banner WIR

Factory Floor: el lado oscuro de LCD Soundsystem

Por Juanjo Rueda 0

8.0

Nota
8.0
80%

James Murphy se retiró de la primera línea musical, con su proyecto LCD Soundsystem, pero eso no quiere decir que de una forma más o menos directa no siga influyendo en los destinos de los inquietos buscadores de propuestas excitantes y diferentes. Así algunos estarán pendientes de su colaboración con Arcade Fire pero no deberían desviar la atención del sello que codirige, DFA Records, porque acaba de editar uno de los discos a tener en cuenta este año.

Factory Floor es un proyecto musical nacido hace ya unos cuantos años en Londres, que ya había entregado singles y EPs previos pero que ahora, por fin, lanzan su primer disco largo. En la idiosincrasia musical de este primer disco largo se pueden percibir ecos musicales derivados -ya sea en forma o en espíritu- de la música industrial, del post-punk, el Acid o del minimalismo electrónico. Sus (largos) temas se construyen sobre bases de loops y beats rítmicos y minimalistas, en los que van entrando y saliendo percusiones, efectos sintetizados y la voz (femenina), esta última tratada de forma maquinal, fría, casi aséptica. Las guitarras están desterradas y cuando aparecen fugazmente, como en el interludo “Two”, es casi para darse cuenta de que se han equivocado de fiesta. Son casi como el lado oscuro de LCD Soundsystem.

Quizá, para algunos oídos menos acostumbrados a los mantras maquinales oscuros, el disco se pueda hacer algo repetitivo en una primera toma de contacto pero las escuchas posteriores incrementan el hipnotismo y el magnetismo rítmico de temas nacidos grandes (“Here Again”, “Fall Back”, “Two Different Ways” “How You Say” o “Breathe In”) convirtiendo este disco en una propuesta distinta y difícilmente clasificable en una etiqueta concreta. En la música popular actual, en un mar de propuestas en muchas ocasiones tan similares y acomodadas (da igual el estilo) es siempre de agradecer grupos de musicalidad mucho menos codificada y obvia.


banner WIR