banner WIR

Kanina Rock 2013: La Redondela enseña los dientes

Por Redacción EER 0

Fiel a su cita con el final del verano, desde hace seis años ya, llegó el Kanina Rock. Un festival que nace de la pasión y la necesidad de música de un grupo de vecinos del municipio onubense de La Redondela. Bajo los conceptos de la gratuidad, el esfuerzo, la convivencia y el buen rollo se presentaba la sexta edición del Kanina Rock. Conceptos llevados a la práctica exquisitamente por la organización del festival, la asociación Arte-rock con César al frente, Flo, Alberto, Emilio, Eva y tantos otros que, como cada año, se dejan la piel, literalmente, en tamaña empresa.

Lejos de carecer de la infraestructura propia de un festival en el que te dejas los cuartos, desde que llegas te da la impresión de un evento de los de pago y lejos de esto también la organización opta por el acceso libre y precios muy populares que hacen, además ed la música, uno de las mejores banderas del festival. Mención especial al Merkanina y a Belén que un año más nutren de artesanía con decenas de puestos de lo más variopintos. No faltaban la zona de acampada cubierta (gratuita, por supuesto), alguna que otra atracción para esos enanos rabioso y por encima de todo, la barra que funcionó con precisión suiza durante todo el festival.

Barrio Konflictivo / Ricardo Barby
Barrio Konflictivo / Ricardo Barby

Este año el Kanina Rock nos sorprendió añadiendo un día mas de festival, el viernes 23, que hizo de traca inaugural y cuyo cartel lo escribieron grupos locales. Urko Uribe, joven guitarrista (¡16 años!) con un inusual talento sobre las 6 cuerdas que, con cuatro covers del maestro Steve Vai, nada menos, dejó boquiabiertos a cuantos estábamos allí. Poco después, con menos luz y algo más de gente subieron al escenario Barrio Konfliktivo, banda local que versiona a Barricada, sacando brillo a los viejos himnos de la banda navarra, dándoles un toque de frescura con la voz de Eva y Emilio a la guitarra y voz. Les siguieron Impacto, grupo bandera de La Redondela que con cerca de 30 años ya a sus espaldas, salieron a divertir y a divertirse, rockanrol añejo, sin complejos, con sabor a Burning y buen whisky. Salpicaron su set list con versiones de Siniestro total, Rolling stones, ZZtop, Beatles, Ramones, AC/DC y pusieron la guinda al pastel con su versión de “en un puerto italiano”. Pasada la una de la madrugada subían al escenario Metrajinchos, grupo abanderado del rock de bar, como llaman a su estilo. Abrieron con su tema dedicado al festival, “Kanina Rock”, coreado por los presente, tema tras tema y birra tras birras fueron desgranando los temas de su maqueta como “Parece”, “Madre tierra”, “Dependencia” y como no “Agüita amarilla”. Azaña salieron a demostrar que saben hacer buen metal y fue lo que escuchamos los que allí estábamos, un sonido contundente y demoledor liderado por su carismático frontman y cantante, Felipe. Temas como “El pulso”, “Kronos”, “Azaña” o la instrumental “Zero” dieron fe la buena forma en la que se encuentra esta banda onubense. Incluyeron en su setlist alguna versión como “Perro traidor” de Saratoga con la que cerraron una fantástica actuación y ganándose las alabanzas del respetable.

Escuela de Rock de la Redondela / Foto: Garikoytz Barea
Escuela de Rock de la Redondela / Foto: Garikoytz Barea

Al día siguiente, 24 de agosto, y ante la sorpresa de la gente que se empezaba a acercar, ya pasadas las horas “de la caló”, subieron a las tablas del Kanina Rock lo chavales de la escuela de rock de La Redondela, chavales con menos de quince años haciendo rockanrol cayosobre las tablas de un festival y ¡dando el callo! ¡chapeau!.

Encendieron la mecha del segundo día los onubenses Sypnos, con algo más de trescientas personas ya en el recinto. Metal melódico con geniales armonías tanto de guitarras como de voces y tintes de metal más pesado, dieron cancha a su disco “Equinoccio” con un directo potente y fluido con temazos como “Mentiras”, “Agua y sed”, “Equinoccio”, “Nada” o “Memoria borrada” y una fantástica versión de Melón Diesel, “Hombre en el espejo”. Edu Segura Voz, Niko Méndez Guitarra y coros, Manuel Ferrero Guitarra, Daniel Nogaledo Bajo y estrenándose a la batería, Armando. Se hacia de noche y de su mano llegaron Black TV, también de Huelva, con una acertada mezcla entre R.A.T.M. y aquellos legendarios Guano Apes. Se notaba ya la afluencia de público, pues los aplausos entre tema y tema se oían de tanto en tanto más ruidosos. Con Cristina a la voz y genial frontwoman, el grupo se desenvolvió fácilmente en el escenario, con un sonido prístino y envolvente que hacía mover el cuerpo inevitablemente; gran trabajo de Dewy Conde a la guitarra y Fernando al bajo junto con Doky a la batera y Dewy a la guitarra.

The Milkyway Express / Foto: Garikoytz Barea
The Milkyway Express / Foto: Garikoytz Barea

Ya metiditos en faena saltaron a la palestra los sevillanos The Milkyway Express, banda a la que ya había tenido oportunidad de ver en otras ocasiones y que me demostraron (no solo a mi) que no hay escenario demasiado grande para ellos. Con su rock sureño (¡hasta con acento!) y rythm&blues se metieron a la peña en el bolsillo desde el principio y nos dieron un movidito paseo por una música atemporal y que no entiende de edades. Cinco musicazos como la copa de un pino sudando feeling por los cuatro costados y dejándose el pellejo en el escenario como mandan los cánones. Sobran más palabras.

La noche prometía mas decibelios y así se lo plantearon los siguientes en pasar por el escenario kanino. El Muerto, también de Huelva, subieron la potencia sónica al máximo con su nu-metal con esos teclados ambientales que te elevaban del suelo sin quererlo, afinaciones subterráneas de guitarras y bases rítmicas en las que la cabeza sube y baja cual gato chino de la suerte. Supieron llevarse al público a su terreno y dejarnos a todos casi “muertos”. Angel teclado y voz, Juan guitarra y voz, lulibass, Manuel guitarra, Godo dj, Lolo batería.

Embersland, desde Barcelona, nos presentaban su mezcla de metal gótico y sinfónico. Con el público algo disperso pero con las ganas intactas salieron a incendiar el escenario. Las voces de Will y Xavi inundaban de dramatismo el ambiente mientras que la sección rítmica, Víctor al bajo y Damián a la batería le daban peso sónico a dichas armonías vocales. Fantástico el trabajo de Jimmy a la guitarra, un autentico guitar-hero! Temazos como “why”, “memories” o “fight for my dream” sonaron atronadores con la banda entregada al máximo y disfrutando sobre el escenario.

Llegaba, con algo de retraso según el horario previsto por la organización, el plato fuerte del festival. Desde Madrid y como adalides del rock de toda la vida, Viga. A la banda se la había visto durante los dos días disfrutando del festival e impregnándose del buen rollo reinante. Así, cuando subieron a su altar rockero, ya sabían de sobra como ganarse el respeto y admiración de cada alma allí presente (amen de los 32 años que llevan haciendo rocanrol). Presentando su último trabajo, “Elektrokalambrera”, y repasando trallazos de toda su carrera además de deleitarnos con versiones de clasicazos del rock español como “Mi rollo es el rock” o “Son como hormigas” de Barón Rojo , tema este último en el que contaron con Felipe, cantante de Azaña, como colaboración especial. Cerca de las cuatro y media de la madrugada Viga terminaron su glorioso paso por el Kanina Rock e hicieron de cierre para esta edición del festival, que esperamos que el año que viene vuelva con la misma fuerza e intensidad.

En definitiva, una apuesta sobre seguro el del festival onubense, un buen fin de semana de puro rock y sobre todo muy buen rollo, que hace de La Redondela, población muy cercana a destinos vacaciones de verano, un buen lugar para acercarse a finales de agosto para disfrutar de la música y de sus gentes. Una apuesta distinta a la que estamos acostumbrados últimamente. ¡No os perdais el Kanina Rock 2014!.

banner WIR