banner WIR

Gloria, caníbal de la estación, jornada 3 del Zinemaldia 61

Por David Sánchez 0

Tercer día de festival, con sorpresas positivas y jóvenes promesas al alza.

Puppy Love (Nuevos directores)

puppy loveDelphine Lehericey nos trae una refrescante historia sobre el adolescente moderno donde Diane, una introvertida chica de 14 años, explora su sexualidad a raíz de la llegada al vecindario de una carismática adolescente inglesa, Julia.

La película es entretenida, está bien ambientada, bien interpretada y muy bien dirigida, que es lo que importa al fin y al cabo en esta categoría. La duración también ayuda (80 minutos), no se hace monótona y tiene ritmo. La banda sonora está elegida a la perfección, y le da empaque al producto final. El único pero que se le puede poner a este tipo de película en concreto es que no se ahonde en el drama interno de los personajes, peca de superficialidad y le resta puntos para el notable, con el añadido de no saber muy bien qué quiere contarnos o hacerlo de una forma un poco difusa. Aún con eso, el buen tratamiento a los personajes en cuanto a diálogos, hacen de esta “La vie d’Adele” light (relativo ese light, que hay desnudos explícitos de menores) una de las propuestas más interesantes de la categoría y nos pica el gusanillo esperando el nuevo proyecto de Delphine. Nota: 6,5/10

Gloria (Perlas)

gloriaCola de media hora y que da la vuelta en el Victoria Eugenia para ver una de las películas más esperadas de la sección perlas. La historia nos habla de Gloria, una divorciada de 58 años y de cómo vive su día a día. El punto positivo de la trama, aunque nos hable de un tema tan oscuro como la soledad, es que lo hace desde un punto de vista cómico y en el que rápidamente Paulina García se mete al público en el bolsillo gracias a una impresionante actuación (oso de plata en Berlin), creando un personaje con el que empatizamos al máximo e incluso llegamos a querer.

Gloria es una película, al igual que su protagonista, llena de vitalidad, de esas que ves con sonrisa de oreja a oreja pese al drama, de esas en la que los problemas se quedan en el piso de arriba y no dejas que te atrapen. Gran ovación y una historia muy bien contada por parte de Sebastián Lelio. La candidata chilena a los Oscar y los Goya es un huracán, estad listos para disfrutar. Nota: 8/10

Fruitvale Station (Perlas)

fruitvale stationLa triunfadora de Sundance llegaba a Donostia con fuerza, y había ganas de conocer la historia de Óscar, un joven de color que es asesinado por la policía en la estación de tren Fruitvale el día de nochevieja de 2008. La historia está basada en hechos reales, y tuvo una enorme repercusión (aún la tiene) en Norteamérica.

Tras el primer visionado te das cuenta de que la trama es algo que ya hemos visto miles de veces, un gran prólogo encaminado al final, donde santificamos al protagonista, un ex convicto que cambia por su familia, se redime y a partir de ahora empieza a ser buena persona, justo cuando la justicia, en este caso, un organismo de poder como la policía, le quita la vida de forma cruel y ¿voluntaria?

La historia está bastante desaprovechada, no quiere polémicas y se limita a contentar al espectador. No hay crítica social ni denuncia a cómo los medios que creamos para protegernos, son igual de peligrosos que nosotros mismos, y encima se amparan en derechos y armas. En ese aspecto es un poco decepcionante, aunque, pese a ser ese tipo de película emotivamente manipulativa, con un esquema repetido y que ya conoces el final, me ha gustado, quizás en parte por la gran actuación de todo el elenco, que te mete de lleno en su núcleo más cercano y que está magistralmente contada. Un ejemplo perfecto de que muchas veces la forma es tan importante o más que el contenido, una película que sin brillar, llega al notable. Nota: 7,5/10

Caníbal (Sección oficial)

canibalGanas de ver esta producción hispano-rumana. Antonio De la Torre me parece uno de los actores más infravalorados del panorama actual, y tenía bastante hype. Poco a poco, esto se va disolviendo. Y es una pena porque Caníbal empieza bien, muy bien. Maravillosos planos largos, expectativa del espectador creada con recursos simples pero muy bien ejecutados y un De la Torre que acojonada cuando sale de caza. El problema es que solo vemos un par de escenas de esta naturaleza en toda la película. Al final, Caníbal termina siendo más un ejercicio experimental, un anticlímax de dos horas, que una película entretenida. Porque ese es su gran problema, es muy aburrida. La conversión de Caníbal sin escrúpulos a carnívoro enamorado no necesita de hora y media para su evolución, y menos con ese ritmo, con menor frecuencia que el corazón de un ciclista. Para colmo ésta resulta poco creíble y el mismo De la Torre que empieza soberbio, acaba sin gas y atrapado en un personaje soso y sin gracia. Una pena, de verdad. Nota: 5/10

banner WIR