banner WIR

Rock en Seine 2013, sigue el rock en París (II)

Por Ross Gallagher 0

Segundo día de festival y a priori el más flojo. Tanto así que nos entretuvimos un poco más de lo deseable visitando París y entramos ya directamente para ver a Laura Mvula. Buen concierto, buena voz Soul, y buenos temas en su álbum debut Sing to the Moon, en el cual destaca especialmente “Green Garden“.

Laura Mvula en Rock en Seine 2013. Foto de Sylvere.
Laura Mvula en Rock en Seine 2013. Foto de Sylvere.

Continuamos el día ping-pong yendo del Pression Live, el más cercano a la entrada, al Principal, el más alejado, para ver a Black Rebel Motorcycle Club, que ofrecieron un espectáculo muy parecido al del pasado FIB, con canciones como “Berlin” o “Ain’t Easy Way Out” como principal exponente en un show con un sonido tan característico como el de los americanos.

Black Rebel Motorcycle Club en Rock en Seine 2013. Foto de Sylvere.
Black Rebel Motorcycle Club en Rock en Seine 2013. Foto de Sylvere.
fz0o
Wavves en Rock en Seine 2013. Foto por Sylvere.

De nuevo tocó hacer “pong” para ir a ver a Wavves, que estaban dando caña presentando su último disco, “Afraid of the Heights“. Enérgicos, pero sinceramente le falta intensidad y canciones con las que enganchar. No terminaron de convencer los californianos, aunque estuvieron simpáticos, especialmente el guitarra Stephen Pope, impresionante con sus pintas metaleras y sus bromas, interpretando en repetidas ocasiones el riff de “Are You Gonna Go my Way” de Lenny Kravitz.

NIN en Rock en Seine 2013. Foto por Sylvere.
NIN en Rock en Seine 2013. Foto por Sylvere.

Y “ping”, vuelta al principal para ver a Nine Inch Nails en lo que acabaría siendo el concierto del festival. Vaya por delante que no soy (o era) fan suyo, primera vez que me enfrentaba a un concierto de los de Trent Reznor, pero sonó genial. Potente de cojones sobre todo en su primera parte, con temas como “March of Pigs” o “Closer“, un juego de luces y pantallas móviles, que acompañaban y enlucían el espectáculo, aunque sin llegar a llamar más la atención que la propia música, cosa de la que adolecen otros grupos grandes.

Hacia la segunda mitad hubo un pequeño bajón en cuanto al ritmo del concierto, unos momentos de respiro que vinieron bien para tomar aire con  “Help Me, I Am In Hell“, “Me, I’m Not” y la recien estrenada “Find My Way“, pero remontó enseguida dando paso a temas clásicos en su repertorio como “Only“, “The Hand That Feeds” y “Head Like a Hole”  para terminar y ya en el bis, la emotiva “Hurt“.

Ahora tocaba elegir entre Vitalic (que los ví en el pasado SOS, y sinceramente no es lo mío) o hacer “pong” otra vez y ver a Valerie June, protegida de Dan Auerbach (The Black Keys). Pero había hambre, así que opté por cenar y coger sitio para Phoenix, que iba a cerrar el día.

Phoenix
Phoenix en Rock en Seine 2013. Foto por Sylvere.

Y Phoenix, que jugaba en casa, dió un muy buen concierto. Motivados hasta el extremo, pusieron por las pantallas cómo llegaban en directo hasta el escenario y se mostraron muy animados, y el público más entregado que nunca, coreando y bailando. Los espectadores en este festival, todo sea dicho, suelen ser un poco paradetes, pero aquí no fue el caso, y fue un sin parar de bailar tema tras tema.

No faltaron los hits que fueron dejando caer a lo largo de un concierto que abrió y cerró con Entertainment, primer single del último disco, y que contó con un Thomas Mars en plan estelar que hasta decidió correr y encaramarse a la torre de sonido para posteriormente volver al escenario haciendo crowdsurfing.

Fue en éstos compases finales cuando hizo acto de presencia la lluvia, suave al principio, que ya no dejaría de caer hasta la tarde del día siguiente, dejando el recinto lleno de barro, aunque no supuso ningún menoscabo para los conciertos.

Wall of Death en Rock en Seine 2013. Foto por Nicolas Joubard
Wall of Death en Rock en Seine 2013. Foto por Nicolas Joubard

Y el día siguiente (y último) llegó, porque lo bueno pasa rápido. Aún con una fina lluvia, llegué para los compases finales de Surfer Blood y a tiempo para ver la lamentable actuación de Wall of Death, grupo novel del tipo de los que todos los años trae el festival de entre los más prometedores franceses, y cuya actuación, que en principio prometía por psicodélica y llena de garra, se diluyó como un azucarillo en medio de la lluvia que caía. Nada de fuerza, nada de sentimiento, nada de espectáculo. Un aburrimiento.

Ms Mr en Rock en Seine 2013. Foto por Victor Picon.
Ms Mr en Rock en Seine 2013. Foto por Victor Picon.

Turno de los neoyorkinos MS MR, a los que me acerqué a ver ya que su primer LP ha llamado mucho la atención. A priori lo más llamativo es el pelo verde-amarillo-naranja de Lizzy Plapinger y su atuendo de leotardos blanco y negros, pero defiende bastante bien su propuesta, que es como si a Florence + The Machine se bajara del dragón se le olvidara la épica, los chorrazos de voz que se gasta y le diera por dar un aire más electrónico a sus composiciones.

Bastante ameno el concierto, que se me pasó rápido, y en el que “Hurricane” destacó para bien por encima de los demás. Fue entonces cuando, negándome a hacer más ping-pong, me decidí por Is Tropical en lugar de Eels. Fallo en el sentido de que por mucho que “Dancing Anymore” sea un temazo como la copa de un pino y sean capaces de llevarla dignamente al directo, el resto de temas la verdad es que distan mucho del sonido que ofrecen en disco y el sonido queda seco, sin gracia, incompleto.

Parece que necesitan mejorar mucho o ser más de tres músicos para lograr llevar al directo sus composiciones… o quizá incluso tirar mejor de pregrabados (que también los había), con tal de que no quede tan soso un concierto que debería ser una fiesta. Especialmente chapucero sonó el principio con “The Greeks“.

Is Tropical en Rock en Seine 2013. Foto por Nicolas Joubard
Is Tropical en Rock en Seine 2013. Foto por Nicolas Joubard
Parquet Courts
Parquet Courts en Rock en Seine 2013. Foto por Victor Picon

Bueno, de allí a Parquet Courts, otro grupo para subrayar y principal razón por la que no quería ir a ver a Eels, lo cual hubiera implicado perderme parte de su concierto. No defraudaron, temas sin parar, cortos y enérgicos, garage rock divertido para pogo y bailoteo de unos debutantes que tienen tan solo un álbum, Lift Up Gold.  

De allí a ver a Lianne La Havas, que saldría bastante más recatada que en su concierto del Día de La Música. Vozarrón, Soul, tablas, la verdad es que estuvo mejor que en Madrid. Parece mentira de que nos encontremos ante alguien que, como muchos de los artistas de la presente edición, tenga hasta ahora publicado sólo un largo, Is Your Love Big Enough? , completado con un par de covers, entre ellos del “Weird Fishes/Arpeggi ” de Radiohead.

Lianne la Havas en Rock en Seine 2013. Foto por Nicolas Joubard
Lianne la Havas en Rock en Seine 2013. Foto por Nicolas Joubard
Chvrches en Rock en Seine 2013. Foto por Victor Picon.
Chvrches en Rock en Seine 2013. Foto por Victor Picon.

Para rematar ya el día de los “debutantes”, era el turno de Chvrches, cuyo disco estará al caer (¡por fín!). Dieron un concierto parecido al que pudimos ver el pasado FIB aunque empezaron  más entonados. Muy agradables, aunque aún no consiguen que el directo supere a sus grabaciones, lo cual siempre resta puntos. Aún así estuvo muy bien bailar “Lies“, “Gun” o “Recover” de nuevo antes de tirar para ver el cabezón de la presente edición, System of a Down.

La reunión de los Americano-Armenios se mostró a tope desde el principio y arrancó con temas como, “Aerials“, “Prison Song” o “I-E-A-I-A-I-O“. También tuvo sus momentos más tranquilos, como por ejemplo “Lost in Hollywood” (que bueno, es una canción que considero totalmente prescindible, a pesar del bombo que le dan) y para el recuerdo, de aquellos como yo que crecimos oyendo a este grupo, quedan “Psycho”, en el que igual que hiciera Franz Ferdinand, versionó el “I Feel Love” de Donna Summer, “Toxicity”, un “Chop Suey!” acelerado de más y en general un repaso bastante acertado a su discografía que personalmente me dejó muy satisfecho, además del gustazo poder saludar al día siguiente a Serj Tankian, al cual encontramos haciendo turismo por París.

SOAD en Rock en Seine 2013. Foto por Victor Picon.
SOAD en Rock en Seine 2013. Foto por Victor Picon.

Así cerré otro año más en este estupendo festival, al que volveré si no pasa nada el año que viene, por cómodo y disfrutable, por su sonido, y como no, por su música.

banner WIR