papeletas para equivocarnos en todo.

por Óscar Romero
por Óscar Romero

* ¿Os gusta el #DOLOR? ¿Cómo lo definiríais?

Lo del #DOLOR empezó siendo una coña en el local que empezamos a usar en las redes sociales. Hay gente a la que le gustó y gente que lo detestó, así que ya, nada más que por fastidiar, la llevamos por bandera, como lo del post-jevi, que es otra broma. El caso es que funciona, porque a la gente se le queda, así que no hay razón para abandonarlo. Y el #DOLOR, como sentimiento humano, nos gusta y nos disgusta, al mismo tiempo. Cuando hablas con nosotros en persona somos unos chavales muy simpáticos, pero es obvio que haciendo canciones de 10 minutos como las nuestras, algún tornillo nos tiene que faltar. Y hay un halo de chunguez y desesperación en el disco que creo que refleja perfectamente la época en la que vivimos. Si en estos tiempos no tienes ganas de salir a la calle a quemar cosas y matar gente, raro será… Nosotros, de momento, preferimos tocar; nos parece catárquico.

Buscando el agua en la piscina (por Óscar Romero)
Buscando el agua en la piscina (por Óscar Romero)

* ¿Por qué Raúl Pérez para que grabara el disco? ¿Tanto tira la piscina de los estudios La Mina?

¿Te puedes creer que nos prometió piscina y cuando llegamos allí todavía no la había llenado? Fue probablemente el peor momento de toda la programación. Como diría Paco, de Blacanova, casi tenemos allí unos suicidios e inmolaciones en directo. ¡Menos mal que nos pudimos tomar la revancha asaltando la alberca durante la grabación de Pylar! Ahora en serio, el trabajo de Raúl habla por si solo. Nos gustaba, sobre todo, que pudiera sacarle un sonido fantástico tanto a grupos tan delicados como I Am Dive como a otros más bestias como Blooming Látigo; esa versatilidad nos atrajo. Además, es simpático, aconseja estupendamente, tiene muy buen equipo y da buenos precios. ¿Qué más se puede pedir?

* Al tener amigos dentro de Knockturne Records, ¿os ha sido más fácil publicar el disco?

Sí y no. Parecía lógico, ya que nuestro bajista es un tercio del sello y además dos de los colaboradores ya graban cosas con otros proyectos en Knockturne. Pero precisamente tener tanta confianza y un miembro común puede llevar a situaciones donde las prioridades se mezclan… Pero al final, es lo lógico: son amigos, nos gusta lo que editan y nos atrajo mucho la idea de formar parte de una pequeña “escena” en la ciudad. No podía ser de otra manera, vaya.

* Sexta referencia del sello y a priori parece que sois los más accesibles. ¿Una apuesta por parte del sello?

Si piensan que van a hacerse ricos con nosotros lo llevan claro, je je… Pero sí, es cierto que TENTUDÍA y Malheur, por ejemplo, son un poco más accesibles que el resto de material. Esto podría apuntar a que somos dos bandas con un potencial comercial, dentro de la escenita en la que nos movemos, obviamente, un poco mayor que lanzamientos anteriores, pero al mismo tiempo es un arma de doble filo, porque igual le parecemos demasiado blanditos al oyente medio de Knockturne. Supongo que al final, tanto por la parte del sello como de las bandas, hay un poco de apuesta y un poco de riesgo.

* Ahora que parece que el vinilo vive una segunda juventud, ¿no habéis pensado en editar el álbum en ese formato? Incluso en cassette como hace vuestro sello con algunos trabajos.

Claro, nos encantaría… Pero el vinilo está ahora de moda y cuesta muy caro, y ni nuestros bolsillos ni los del sello andan precisamente boyantes. Si nos hacemos ricos y famosos y los CDs se venden muy bien, puede que en el futuro nos pensemos hacer una edición en vinilo, pero ya te digo que tendrían que pasar muchas cosas antes. Ojalá. El cassette también nos resulta muy atractivo como formato, pero no nos casaba con la idea de un álbum de casi 50 minutos. Pero lo tenemos en cuenta para futuras majaderías, eso sí…

* Maneras distintas de hacer las cosas incluso a la hora del directo ya que tanto vosotros como otros compañeros de sello elegís locales menos habituales en Sevilla para tocar, como el Orpheus Rock de Mairena del Aljarafe o “la Hollander”. ¿Motivos? ¿Falta de apoyo en las salas más tradicionales de la ciudad?

logo Sala Hollander sevillaSí y sí. Primero, el bolsillo: una banda como TENTUDÍA no se puede permitir tocar en Sevilla pagando 250 o 300 pavos para que la sala sea céntrica. Eso nos forzaría a que nuestros amigos y fans tuvieran que apoquinar 10 euros o más de entrada, y por ponernos en plan Fugazi, estamos en contra. La única manera de mantener precios razonables, además de poder tocar en horario que te dé la gana y no tener problemas con el volumen, es irte a los polígonos. Y además también nos gusta apoyar proyectos un poco radicales y que se mueven a base de ganas y corazón. Salas como la Holländer, Orpheus e incluso Ultramarinos, en Sevilla, u otras de fuera como el Mondongo en El Puerto de Santa María, La Faena II en Madrid, el Rincón Pío Sound de Don Benito o el Liceo Mutante gallego tienen todo nuestro apoyo y nuestro amor. Porque además son de los pocos sitios donde a la gente que los mueve les gusta nuestra música, y ya que somos pobres, al menos recibir cariño.

* ¿Qué tiene que pasar para que en Sevilla se apueste por sus bandas y se promocionen como dios manda? En Madrid por ejemplo LaFonoteca ejerce una importantísima labor de apoyo y escaparate de las nuevas bandas de la capital. ¿Falta creérselo? Parece que en la capital cada día sale un nuevo grupo y allí parece que cuesta más.

¿Te refieres a nuestra Sevilla, Ciudad Europea de la Música? Ja. Aquí todo cuesta más, empezando porque tenemos una escena muy cainita… No te dejes engañar por lo que ves en público: luego los grupos se odian y envidian que da gusto. Pero bueno, supongo que en todas partes será igual. La gente es gente. En Sevilla no se apoya el rock desde las instituciones, eso es una gran evidencia palpable, ya para empezar, en las enormes dificultades que hay para encontrar salas y locales de ensayos céntricos y a un precio razonable. No se conceden tales permisos. Nos expulsan a las afueras, y así todo cuesta mucho más, tanto para los músicos como para el público. Aun así, no dejan de salir bandas de puta madre, como Malheur, Holland, Miraflores, Blooming Látigo, Monkeypriest, Kaufer, José Cicuta, Tremolina, Sweethearts of America, Catorce, Trinidad… Parece que no, que no van a conseguir aplastarnos después de todo.

por Óscar Romero
por Óscar Romero

* Con motivo de la anterior, ¿qué proyectos destacáis de Sevilla? Ya sean conocidos o no.

Uy, perdón, nos anticipamos… Los dichos en la última frase de la anterior pregunta, obviamente. A los que habría que añadir a los que ya todos deberíais conocer, de Pony Bravo a I Am Dive pasando por Blacanova, Marina Gallardo, Orthodox o Tannhäuser. Y todo el hip-hop de aquí, de paso. Todos ellos son distintos, personales y muy muy recomendables. Y nos dejaremos alguno en el tintero para quedar fatal luego, seguro. Por si acaso: ¡lo sentimos!

* Últimamente bastantes bandas hacen adelantos exclusivos de sus discos en webs de medios musicales con gran calado, vosotros lo hicisteis en Mondo Sonoro. ¿Prima más el alcance que ofrecen estos medios que realmente el público objetivo al que va dirigido?

En nuestro caso tenemos el problema, que también puede ser una ventaja, de que no tenemos muy claro cuál es nuestro público objetivo, ya que tiramos de muchos palos e igual podemos gustar (y disgustar) a un fan de Mogwai, de Low, de Queens of The Stone Age o de Sleep… Mondosonoro pareció interesado desde el principio y su público se nos antojó no muy alejado de nuestras coordenadas, así en general. Evidentemente te proporciona una plataforma de escuchas a la que es complicado llegar de otro modo; también es verdad que luce mucho pero la realidad del número de escuchas por tema es otra bien distinta, pero en nuestro caso estamos contentos con la recepción. Volviendo a lo de antes, en el caso de TENTUDÍA es que tampoco encontramos una cabecera con la que nos identifiquemos al 100%. Nosotros vamos al hueco, como se suele decir en los ambientes deportivos.

* Intentamdo llegar al máximo número de personas, pero TENTUDÍA no están en Spotify.

Por ahora sólo Bandcamp. Queremos Spotify también, pero creo que tiene un peluseo porque debe subirlo quien posee los derechos (normalmente el sello). Como en este caso Knockturne no los posee porque todos pasamos de la SGAE y licenciamos con Creative Commons, no tengo muy claro cómo se hace. Lo investigaremos. Bandcamp mola porque es rápido, no te pregunta nada y te deja opciones de sólo escuchar, descarga gratuita, de pago y licencias CC. Pero vamos, nos interesa cualquier vía. ¡Yo no me quedaré tranquilo hasta que no vea rular nuestro disco por The Pirate Bay!

* ¿Planes de más conciertos por España tras las fechas de Madrid y Don Benito?

Para empezar presentamos nuestro debut de nuevo en Sevilla y de nuevo en la DF Höllander, donde nos tratan con mucho amor. Será el domingo 29 a las 19h. y por 5 euros de nada. Además, se subirán al escenario, por primera y probablemente última vez, todos los amigos que han colaborado en el disco: Marco Serrato (Orthodox, Jacob, Hidden Forces Trio), Xavi Castroviejo (Blooming Látigo), José Luis de la Vega (Holland, Groove on Woods) y Joaquín Andrés Corrales (Groove on Woods, My Yellowstone). Vamos a ser hasta 8 gentes dándolo todo en el escenario, así que esperamos que merezca la pena. También tocaremos de nuevo en el Monkey Week, pero esta vez como uno de los 6 finalistas del concurso Desencaja. No vamos a ganar, pero esperamos asustar a las pobres vecinas portuenses lo máximo posible, a base de ruido y alaridos. Y estamos trabajando ya en futuras fechas por el norte, probablemente ya para principios de 2014, pero todavía no podemos decir nada seguro. Sí que Madrid, de nuevo, Barcelona y el País Vasco andan ya en la mira del #DOLOR. Ojito.

banner WIR